Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

ActualidadLa Haya, el Bicentenario de la Armada y el Almirante Padilla hacen...

La Haya, el Bicentenario de la Armada y el Almirante Padilla hacen historia

El reciente fallo por parte de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya el pasado jueves 13 de Julio, le negó a Nicaragua cualquier pretensión por extender su plataforma continental más allá de las 200 millas náuticas que delimitan su frontera marítima con Colombia. La noticia como tal, avivó sentimientos de patriotismo en diferentes esferas sociales y políticas, lo cual es positivo, porque indica que estamos abriendo paso a una conciencia marítima que nunca ha existido y que es imperioso que la adquiramos, en beneficio de los asuntos geopolíticos de nuestro País.

Así el fallo haya sido una buena noticia para Colombia, no debemos olvidar que la CIJ ha emitido distintos fallos irreversibles, perjudicando notablemente la soberanía nacional y la geografía de nuestro mapa, en los que se incluyen:

Fallo de octubre de 2007 de carácter final, vinculante e inapelable, determinando unánimemente que Honduras posee soberanía sobre los cayos de Bobel, Savanna, Puerto Real y del Sur, ubicados en el Mar Caribe y estableciendo una nueva frontera marítima que reconoce parte de los reclamos de Managua sobre 130.000 kilómetros cuadrados. El fallo dividió el mar territorial de la plataforma continental y las zonas económicas exclusivas de Nicaragua y Honduras, cercenando de tajo la frontera marítima que Colombia compartía con Honduras entre el paralelo 15 y el meridiano 82. Con base en esto y según la CIJ, Colombia ya no delimita con 11 países, sino con 10, además de adelantar un mal presagio para lo que sería el fallo del litigio de nuestro País con Nicaragua.

A renglón seguido vino el nefasto fallo de noviembre de 2012, en el que a pesar de reconocer el ejercicio de la soberanía a Colombia sobre los territorios insulares, vale indicar: islas de San AndrésProvidencia y Santa Catalina y las islas-cayo de Bolívar, Albuquerque, Roncador, Serrana, Quitasueño, Serranilla y Bajo Nuevo, despojó a Colombia de aproximadamente 75.000 kilómetros cuadrados marítimos (reconocidos por la CIJ como plataforma continental de Nicaragua) y dejó enclavadas a las islas-cayo de Quitasueño y Serrana, quedando encerradas por supuestamente aguas nicaragüenses, reconociéndoles solo su mar territorial, correspondiente a 12 millas náuticas (aproximadamente 22.2 kilómetros).

De allí, la CIJ emitió en febrero de 2018 otro fallo desastroso para nuestros intereses en el litigio marítimo en el mar Caribe entre Costa Rica y Nicaragua y de acuerdo con su jurisprudencia, trazó una línea media provisional casi hasta Panamá, beneficiando a estos dos países e ignorando los intereses soberanos de Colombia sobre estas aguas. Así las cosas y según la CIJ, a partir de este fallo Colombia no tiene límite marítimo con Costa Rica, denotando que ya tampoco limitamos con 10 países sino solo con 9 países.

En resumen, de cuatro fallos de la CIJ en los últimos 16 años, tres han sido profundamente adversos para Colombia, despojándonos de miles de kilómetros cuadrados de mar en el Caribe y transformando negativamente la fisionomía geográfica de nuestro mapa azul, para cercenar dos fronteras activas (Honduras y Costa Rica), al conceder una plataforma continental de 200 millas náuticas a Nicaragua, en donde Colombia siempre ha ejercido posesión y soberanía, como parte del departamento archipiélago de San Andrés y Providencia (el departamento más grande de Colombia por su extensión marítima).

Para fortuna de los colombianos, los presidentes que han afrontado estos reveses jurídicos e infortunios soberanos, no han aceptado en ninguna instancia los fallos proferidos por la CIJ, y lo más importante aún, es que la Armada República de Colombia conocida por sus siglas “ARC”, desde los mismo tiempos de la independencia ha conducido una presencia y una soberanía solida en estas aguas y en estas fronteras marítimas, preservando los recursos marinos, protegiendo el medio ambiente de una de las Reservas de Biosfera más grande del mundo y aplicando juiciosamente una política internacional, que incluso le ha permitido mantener las mejores relaciones y en el más alto nivel con sus homólogos, no solo en Centro América, sino en toda la región.

La Armada de los colombianos integrada actualmente por cerca de 35 mil hombres y mujeres, cumple hoy 24 de julio de 2023 doscientos años de existencia, dando paso una “Armada Bicentenaria”, una Armada reconocida históricamente desde los mismos tiempos de nuestra independencia, gracias a las justas heroicas del gran Almirante guajiro José Padilla, prócer de la independencia en el mar.

El Almirante Padilla nació el 19 de marzo de 1778 en Riohacha (Guajira), hijo de Andrés Padilla, carpintero y constructor de embarcaciones menores y de Josefa Lucía López, descendiente de familia Wayuu. Desde los 14 años el Almirante Padilla fue Mozo de Cámara en la Marina Española del Nuevo Reino; combatió en Trafalgar el 22 de octubre de 1805; fue prisionero de los ingleses y por armisticio regresó a España en 1808. El 11 de noviembre de 1811 tomó parte en el amotinamiento del pueblo de Getsemaní, que tenía el objetivo de presionar a la junta de gobierno de Cartagena para que se declarase un «Estado libre, soberano e independiente”. Desde 1812 participó exitosamente en la lucha contra las provincias realistas de Santa Marta y Riohacha, siendo nombrado contramaestre del bergantín Independiente. En 1813 conoció a Simón Bolívar, aceptándolo como líder. En 1814 apresó una Corbeta realista y cayeron en su poder 16 prisioneros; por esa acción el Gobierno de Cartagena lo nombró Alférez de Fragata. En 1815 defendió a Cartagena; después emigró a Jamaica, se incorporó a la expedición de los Cayos en 1816 y luego se distinguió en Venezuela al lado de Brión. Contribuyó para que la República se apoderara de Sabanilla, y bajo las órdenes de Montilla hizo flamear por primera vez el pabellón tricolor en Santa Marta. Pacificó las provincias de Cartagena, Santa Marta y Riohacha. En 1823 Padilla fue designado por el vicepresidente Santander para dirigir la campaña de Maracaibo desde Riohacha, al mando de cinco bergantines, siete goletas, y diecisiete embarcaciones más. El 24 de julio de 1823, Padilla logró alzarse victorioso en la Batalla Naval del Lago de Maracaibo, derrotando a la escuadra española. Este triunfo causó gran júbilo en toda Colombia, pues anunciaba el próximo fin de la guerra de la independencia en Venezuela y el Congreso de la República declaró a Padilla, a sus Oficiales y Jefes “Beneméritos de la Patria”.

Para orgullo de los colombianos, el gran legado del Almirante Padilla hoy permanece incólume y perenne, representado en una Marina que custodia, protege y ejerce soberanía en forma permanente sobre los intereses marítimos y fluviales en los mares y ríos de la patria, ofreciendo a sus conciudadanos todas sus capacidades y así contribuir al desarrollo y a la prosperidad de nuestro País.

Una Armada que desde la misma independencia se ha destacado con gallardía y valentía, una Armada que excepcionalmente estuvo presente en el conflicto Amazónico en 1932, impidiendo el desmembramiento de la Amazonía colombiana a causa de motivaciones nacionalistas peruanas. Una Armada que participó en la guerra de Corea junto con el Batallón Colombia de nuestro Ejército Nacional, impidiendo con los Estados Unidos la invasión por parte de Rusia a Corea del Sur. Una Armada que ha realizado presencia hasta el cuerno de África para luchar contra la piratería, integrando Fuerzas Multinacionales. Una “única” Armada que ha acompañado desde 1959 a los Estados Unidos en forma ininterrumpida las 64 Operaciones Unitas (Ejercicios de Entrenamiento para la Solidaridad y la Defensa Hemisférica); una Marina que ha ofrecido entrenamiento especializado a diferentes marinas de los países vecinos, para capacitarlos en la lucha contra el narcotráfico, operaciones de búsqueda y rescate, atención de desastres y control de tráfico marítimo, entre otros. Una Marina que gracias a COTECMAR (Corporación de ciencia y tecnología para el desarrollo de la industria naval, marítima y fluvial), construye y repara buques mercantes y de guerra, como parte del desarrollo marítimo y fluvial de los colombianos; una Marina con Investigación Oceánica e Hidrográfica ejemplo a nivel regional; una Armada integral con Aviación Naval, Infantería de Marina y Cuerpo de Guardacostas que velan permanentemente por la seguridad de los colombianos.

Sintámonos muy orgullosos hoy, por tener esta gran Institución, bicentenaria, histórica, referente a nivel regional, tradicional y decisiva; heredad del Gran Almirante Padilla, que con su grito de valor: “Morir o Ser Libres”antes de vencer a los españoles en el Lago de Maracaibo hace 200 años, constituyó una Armada Nacional con la capacidad y la responsabilidad de “Proteger el Azul de la Bandera con Proa a la Prosperidad”.

¡Viva por Siempre nuestro héroe Naval el Gran Almirante Padilla en la Mente y el Corazón de los Colombianos!

¡Viva Colombia!

Artículo anterior
Artículo siguiente

19 COMENTARIOS

  1. Muy buena ilustración sobre el último fallo de la Haya a favor de Colombia, por fin ganamos algo en estrados judiciales internacionales, gracias

  2. Hace 02 días me mudé y la loca que anda con usted, esa basura fue a meterse donde Gustavo Escudero. Donde me mudé. Allá encontré a esa vieja ayer que llegó mi cama. Esa bruja que tiene que andar detrás de mí. Quítese a esa basura de encima. Me tienen que dejar en paz. No sé si fue que llegó a rezarle quien sabe que brujería a mi cama, que es absolutamente nueva. Ahora me toca volverme a mudar para que esa basura se goce. Arréglate este problema, gracias a que usted se relaciona con gentuza, tengo este camarón. Ahora, ayer que tuve mi audiencia en el DATT, no se,a su moza que le importa mi vida yo me he abierto camino sola, nadie sabe lo que me ha costado un semestre, ni las noches en vela estudiando, para que esa piojos vaya a meter su nariz en mis cosas. Mi trabajo es producto de muchas lecturas y sunque no manejo al dedillo el código de tránsito, que sabe ell de políticas públicas. Que hizo no sé, pero nadie tiene porqué confundirme con esa mujer, yo soy Harli y allá viene el director del tránsito preguntarme si yo era esa fulana y si trabajaba con la universidad del SINÚ, precisamente donde esa burda trabaja sin tener maestría ni doctorado y los estudiantes pagando una millonada por el semestre. En fin me impirt, pero esa sucia no tiene por qué meter su nariz en mi vida, en mis propuestas, menos mal que no la he guardado en mi correo. Vea póngala a estrenarse las neuronas y a dejar de intentar robar intelectualmente. Ella es capaz, que lea, que estudie, que se sacrifique. A mí me tocó y lo he conseguido sola, nadie me ayudó. Arreglenmé esta situación, póngales un límite. Tienen que dejarme en paz.

  3. Los folios o legajo del que le comenté, es el proceso que llevo desde 2019, año desde el que he tenido que soportar el hostigamiento de esa gente relacionada con usted. Los libros, son los chismes que sin parar, ko se por parte de quien, llegan a todo lugar en el cual me instalo, eso de igual manera, es hostigamiento. No pensé ventilar tal situación por este medio, pero no me quedó otro recurso. No quiero a la mal vestida de la Navarro en mi lugar dectrabajo, ni los chismes de las maestras sin oficio amigas de esa y de la otra señora. Me dejan en paz, yo no he ido a fastidiar a nadie, sus vidas no me interesan y si pasan necesidad o no, ese no es mi problema. En vista de su silencio 🤫, nada,que hacer, conoce todo lo que han hecho. Son bien rastreros y con gente como Luis Carazo a su servicio.
    Personas con ética no actúan de tal manera. Eso se llama bajeza. Nadie que actúe de mala fe y se imagine que puede construir su felicidad sobre el dolor de otro y a consta de su salud del otro, porque me enfermaron y usted lo sabe, no creo que puedan vivir en paz ni feliz. DIOS que es justo, sabe pasar factura. A ÉL nada se le olvida, tarde que temprano les llega su recompensa.

  4. Bien por los datos. Pero vale revisar algunos apartes del texto de Busnhell y Jhon Lynch, este último trabaja la historia desde el ángulo militar siglo XIX. Puedo facilitarle un legajo de 135 folios, los cuales considero usted debe conocer y 2 folios más consignados a la revista en esta semana, donde colabora ANA ARNEDO Y DENISSE GAVIRIA. De igual manera señor, puedo conversar sobre unos textos que han ido llegando a cada uno de los lugares donde voy laborando, sería interesante que usted los tuviese en su poder. Agradezco mucho si pudiese escribir a este correo: paloma197501@gmail.com
    Sería importante conocer apartes de la historia que se aborda sobre la campaña militar naval patriota y observar lo que historiadores han aportado en la modalidad de la historia desde abajo. Mil gracias.

  5. Armada de Colombia felicidades 200 años, Almirante Padilla grande Libertador de las aguas en Colombia. Gracias 💛💙❤️

  6. El fallo de La Haya, el Bicentenario de nuestra Armada y el realce histórico de nuestro heroe Naval se funcionan en este artículo creando una amalgama muy apropiada para el momento histórico de nuestra Marina de Guerra. Felicitaciones !!!
    Almirante (r) Henry Blain G

    • Muchas gracias Señor Almirante, aprovechando el momento para reconocerle su trabajo como marino de Colombia hoy día de nuestra Armada Nacional. Mi Dios lo bendiga.

  7. Excelente. En este artículo se nota tu gran preparación y amor por tu profesión . Un marino de verdad. Verdad ❤️ te admiró y te respeto profundamente.

  8. Que bien que los colombianos recordemos a nuestros héroes históricos, el Almirante José Padilla es el máximo héroe de los mares y las aguas en Colombia a través de todos los tiempos. Mil gracias a todos los miembros de la ARMADA DE COLOMBIA por sus 200 años 👏👍🙏🌹🌹🌹🌹🌹

  9. 💛💙❤️ Excelente artículo de opinión. Felicitaciones a la Armada de Colombia 200 años, recordar la obre del Almirante José Padilla López, El Libertador del Agua en Colombia 💛💙❤️

  10. 💛💙❤️Excelente artículo de opinión, muy alto sentido de patria y exaltación a la Armada de Colombia, y homenaje al Gran Almirante José Padilla, «El Libertador del Agua*. 💛💙❤️

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos