Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

ActualidadLa falsa igualdad de sexos

La falsa igualdad de sexos

El error del siglo XXI

 

2.ª parte

 

Meteduras de pata:

 

Quiero demostrar, ahora, la dañina influencia que la ‘falsa igualdad de sexos’ ejerce sobre el inconsciente:

 

* Gustavo Petro Urrego, presidente de Colombia, en un póster para invitar a la marcha del próximo lunes 1.º de mayo: “… a la mujer embarazada y a la niña y la niña”.

 

* Francia Márquez, vicepresidente de Colombia: “Nuestras ancestras y nuestros ancestros, las nadies y los nadies, todas, todos y todes”.

No obstante, su expresión “mayoras y mayores” sí es correcta: la Real Academia Española tiene registrado en su diccionario el término –en desuso– ‘mayora’, que significa “la mujer (esposa) del hombre mayor”; “mayoras” refiere a unas mujeres jerarcas. y no a todas las mujeres mayores de edad. De modo que el uso que le da la vicepresidente a este término es el correcto: ella alude a “mujeres sabias, que tienen la autoridad ética y moral para guiar el rumbo de nuestros pueblos”. A diferencia de lo que ocurre con las otras expresiones, impuestas por la moda del supuesto lenguaje incluyente.

 

* Angelino Garzón, exgobernador del Valle del Cauca y exvicepresidente de Colombia, en campaña para el Senado: “¡Cuando yo fui vicepresidenta…!”. (Cabe decir aquí que quien hacía caer en este error al reconocido político era su esposa, doña Monserrat Muñoz, quien lo azuzaba <lo codeaba> para que en sus discursos no prescindiera de mencionar los dos géneros; del mismo modo que lo presionaba para que siempre dijera “tanto en la parte urbana como en el sector rural, convencidos –los dos– de que en ambas formas contribuían a difundir el uso del –supuestamente– lenguaje incluyente).

 

* Patricia Villegas Marín, presentadora en Telepacífico: “Bienvenidas y bienvenidos al Espejo de los Días. (…) Hoy se cumplen 70 años de la muerte de Carlos Gardel…, la munda entera lo recuerda”. (…) Gabriel García Márquez, el mejor escritor de la munda”.

 

* Rubén Darío Gálvez, copresentador de ese mismo espacio de televisión: “En el próximo segmento todas y todos ustedes podrán conocer la representante de Restrepa al reinado departamental del Valle del Cauca”.

 

* Un oyente en el programa radial Llegó la Hora, de RCN, opinó: “La internet es interesante, porque le permite a uno conocer otros seres humanos…”. A lo que la conductora del programa le complementó: “¡Y, sobre todo, a otras seras humanas!”.

 

Y… traspasando fronteras:

 

* La expresidente de Argentina Cristina Kirchner y la exprimera dama de México, Marta Sahagún de Fox, iniciaban sus discursos así: “¡Compatriotas y compatriotos!”.

 

* Alex Kicillof, exgobernador de la provincia de Buenos Aires (Argentina): “Este es un mensaje para todos los jóvenes y jóvenas de la provincia…”.

 

Veamos ahora los errores garrafales –entre muchos otros– de Nicolás Maduro:

 

  1. “Vamos a meternos liceo por licea; para multiplicarnos como Cristo multiplicó los penes y los panes”.
  2. “Tenemos una asignación de 200 mil becas estudiantiles, para estudiantes de liceos y liceas”.
  3. “Mañana entregaremos 35 millones de libros y libras, para las niñas y los niños venezolanos”.
  4. “Hay que hacer como los delfines y las delfinas…”.
  5. “Hoy tenemos millones y millonas de bolívares”.
  6. “Así que atentas y atentos, alertas y alertos”.

 

Si seguimos con la lobería del falso lenguaje “incluyente”, tendremos que creerle al expresidente Álvaro Uribe cuando insiste en que Colombia se va a “venezualizar”.

 

Aunque las evocaciones comentadas tienen una gran carga de jocosidad, tales expresiones demuestran los extremos absurdos a los que se puede llegar con el falso lenguaje incluyente.

 

Erradicar este error y vicio del lenguaje se hace muy difícil, porque los errores se arraigan y proliferan más que las formas correctas.

 

Finalmente, reitero lo que dije en la columna de ayer martes: es incorrecto, amigos lectores recurrir al femenino cuando el masculino (neutro-plural) –de por sí– es ya incluyente; aparte de que, de ninguna manera, implica una exclusión de alguno de los sexos ni agresión a uno de ellos.

__________________

* Corrector de estilo

www.ogil.info

ogilcorrectordestilo@gmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos