Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

ActualidadLa gallina de los huevos de oro 

La gallina de los huevos de oro 

PENSANDO EN VOZ ALTA.

*Los partidos tradicionales, además de corruptos y vendepatria, son estúpidos. Actúan como el protagonista de la Gallinita de los Huevos de Oro que, intrigado con el animalito, decidió matarlo para indagar en lo profundo de su vientre el secreto de semejante acontecimiento.

Lo mismo hicieron en Colombia con los pobres que les producen tanta riqueza: en vez de consentirlos y darles el mínimo para vivir con dignidad prefirieron acoyundarlos con impuestos y exclusión. Cuando apareció algún súper hombre con planteamientos de justicia social, como el general Rafael Uribe, decidieron matarlo. El advenimiento de otro titán, López Plumajero, les pareció un adefesio y, en connivencia con la retardataria iglesia católica, le hicieron la vida imposible. Más adelante, sacrificaron a Gaitán y así lograron empotrar en la presidencia a sus áulicos: Ospina y Laureano. Horrorizados del engendro llaman a un general que no quiso devolverles el poder y entonces, acudieron al expediente de unos muertos en Cali-hecho reprochable, sin lugar a duda-, pero un juego de niños ante las bestialidades de los presidentes demócratas. En el año 70, cuando no pudieron vencerlo en las urnas, el esperpento que nos ponen de modelo democrático, Carlos Lleras, usó las armas del estado para silenciarnos, mandarnos a dormir, asaltar la registraduría y al día siguiente proclamar al incapaz Pastrana Borrero, padre de quien ahora habla de fraude.

Como si fuera poco nos impusieron al ignorante, mal hablado, escandaloso, borracho, impúdico, incestuoso, narco-terrorista, torturador y antiliberal, Turbay Ayala y, ¿los liberales? Bien, gracias. ¡Desvergonzados! Algunos, por lo menos se dieron el “mea culpa”.

Habría bastado redistribuir la riqueza y conceder lo básico que pedía la gente, en educación, salud, trabajo, seguridad social y techo digno para todos. ¿Era mucho? qué va, lo mínimo vital en un país de recursos abundantes. Si así hubieran actuado, nadie les habría disputado el poder y habrían gobernado con su descendencia por mil años. Pero, majaderos y ambiciosos, prefirieron echar por el atajo de la concentración excesiva de riqueza, apoderarse de toda la tierra buena y cimentar su bienestar en el extractivismo, a pesar de que desde el año 50 del siglo XX, ya había voces de alerta sobre la destrucción del medio ambiente. “Chupe, por bobo”, decían las abuelas. Se les creció el enano.

Pero, a gobernar sin rencores porque la patria así lo reclama y tenemos que dar ejemplo de grandeza.

*¿Cuál es la zozobra con el nuevo ministro de defensa? Dice la filosofía popular que, “el que nada debe, nada teme”.

*Carlos Andrés Hernández, un tipo capaz y limpio fue echado del puesto. Esa es la democracia que defendía alias Fico: si habla, se va.

Jaime Bedoya Medina.

Artículo anteriorPasos indelicados
Artículo siguiente¿En riesgo fama de café colombiano?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos