Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

ActualidadHistorias de carne y hueso, léalas por favor, son reales.

Historias de carne y hueso, léalas por favor, son reales.

Por JOHN JAIRO ARIAS HENAO

Pasé por el Hospital Universitario San Jorge, igual, casi a diario lo hago, y en la puerta que da a la salida de la morgue me tocó ver una escena que te deja entre perplejo y consternado.

Allí estaba una familia, no reparé bien, porque no era el momento, pero lo que si sé, es que estaban esperando que sacaran de ese lugar el cadáver de un ser querido, tampoco me atreví a indagar; pero lo que si me tocó ver fue la salida de un cuerpo totalmente forrado en un material plástico, con gruesas cintas y el llanto fue desgarrador, momentos difíciles al saber que diferente a otras circunstancias, está vez, solo recordar la última vez que lo vieron o la vieron con vida, y que nunca imaginaron que el final fuera ese.

Me tocó hace poco, servir de mediador entre unos hijos y un nieto, para que desde una sala para pacientes UCI y ellos en una cafetería cercana, alguien les dijera oficialmente qué pasaba con su madrecita y abuela, porque las comunicaciones son difíciles, las visitas prohibidas y la desesperación mucha; por fin y en altavoz del celular, escuchan al profesional que les da un parte de tranquilidad por un lado y de incertidumbre por otro, y les explica que el  Covid 19 es enigmático e indescifrable; entre lágrimas y agradecimientos, me despido de ellos, con la confianza en Dios, en la medicina y los profesionales.

Y este tercer relato es dramático y muy triste, como en muchos casos, una familia cercana y amiga; en cuestión de muy pocos días mueren, bajo el imperio del virus Covid 19, dos hermanas y un hijo de una de ellas, no aguantaron los ataques implacables de este enemigo impredecible.

Es increíble, que aún no creamos en esta  pandemia, es triste ver que la normalidad, ha regresado a muchas partes y que es difícil contener el contagio, los casos siguen y por obra y gracia de Dios, no van a disminuir.

Si el virus no ha llegado a tu puerta, dad gracias a Dios, pero cuídemonos, que él también espera eso de todos nosotros; seamos responsables de nuestra vida y la familia de los amigos y vecinos.

Hay un enemigo suelto, y no lo venceremos de la noche  a la mañana, ataca a todos por igual, y todos estamos expuestos y propensos.

Las historias que he narrado son auténticas y reales, me reservo los nombres por respeto a sus protagonistas.

JJ Arias Henao

1 COMENTARIO

  1. Gracias por el énfasis en que es una época de pandemia.
    Gracias , necesitamos tomar conciencia de que el virus se comporta de forma diferente en cada organismo.
    Este 2020 nos sorprendió con el Covid, Y cada vez surgirán nuevos virus que invadiran la tierra, para lo cual se debe adquirir respeto por las normas de bioseguridad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos