Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

CulturaCineItalia, Cine y Pandemia

Italia, Cine y Pandemia

Por: Germán Ossa

Qué raro que un país tan inteligente, tan vigoroso, tan culto, tan lleno de méritos de todo tipo, con precursores de la imaginación, el arte y la ciencia en su seno, esté pasando hoy día por esa vergüenza en la salubridad.

Uno de verdad se aterra. Y más, si lo compara con otras naciones que no tienen tanto “pedigrí”, y que han manejado la pandemia que acosa a este planeta ahora, con tanta precisión, en las etapas que hay que hacerlo. Y qué pena ponerlo al lado de Cuba, por no citar sino un pequeño país, que hasta le ha llevado brigadas de médicos para enfrentar como Guerreros que son, a ese ejército sin alma conformado por miles de millones de milimétricos virus.

Me gusta pensar en su cine, el italiano, sencillamente porque en su seno, han nacido a lo largo de la historia del séptimo arte, algunas de las corrientes cinematográficas más importantes que se han dado en su corta historia y una de ellas, tal vez, la más hermosa que haya surgido, después de las enseñanzas que dejó para la cultura de la humanidad, el cine social (con el humor por dentro), que nos dejó Charles Chaplin, cual es el NEORREALISMO ITALIANO.

Esta spectacular corriente surge en la Italia de la II Guerra Mundial. Ya habían hecho muchas películas históricas, otras de corte sureño, hartas de posguerra, puñados de películas sonoras y sobre el fascismo, ni se diga. Su base es la observación sencilla de la realidad, con ojo crítico, para poderla mostrar por medio de la imagen. Describir la vida tal cual es y a los hombres tal cual ellos son, eso es lo que se propone.

Esta definición subraya el factor de «la historia y la época», por un lado, y por otro el de «el realismo y la documentación», puesto que el movimiento trataba de apoyarse en la realidad. A ellos cabe añadir un factor técnico, pues se habla de la sencillez de los realizadores neorrealistas que se vieron, ciertamente, condicionados por los medios limitados de los que podían disponer y por la necesidad de contar con decorados naturales, habida cuenta de la imposibilidad de construir otros artificiales (inmediatamente después de 1944, era impensable contar con estudios)

Esta sencillez dictó también la necesidad de dirigirse a seres humanos, más que a actores, bien fuese para crear la atmósfera buscada, bien porque los actores, acostumbrados a interpretar papeles épicos y protagonistas bajo el antiguo régimen, no podían transformarse de la noche a la mañana en héroes de aquel nuevo mundo que surgía de entre las ruinas del antiguo. Al contrario, los personajes del nuevo cine italiano,  lograron alcanzar una sencillez perfectamente desnuda que, unida a la sinceridad de la expresión, sería una de las grandes aportaciones del neorrealismo.

En su definición aparece también el factor de la representación por medio de la imagen, puesto que el neorrealismo no se interesa por los individuos, sino por los hombres en general: los partisanos, las mujeres y su sufrimiento después de la guerra, los antiguos combatientes, la pobre gente que sólo sueña con vivir en paz.

Por último, vemos aparecer la mayor innovación de la industria cinematográfica italiana, como fue el factor de «crítica social», que hasta entonces había permanecido singularmente alejado del cine. Se trataba sin duda de una actitud positiva, pues contribuía a limpiar las llagas, a no silenciar el sufrimiento e incluso a veces a proponer remedios.

El movimiento neorrealista recibe el calificativo de nuevo por su contraste con los realismos registrados anteriormente en la historia del cine, pues se oponía al realismo de películas italianas mudas como Assunta Spina, de Serena, y Sperduti nel buio, de Nino Martoglio; al realismo popular francés, del que se nutrieron las películas de Feyder y de Renoir, de Carné o de Duvivier; y finalmente, también al realismo socialista soviético.

Ahora, me hago una pregunta: Los cineastas italianos del momento en qué realidad estarán pensando? Calcularon la dimension de la tragedia? Valdrá la pena recurrir al cine para resarcir tanto dolor?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos