Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

ActualidadLa impunidad es un delito de lesa humanidad

La impunidad es un delito de lesa humanidad

Cuando las sociedades están al frente de unos sistemas que no castigan, ni previenen ni resocializan a quien es dueño de acción delincuencial; cuando el delincuente le suma a su patrimonio el activo convencido que puede callar, dilatar, cambiar la verdad, cuando los delincuentes logran que sea el tiempo indefinido sin que avancen los procesos; ahí se está tipificando un daño irreparable contra la sociedad porque se rompe la confianza, la credibilidad el sentido de autoridad y de respeto.

Se considera que los crímenes de lesa humanidad o contra la humanidad son “aquellos delitos especialmente atroces y de carácter inhumano, que forman parte de un ataque generalizado o sistemático contra una población civil, cometidos para aplicar políticas de un estado o una organización”; y si ese Estado, sistema u organización no interviene en la prevención, sanción, castigo y lo más importante la RESOCIALIZACION, pues se estaría configurando esa grave omisión que facilita la sistemática impunidad.

Las claras características de los crímenes de lesa humanidad se definen como “ciertas conductas que son cometidas en el contexto de un ataque con ciertas características: debiendo ser generalizado o sistemático y debe dirigirse contra la población civil”

¿Qué pasa contra la dificultad de acceso real a la justicia? Claro que pasa y sigue pasando

Los insuficientes recursos económicos, humanos, la falta de una cultura de la legalidad, los largos procesos en las organizaciones que imparten justicia. Desde que nuestra generación tiene uso de razón hemos escuchado y vivido reformas a la justicia, pero en la práctica y ni siquiera con los auxiliares de descongestión se ha podido poner al día la justicia.  Deberán hacer la próxima reforma desde adentro, los mismos operadores de la justicia quienes conocen las fallas, los vacíos y pueden dar las soluciones.  Oído entonces, próximos legisladores; faciliten y generen las condiciones para que al interior de la rama de justica y sin interferencias externas se redacte un manual sencillo y práctico que honre la definición de convivencia y de respeto ético frente a lo que en esencia es la justicia: “el principio moral que inclina a obrar y juzgar respetando la VERDAD y dando a cada uno lo que le corresponde…por encima de todo deben primar la justicia y la igualdad” y bastaría que siendo correctos, actuáramos en consecuencia.

Artículo anterior
Artículo siguiente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos