Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

ActualidadLa derrota de Petro y el triunfo de Salazar

La derrota de Petro y el triunfo de Salazar

HEREJÍAS

Por JUAN MANUEL BUITRAGO

La derrota del doctor Petro en Colombia y el triunfo del doctor Salazar en Pereira merecen una explicación que deje lecciones útiles para el futuro.

La lectura equivocada del historiador Marx confundió al presidente Petro. La esclavitud era injusta pero no fueron sus víctimas los que acabaron con ella sino los victimarios al darse cuenta de que ya no era un buen negocio. El modo de producción que llamamos: “sociedad de consumo” no se acabará por respeto al medio ambiente de los países pobres sino porque los países ricos reconocerán el peligro inminente de autodestruirse.

El error de Hamas al atacar territorio ocupado por Israel es igual al de Japón al bombardear Pearl Harbor. La invasión de Gaza, en represalia, es menos desproporcionada que la bomba atómica en Hiroshima. Al crear las Naciones Unidas los países pobres confiaron en que esa organización sería el tribunal para un estado de derecho mundial. Los países ricos establecieron como condición que cualquiera de ellos, los ricos, podía vetar las resoluciones de los otros países asi fueran aprobadas por unanimidad. A ese tribunal sin dientes adhirió Colombia.

Los discursos del doctor Petro pueden expresar una indignación o una preocupación verdaderas, pero se sustentan en un adagio falso. No es cierto que sea mejor enseñarle a pescar a un pobre que regalarle un pescado. Lo que los pobres esperaban del Presidente era comida gratis y no recetas de cocina. El resultado electoral mostró la decepción de sus electores al no recibir ese pescado gratis.

El doctor Mauricio Salazar sabía que la línea que separa la prudencia de la cobardía es casi invisible y sin embargo, apostó a enfrentar tanto la fuerza de su propia vanidad como el riesgo de que su imagen fuera deformada por sus adversarios al no aceptar debates en los que bien podía usar su sabiduría y su honradez para refutar a los calumniadores.

Los electores no nos equivocamos y los que votaron en blanco acabarán admitiendo dentro de tres años que era mejor tener un alcalde capaz de hacer cosas – aunque fueran pocas- que uno que dijera cosas – aunque fueran muchas.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos