Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

ActualidadIncoherencias de la Iglesia Católica

Incoherencias de la Iglesia Católica

A propósito de la Semana Santa que acabamos de vivir, podemos mencionar que históricamente ha sido un periodo de fervor religioso y reflexión espiritual, pero se ha visto sacudida en los últimos años por una serie de acontecimientos que han llevado a una profunda reevaluación de la relación entre la Iglesia Católica y la sociedad civil. Estos eventos han revelado grietas en la estructura moral de la institución religiosa y han generado múltiples cuestionamientos sobre su papel en la vida cotidiana de los fieles.

La cuestión de la disponibilidad de las iglesias durante la Semana Santa ha generado preocupación. Antes, las puertas de las iglesias estaban abiertas durante todo el día, permitiendo a los fieles participar en las celebraciones religiosas en cualquier momento que lo desearan, sin embargo, en la actualidad muchas iglesias tienen horarios limitados de apertura, lo que dificulta la experiencia religiosa de los creyentes y afecta negativamente la vitalidad de la tradición católica y la posibilidad de fomentar el turismo religioso en todo el Eje Cafetero.

Pero no solo tiene que ver con la apertura o no de las iglesias. Un ejemplo reciente, ocurrido en una misa de «sanación» en el municipio de Supía, Caldas, el viernes 22 de marzo a las 4:00 p.m. en “El Popular”, expone una realidad dolorosa y conflictiva. Una joven de 31 años que padece cáncer terminal en varios de sus órganos y que se encuentra en un momento de profunda necesidad espiritual, fue rechazada públicamente por un sacerdote para ser confesada y para recibir la comunión y la unción de enfermos, todo esto, por vivir en unión libre con su actual pareja. Esta acción, que negaba a la joven el acceso a los sacramentos católicos, contradice directamente el mensaje de misericordia y compasión promovido por el Papa Francisco.

El incidente ejemplifica un conflicto más amplio entre las enseñanzas de la Iglesia Católica y su aplicación en la vida real, especialmente en “contextos periféricos y alejados”. Mientras el Papa insta a acoger a todos, independientemente de su situación civil, la realidad en el terreno a menudo parece alejarse de este ideal, dejando a los fieles en una situación de confusión y desilusión.

¡Con razón cada vez son menos los asistentes a estos recintos! Estos cambios en la forma en que se vive y se experimenta la religión, reflejan un momento de crisis y transformación en la relación entre la Iglesia Católica y la sociedad. Y no hablo solo de quienes no asisten en Semana Santa, sino de quienes preferimos frecuentar la palabra de Dios desde nuestros hogares, porque espiritualmente, no hallamos lo que necesitamos en las iglesias.

Es importante reconocer que, a pesar de los desafíos que enfrenta la Iglesia Católica, existen sacerdotes comprometidos que realizan una labor extraordinaria en beneficio de la comunidad. Estos líderes religiosos, con su dedicación y servicio desinteresado, son ejemplos vivos del amor y la compasión que deberían caracterizar a la institución eclesiástica. Son ellos quienes, a través de su entrega y vocación, apoyan a quienes buscan consuelo, orientación y apoyo espiritual en momentos de dificultad y necesidad.

La iglesia debería ser, en su totalidad, un escenario de unión, reflexión y renovación espiritual para todos, sin importar su situación civil. Es hora de que la Iglesia Católica se alinee con el mensaje emitido desde el Vaticano, sí y solo sí, lo que se desea es asegurar que la fe siga siendo un faro de esperanza y consuelo para todos los que la buscan, no en una semana al año, sino en todo momento.

Natalia López Arboleda. Politóloga UAM. Especialista en Contratación Pública UM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos