Juegos 2023 mejor juntos, pero…

1
22

Por Hugo Ocampo Villegas

El compromiso mancomunado de los pasados gobernadores del Eje Cafetero y los alcaldes de las respectivas capitales al emprender la tarea de conseguir la sede de los Juegos Nacionales y Para Nacionales 2023 ‘Eje Cafetero, mejor juntos’ fue tan evidente y sincero que finalmente se consiguió el objetivo.

Un propósito común al cual se adhirieron los actuales gobernadores cuando firmaron el documento de respaldo al nombramiento de John Jairo Velásquez Cárdenas como director de las justas deportivas.

Pero ‘mejor juntos’ no parece ser la intención de quienes desde Caldas, y abrigados en la institucionalidad oficial, están llamando a deportistas de Risaralda para que compitan en los próximos juegos por el vecino departamento. Queja que también leí en medios de prensa del Quindío.

No encuentro coherente esa actitud de los amigos caldenses cuando de por medio hay una alianza establecida entre los tres departamentos para sacar avante los Juegos. En otras circunstancias, lo entendería; pero es incomprensible que entre socios se esté actuando de una manera hostil intentando llevarse los deportistas en procura de obtener unos resultados. Y lo escribo por lo que conozco de buena fuente en Risaralda. De Quindío, sólo tengo versiones de prensa.

Sobre el tema del éxodo de los deportistas se pueden analizar varias consideraciones. La primera es general: que cualquier departamento se quiera armar hasta los dientes para alcanzar una figuración importante en el máximo evento del deporte colombiano, vaya y venga. Aunque no hay mejor satisfacción que lograr los resultados con procesos propios y no enquistados.

Otras específicas: Una, que un deportista se vaya por decisión propia, sea cual sea su razón, es entendible. Nadie lo puede atajar si –de por medio- está el deseo de competir en mejores condiciones. Menos si sus razones son académicas o profesionales.

Dos: que medie otra circunstancia insalvable. Por ejemplo: a Caldas se fue la entrenadora de gimnasia rítmica con dos deportistas por dificultades internas con la liga de gimnasia de Risaralda. Nada que hacer. No hay lugar a reparos.

Tres, que algunos departamentos quieran recuperar a sus deportistas que emigraron de manera muy reciente después de haber competido por sus colores. Es un cometido razonable. Diría que hasta un deber.

Finalmente, que entre los tres departamentos del Eje Cafetero se haya presentado movimiento de deportistas en todas las direcciones –como en efecto ha ocurrido- antes del compromiso ‘Juegos 2023, mejor juntos’, nada criticable.

Pero, enfrascados en el esfuerzo conjunto de responder por la organización de los juegos, también los tres departamentos deben ser amigables en sus innegables y justificables propósitos de prepararse cada uno para para que el éxito sea también deportivo.

Si queremos que los Juegos 2023 sean la identidad de una región entonces debemos ser coherentes en todo sentido. Pero, acudiendo a la jerga militar, no puede ser que haya ‘fuego amigo’ que lesione los intereses de cada uno de los aliados.  

1 COMENTARIO

  1. Promover el surgimiento del Eje Cafetero en las justas deportivas, para que unidos sobresalgan ante ligas que ofrecen grandes beneficios a deportistas y entrenadores, unidos para derrotar las hegemonias de otras ligas.

Deja tu comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí