Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

ActualidadKurdos: Un pueblo condenado a no tener patria propia.

Kurdos: Un pueblo condenado a no tener patria propia.

Esta semana, de manera violenta y dramática el soldado norteamericano Aaron Bushnell se inmoló para recordarle al mundo el genocidio contra el pueblo palestino, del que son  testigos silenciosos las naciones ”civilizadas” y cómplices algunos países, en especial Estados Unidos que azuza a Israel y pretende obligar a todo el mundo a repetir su retórica farisea; éste genocidio recuerda a los kurdos, pueblo sometido a los intereses de las potencias, que los utilizan como excusa para sus intervenciones militares y económicas, las que disimulan como intervenciones humanitarias. Vale la pena mencionar que al contario de lo que sucede con los palestinos, que tienen el respaldo de la mayoría de los países árabes, los kurdos constituyen una minoría abandonada a su suerte.

“Desde su aparición hace miles de años en la baja Mesopotamia entre los ríos Tigris y Éufrates, el pueblo kurdo emergió como una etnia predestinada por la historia y la política al sufrimiento y la persecución de sus gentes.  Parias en su propia tierra al igual que los palestinos en la margen occidental del Río Jordán, los kurdos reclaman desde tiempos inmemoriales sus derechos sobre el Kurdistán, un territorio de unos 500.000 kilómetros cuadrados, dividido entre Siria, Irak, Irán, Turquía y Azerbaiyán (Los únicos amigos de los kurdos son las montañas, juan Camilo Vélez Ruíz, “El Colombiano”, domingo 8 septiembre de 1996, páginas 12 A y 13 A).

“Los kurdos son un pueblo de origen indoeuropeo que se asentaron en el sur de Anatolia en torno al siglo X a.C. Se considera que sus orígenes se remontan a los medos que se enfrentaron primero a los asirios y luego a los aqueménidas, que los derrotaron en el año 550 a.C. (es.m.wikipedia.org). “El pueblo kurdo es la minoría étnica más grande del Oriente Próximo que no se encuentra establecida en alguna forma de Estado nación” (es.m.wikipedia.org).

“Los kurdos han tenido la mala suerte  histórica de no tener  nunca  una patria independiente, razón por la cual su territorio se lo reparten Turquía en donde viven 12 millones de kurdos, Irán con  6 millones, Irak con 5 millones, Siria con 1 millón, y Azerbaiyán y Turkmenistán con otro millón, más algunos  miles de refugiados en otros países” (Los kurdos: blanco de árabes, persas y turcos, Santiago Gamboa, “El Tiempo” domingo 8 de septiembre de 1996, página 25 A). (geopol21.com).  

“En 1920, al término de la primera guerra mundial, la caída del imperio Otomano y el protagonismo que Gran Bretaña tomó en la zona condujeron a la reorganización del Medio Oriente. En el tratado de Séveres, sellado en ese mismo año, se preveía la creación de un Kurdistán autónomo como paso inicial para crear un estado independiente. Sin embargo, en 1923 el tratado de Lausana se olvidó de la promesa a los kurdos y repartió sus territorios entre Irak, Irán, Turquía, Siria y la Unión Soviética. En ese entonces doce millones de Kurdos quedaron en Turquía y ocho millones más en Irak, En cantidades menores en los otros tres países” (Los únicos amigos de los kurdos son las montañas, juan Camilo Vélez Ruíz, “El Colombiano”, domingo 8 septiembre de 1996, páginas 12 A y 13 A).

Posteriormente ocurrieron una serie de revoluciones kurdas, reprimidas violentamente por Ankara y Bagdad, tornando más difícil la ilusión de un Kurdistán independiente. Derrotada Irak en la guerra del golfo, los kurdos iraquíes cansados de la represión en su contra ordenada desde Bagdad, se rebelaron contra Sadam Hussein buscando realizar el sueño de la república kurda autónoma.” Sin embargo, la tensión y la efervescencia de los kurdos fue insuficiente para frenar la maquinaria militar iraquí. En pocos días Hussein ordenó arrasar decenas de aldeas del norte de Irak. Bajo nubes de napalm y gases mostaza, miles de personas fueron asesinadas en uno de los genocidios más atroces que recuerde la humanidad en el presente siglo” (Los únicos amigos de los kurdos son las montañas, juan Camilo Vélez Ruíz, “El Colombiano”, domingo 8 septiembre de 1996, páginas 12 A y 13 A).

De manera tardía la comunidad internacional reaccionó, se creó una “zona segura” al norte de Irak, con autonomía y vigilancia de la OEA para la población kurda, esa parecía ser la solución al drama kurdo, aunque en Irak y Turquía la situación de la minoría sigue siendo difícil.

El 30 y 31 de agosto de 1996  la principal ciudad kurda de Irak -Arbil- fue tomada por tropas  de Hussein “para contrarrestar la influencia de Irán en la zona y los deseos independentistas demás de  los más de tres millones y medio de kurdos que viven en el norte de Irak” , “volvió a quedar claro que ni para el presidente iraquí ni para los otros líderes del Cercano Oriente los kurdos representan motivo de alegría, y que su sueño de construir un estado independiente costituye una amenaza que todos quieren borrar, inclusive, a sangre y fuego” (Los únicos amigos de los kurdos son las montañas, juan Camilo Vélez Ruíz, “El Colombiano”, domingo 8 septiembre de 1996, páginas 12 A y 13 A).

El Kurdistán es un paraíso petrolero, que los países de la zona desean para sí; el “antikurdismo” del Cercano Oriente, es solo el deseo de muchos, de eliminar la cultura de este pueblo para evitar la creación de un Kurdistán independiente. Eliminando el nacionalismo kurdo los países del área asegurarían la conservación de sus territorios y de los recursos petroleros que albergan. “El Kurdistán -como zona imaginaria, no como estado- interesa a todos, Los kurdos no interesan a nadie. Así de sencillo. Basta con mencionar que el 75% de las reservas iraquíes de crudo se encuentran en las provincias kurdas del norte del país. Y los yacimientos del noroeste de Irán, donde habita esa minoría, albergan el 65% del petróleo explotado por Teherán” (Los únicos amigos de los kurdos son las montañas, juan Camilo Vélez Ruíz, “El Colombiano”, domingo 8 septiembre de 1996, páginas 12 A y 13 A).

Ser un pueblo oprimido y sin tierra, (“el modelo perfecto para el “noble corazón” norteamericano) es la excusa ideal para que occidente (o sea Washington) vigile militarmente a Irak, un país que le es incómodo por la amenaza para sus intereses petrolíferos en los países vecinos: Jordania, Kuwait y Arabia Saudita principalmente. por eso no es extraño que la intervención gringa de esta semana haya sido en el sur de Irak, cerca a su zona de interés, y no el norte, donde el régimen de Hussein reprime a la población kurda. Lo dijo el propio secretario de defensa norteamericano William Perry: “nos interesa defender a nuestros aliados en la zona y mantener el flujo de petróleo. Por ninguna parte mencionó a la población kurda” (Los únicos amigos de los kurdos son las montañas, juan Camilo Vélez Ruíz, “El Colombiano”, domingo 8 septiembre de 1996, páginas 12 A y 13 A).

Vivir en países tan disímiles como Turquía (prooccidental) o Irán (fundamentalista), y las diferentes condiciones de subordinación política, los hace chivos expiatorios a quienes se les atribuyen los problemas de la región; durante la guerra entre Irak e Irán entre 1980 y 1988, tanto Teherán como Bagdad aniquilaron a miles de kurdos argumentando que apoyaban al enemigo. Los kurdos tienen idioma propio, el kurdo una lengua indoeuropea descendiente del iraní, es el elemento unificador y han podido sobrevivir por milenios por sus fuertes estructuras tribales y la protección natural de la región en que viven, la alta Mesopotamia.

” Irak, desde hace más de 20 años tiene una política de desplazamiento de kurdos a otras zonas del país, de construcción de ciudades fantasma para rebautizarlas con nombres como New Saddam City. El desalojo y la deportación interna de kurdos para romper su unidad, se da también en Irán y Turquía. Y a los que se oponen por la fuerza, Bagdad no ha dudado en rocearlos con gases y armas químicas, lo mismo que hizo Teherán. Ankara les lanza simplemente su poderoso ejército” (Los kurdos: blanco de árabes, persas y turcos, Santiago Gamboa, “El Tiempo” domingo 8 de septiembre de 1996, página 25 A).

Los enemigos de los kurdos son los propios países donde viven, pues sus sueños de libertad chocan contra la idea de la Gran Nación Árabe, que sueña con unificar todos los árabes en un gran territorio desde el mediterráneo al golfo de Suez. Para completar el panorama Bagdad y Teherán han creado y apoyado a los partidos kurdos de Irak el PDK y el UPK, para manipular las rebeliones kurdas en sus fronteras; los kurdos jamás han tenido una unidad fuerte, el partido de los trabajadores PPK es marxista, a diferencia de los partidos kurdos de Irak. “Ni tampoco todos los kurdos comparten identidad religiosa: aunque la mayoría de los kurdos son musulmanes suníes, también practican otras religiones” (www.nationalgeographic.es).

Como se ve, la solución de los problemas palestinos y kurdos no depende de sus líderes, sino de la voluntad de las potencias extranjeras, que tienen escrúpulos para victimizarlos ¡Que tragedia ¡

.               

Artículo anterior
Artículo siguiente

4 COMENTARIOS

  1. Saludos Danilo.

    Tenaz situaciòn la de los Kurdos., como ruedas sueltas, sin casa propia y
    conejillo de indias por parte de las potencias extranjeras, desalmadas y
    sin dolor por un pueblo.
    Les va tocar hacer lo mismo que los Israelitas, Ellos «No comieron de ninguna».
    » Si la naturaleza se opone lucharemos contra ella» como dijo Simòn Bolìvar.
    Ya es hora que se hagan sentir si son capaces.

    Es tenaz leer cosas como estas : «¿Por que luchan los kurdos?
    Los kurdos han sido históricamente perseguidos por los países en los que residen debido a sus ansias independentistas. Considerados el mayor pueblo sin Estado del mundo, los kurdos han sido históricamente perseguidos por los países en los que residen debido a sus ansias independentistas».

    Otra elemento a tener en cuenta: «¿Por qué el pueblo kurdo no tiene un estado?
    Los kurdos: el pueblo más grande sin Estado – Córdoba Global
    Un pueblo milenario, el pueblo de los kurdos

    Tras el fin de la Primera Guerra Mundial, con la caída del Imperio Otomano y las políticas imperialistas de Francia y Reino Unido, el territorio quedó dividido sin tener en cuenta a los habitantes. En Oriente Próximo, existen naciones sin estado como consecuencia de esto»

    Con Padres nuestros y protestas verbales los Kurdos seguiràn en las mismas. Es bueno que se asesoren
    de Israel y reclamen lo suyo porque yo no veo otra manera.

    Muchas gracias y feliz dìa Danilo

    • Hola Isdaen: mientras los mismos kurdos se dividan por política y religiones van a seguir siendo abusados por las potencias, deberían unificar criterios y buscar patria y libertad.Mil saludos y bendiciones.

  2. Mil gracias por su gentileza, tragedia ignorada y desconocida para nuestra sociedad, pero que nos permite reconocer a los países imperialistas,(triste realidad, aunque suene a comunismo trasnochado) dominando naciones para enriquecerse con sus recursos naturales y permitiendo que sean maltratados porque así les conviene para mantenerlos dominados y desunidos. Mil saludos y bendiciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos