Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

ActualidadLa elección de uno solo.

La elección de uno solo.

ESCAMPAVIA.

El 23 de junio, hace ya 15 días le envié a mis colegas rectores esta carta, de la cual remití copia a la secretaría del Consejo Superior.

Pereira, 23 de junio de 2.024

Señores:

Ex Rectores de la Universidad Tecnológica de Pereira.

La ciudad.

Apreciados señores:

La pasada votación para elegir a quien represente a los ex rectores ante la máxima instancia de gobierno de la UTP, concluyó con un empate entre mi nombre y el del Dr. Carlos Alberto Ossa, con quien emulé, empate que puede repetirse sin fin, tal como ha venido ocurriendo en otras universidades.

Ese empate produce la silla vacía en el Consejo Superior, lo  que implica la ausencia de la vocería los exrectores, quienes son importantes para la institución, puesto que, en ese escenario, carecería la máxima instanciade gobierno de la entidad del buen juicio de quienes han ocupado esa honrosa posición, y además transformaría ese ente en una paritaria, agravando los empates y las divisiones que en nada favorecen a la institución educativa.

He sostenido que la educación debe servir para que el ser  humano desarrolle la totalidad de sus potencialidades: intelectuales, físicas, sociales, la capacidad de aprender: a aprender, a investigar, a dudar, a crear, a servir a la sociedad a la cual se debe, a conservar el patrimonio cultural y los saberes ancestrales, a divulgar el conocimiento, algo bien diferente a aquella educación que se utiliza para adoctrinar,  para hacer del ser humano una pieza del engranaje del estado, donde nada puede ocurrir por fuera del mismo y de la voluntad del gobernante de turno.

La universidad no es un trofeo que se obtiene, es un ente sin súbditos ni amos, no debe ser propiedad de sus usuarios porque, como lo advertía Max Weber, uno de los fundadores de la sociología, ellos terminarán sirviéndose de ella en vez de ser ella quien le sirve a la sociedad en la que se asienta y es su razón de ser.

Vi nacer la universidad en mi hogar, conocí el proyecto de ley que mi padre presentó a la consideración del Congreso y que la convertiría en una universidad del orden nacional, me une a ella el mismo amor y dedicación que mi progenitor le dedicó, allí estudié, allí enseñé, fui su rector y he participado en su desarrollo y manejo desde el Consejo Superior Universitario, ha sido parte esencial de mi vida y por ello, por la lealtad para con ella, presenté mi nombre para representarlos en estos momentos críticos para  una entidad tan querida por Pereira, y por quienes a ella debemos en gran parte lo que hemos llegado a ser.

Tengo claro que mi colega y candidato, no considera  alternativa que comprometa la voluntad de sus electores para resolver este dilema, y dado que lo respeto y considero que es una persona honorable y de buenas costumbres, dotado de la calidades necesarias para aportar al buen suceso de la entidad, y seguro que pondrá el interésy el futuro de la universidad por encima de cualquier otra consideración, he decidido, para resolver este nudo gordiano, apoyar su nombre y solicitar a quienes me han acompañado, que también lo hagan, para que así, con el poder de la unanimidad sobre sus hombros, quede esta en representación en buenas manos, la cual, como lo hice yo, apoyará el criterio de la mayoría de los colegas, respetando la opinión de las minoría, si ellas se presentaran.

En una palabra, lejos de aspirar a privilegios personales y propósitos egoístas, pongo por encima el interés de la universidad y creo en el buen juicio de mis compañeros rectores, quienes espero tendrán el futuro de universidad en la mayor consideración.

Al Dr. Ossa buen tiempo y buena mar, con mi aprecio personal.

Juan Guillermo Ángel Mejía.

 

PD.  Como se está generando una tempestad en un vaso de agua, hago pública esta carta para poner fin a un debate sin razón.

5 COMENTARIOS

  1. Muy buena la idea de renunciar. Por fin va cayendo en cuenta que usted es un viejo que hace rato sobra en la región. Sus ideas retrogradas no son necesarias y su poder cada día es más decadente. En hora buena por retirarse, siga así.

    • Que bueno seria conocer sus méritos y sus realizaciones en favor de la UTP. En cuanto a los míos es mi ciudad quien los juzga no quien desprecia a quienes en todas las culturas se respeta.

  2. En buen momento uno de los hombres más legendarios de la región, con hidalguía y señorío , da toma por fin una buena desición, para que las nuevas generaciones guién el alma mater con mano segura,a los senderos del futuro

  3. Estimado Señor Ángel.

    Debo decir que reconozco sus aportes a la comunidad universitaria y el legado de su familia en nuestra institución. Reconozco la experiencia y el conocimiento que ha compartido a lo largo de los años. Sin embargo, quiero expresarle, con el mayor respeto, una preocupación que comparto con muchos miembros de nuestra comunidad.

    Es innegable que su contribución ha sido importante, pero también es fundamental que las instituciones evolucionen y se renueven. La percepción generalizada es que su permanencia prolongada en el cargo ha creado una atmósfera de estancamiento y falta de democracia; Muchas voces dentro de la universidad opinan que es hora de que dé un paso al costado, no solo por el bien de la institución, sino también por el suyo y el de su familia. La universidad no debe depender eternamente de una sola persona, y usted tampoco debería sentirse atado a ella indefinidamente.

    Entendemos que sus intenciones al escribir son mostrar su compromiso y logros, pero en la práctica, esto puede interpretarse como una resistencia al cambio. La universidad se beneficiaría enormemente de nuevas perspectivas y liderazgo fresco. Es clave que permita la posibilidad de dar espacio a otros, permitiendo así que la institución continúe creciendo y adaptándose a los nuevos tiempos sin estar atada eternamente a los anteriores.

    Es un hecho conocido que en ocasiones su comportamiento durante los consejos superiores ha generado incomodidad. » Se ha mencionado que se duerme, que grita, que golpea mesas y hasta que se va de las secciones con enojo por eso recuerdo las palabras de Sartre en La náusea: «El hombre es siempre un narrador de historias y vive rodeado de ellas. Trata de vivir su vida como si las contara, pero hay que escoger: o vivir o contar».

    En este momento, es crucial vivir plenamente esta etapa de transición, permitiendo que su legado sea recordado con respeto, sin la necesidad de continuar narrándolo; espero que considere este mensaje como una invitación sincera a reflexionar sobre el futuro de nuestra querida universidad y su papel en ella. FEliZ DÍA.

  4. FALSOS LIBERALES, les gusta la democracia solo cuando favorece sus intereses.
    SIEMPRE viven del Estado, su doctrina es para hacer del ser humano y del estado una pieza del engranaje de la MERMELADA del grupo MINÚSCULO que se cree dueño de la Ciudad y la Universidad endosada por el papá, donde nada puede ocurrir por fuera de lo que ESE GRUPILLO centenario DIGA, aspirarando a privilegios personales y a propósitos egoístas, quieren que la UTP no deje de ser su caja menor.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos