Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

DeportesLa Copa América del “Sauce” Orrego.

La Copa América del “Sauce” Orrego.

Por: DANILO GÓMEZ HERRERA

Pregonero de tu historia

Ahora que está por terminar la Copa América de Brasil 2021 queremos evocar al primer árbitro colombiano que tuvo el privilegio de dirigir una final suramericana en 1963.

Se trata de Ovidio “Sauce” Orrego, quien en aquel momento era el mejor silbato al servicio del fútbol colombiano. En 1962 la dirigencia de la Federación, denominada Adefútbol con sede en Barranquilla, le había negado la posibilidad de asistir al Mundial de Chile, recomendando ante la FIFA a un “pito” de esa ciudad llamado José Sundheim.

El hombre, nacido en Filandia, la colina iluminada del Quindío, y apodado “Sauce” por su espigada figura física, era designado cada domingo por la Dimayor para los partidos de mayor importancia. Gozaba de gran prestigio y tenía la escarapela FIFA, siendo nominado para dirigir partidos de Copa Libertadores y clasificatorias mundialistas.

Con ocasión del suramericano de fútbol del año 1963 con sede en Bolivia “el Sauce” Orrego fue convocado por la Conmebol entre los mejores jueces del continente, junto a Joao Etzel Filho de Brasil, Arturo Yamasaki de Perú y Luis Ventre de Argentina.

Servicio a la ciudadanía

“El sauce” debutó en el estadio San José”

La historia para Ovidio Orrego en el arbitraje al servicio de la Dimayor arrancó por accidente en 1954 en el estadio San José de Armenia y él mismo contó los detalles en un reportaje … “La Dimayor designó al uruguayo Luis Alberto Fernández para la dirección del encuentro entre Atlético Quindío y América, pero él tuvo inconvenientes y no alcanzó a llegar, entonces yo estaba en la tribuna del estadio San José y me brindaron la oportunidad. No hubo tiempo de conseguir indumentaria y me tocó pitar ese juego de pantalón largo y zapatos de calle. Esto sucedió a comienzos de 1954 y desde ese momento fui tenido en cuenta por la Dimayor”.  

Mientras usted lee esta nota podría extrañarse del por qué un árbitro foráneo era llamado para impartir justicia en un juego regular de nuestra liga. Es bueno señalar que en el despegue de nuestro fútbol rentado todo era importado. Los futbolistas en su mayoría eran extranjeros, se les pagaba en dólares, y en el caso de los árbitros llegaron muchos del viejo continente, entre otros Mr. Hancok, Mr. Pounder, Mr. Brewer, Mr. James Isom, Mr. Mackenna, todos ellos de origen británico. También hubo silbatos italianos, argentinos, uruguayos y paraguayos.

Cabe recordar que cuando se creó el Deportes Quindío en 1951 la dirigencia de Armenia contrató a todos los integrantes de un equipo argentino llamado Wanders que realizaba una gira en Colombia, todos ellos rosarinos. Ese mismo año el Deportivo Pereira estaba integrado por futbolistas paraguayos, y cinco de ellos venían de representar a su país en el Mundial de 1950 en Brasil.

En ese ambiente donde los foráneos dominaban el tema arbitral en Colombia emergió “El Sauce” Orrego con sus 1,90 cms de estatura y gran aplicación de las reglas de juego para  ganarse un espacio y el respeto en la cancha. Después de su inesperado estreno ante su gente en el estadio San José, Ovidio Orrego recibió la primera designación de la Dimayor para el partido entre Once Deportivo y Boca Juniors de Cali en el estadio Fernando Londoño de Manizales en julio de 1954.

Desde esa fecha su figura de bambú inexpugnable se izaba cada domingo en las canchas del país donde se le vio en repetidas veces pitando los clásicos Millonarios Vs Santa Fe, Cali vs América, Medellín vs Nacional. De igual manera pitó muchos clásicos del viejo Caldas entre Deportivo Pereira,  Once Caldas y Deportes Quindío destacándose como prenda de garantía.

 El día del debut oficial en Manizales  Ovidio “El Sauce” Orrego recibió de la Dimayor 125 pesos como honorarios, y el último partido que dirigió en 1971 fue Millonarios vs Bucaramanga y cobró 550 pesos. En Colombia los árbitros nunca han tenido un salario. La rectora del fútbol nacional sólo les paga a los jueces por partido dirigido. Entre 1954 y 1971 Orrego fue juez central en 412 partidos oficiales del campeonato, sin contar juegos amistosos y eventos internacionales.

Sauce Orrego

La escarapela FIFA

Su estreno como árbitro internacional fue el domingo 17 de febrero de 1957 en San José, partido correspondiente a la fase de clasificación para el Mundial de Suecia 58: Costa Rica 3 Guatemala 1.

Y en cuanto a la Copa de Campeones (hoy Copa Libertadores) su debut fue el 9 de abril de 1961 en Guayaquil en el juego Barcelona 2 Santa Fe 2. También tuvo participación en Juegos Bolivarianos, Centroamericanos y Panamericanos. En el gremio arbitral del país también apareció por esa época el pereirano Guillermo “Chato” Velásquez y desde Chile llegó Mario Canessa.

“El Sauce” dirigió el juego Millonarios vs Real Madrid

El 4 de julio de 1959 Millonarios y Real Madrid jugaron un partido amistoso en el estadio El Campin. Por la categoría del rival, Alfonso Senior, directivo del equipo bogotano, puso a disposición del club español una lista de árbitros nacionales para dirigir el encuentro. Figuraban Guillermo “Chato” Velásquez, Elías Coll Tara, Carlos Lanao, José Sundheim y Ovidio “Sauce” Orrego. Éste último fue escogido por el presidente del cuadro Español Santiago Bernabeu  para impartir justicia.

En esa jornada “El Sauce” Orrego se dio un vitrinazo mundial  porque la presencia en Colombia del Real Madrid generó gran despliegue de la prensa europea. En la nómina titular del onceno merengue estuvieron, la saeta rubia Alfredo Di Stéfano la gran estrella del momento, Ferenk Puskas y “Paco” Gento. Di Stéfano, quien jugó con Millonarios entre 1949 y 1953 fue transferido por los azules al club de la capital española con el cual ganó 5 copas de Europa.

La Copa América del “Sauce” Orrego

Con el roce suficiente en materia de compromisos internacionales este hombre nacido en Filandia el 5 de octubre de 1927, fue llamado por la Conmebol para asistir al suramericano de Bolivia (hoy Copa América) donde tuvo la responsabilidad y el honor de ser juez central en 5 partidos, entre ellos el juego definitivo donde la Selección de Bolivia se consagró con el título en cerrado duelo final contra Brasil por marcador de 5 x 4. Este partido se disputó el 31 de marzo de 1963 en el estadio Félix Capriles de Cochabamba ante 25 mil espectadores.

De esta manera Ovidio “Sauce” Orrego se convirtió en el primer silbato colombiano en   campeonatos de selecciones a nivel de mayores en Bolivia 1963. Un auténtico Pionero de nuestros jueces de fútbol. Y de esta manera señaló el camino para otros árbitros de la región como Eliécer Saldarriaga, Fernando Panesso, quien también logró la escarapela FIFA y la conservó durante 10 años dirigiendo en varios torneos Internacionales; Fernando Uribe, Elio Fabio Naranjo, Jorge Ramírez, Sebastián Valencia, Rafael Rivas (asistente arbitral FIFA), Ramiro Suárez y el actual juez internacional del Quindío Jhon Alexander Ospina.

Ovidio Orrego nació en Filandia el 5 de octubre de 1927, hijo de Paulina Orrego. Retirado del arbitraje trabajó como monitor en Coldeportes Quindío durante 17 años, tiempo en el cual también se desempeño como comisario de campo designado por la Dimayor en los partidos de local del Atlético Quindío. Fundó un colegio de árbitros en Montenegro  y entre los alumnos figuró Fernando Panesso, también juez FIFA. Trabajó como comerciante en el sector del calzado.

Después del terremoto de 1999  en Armenia lo perdió todo y se radicó en su pueblo natal donde murió en el año 2001 a la edad de 73 años. Pidió a su familia que no le hicieran homenajes y que sus cenizas fueran arrojadas al río Quindío.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos