Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

ActualidadLa irracionalidad generalizada

La irracionalidad generalizada

Me causa espanto la irracionalidad de Hamas al lanzar un ataque contra Israel sabiendo que Israel no se iba a quedar quieto y que el pueblo palestino, al cual quieren revindicar de la persecución, la colonización y la agresión permanente por parte del gobierno israelí, no se iba a liberar, sino que iba a ser masacrado.

Me causa espanto la irracionalidad de Israel donde habita el llamado “pueblo de Dios”, el cual se muestra bien lejano de Él, en especial cuando está en manos del sionismo que es la transformación de la religión en nacionalismo y materialismo, su ala más conservadora, ultranacionalista, ultra ortodoxa y xenófoba.

Me causa espanto la irracionalidad de las potencias del mundo, en especial de Estado Unidos e Inglaterra, lo cual no me sorprende, sino también la irracionalidad de la Unión Europea que ha sufrido muchas guerras, bastante devastadoras y generalizadas las últimas dos. Lo que tampoco me sorprende.

También me causa espanto la irracionalidad de China, Rusia y Japón, por no mencionar sino a otros tres países poderosos que no hacen absolutamente nada por parar este genocidio.

La más vergonzosa irracionalidad es la de la ONU, la que ya demostró −en muchas ocasiones− su inutilidad, su incompetencia y su complacencia con los que tienen el poder de matar impunemente.

Pero la que más dolor y espanto me causa es la irracionalidad de todos nosotros, poniéndonos a favor de los palestinos o de los israelíes, que no son ningunos israelitas (en diminutivo) y tampoco un pueblo escogido, porque si Dios existe, no se va a poner a escoger a unos hombres por encima de otros y menos si asesinan en masa.

Mientras tanto nosotros seguimos yendo al cine, a conciertos, a cenar a un restaurante, a pasear a la finca o de turismo mientras ocurre una masacre espantosa de miles de hombres, mujeres y niños con aviones y tanques. Preferimos no ver noticias y hacernos los locos, lo que en realidad no es necesario porque somos locos de verdad, si estamos tranquilos con semejante horror, que no nos duele lo cual está demostrado en que no hacemos nada. Y no hacemos nada sólo porque no está ocurriendo en nuestras calles, sino en otras ciudades que sentimos muy lejanas y ajenas a nosotros.

¡Basta ya!, pero no solo esa masacre, sino ¡basta ya! nuestra irracionalidad, tomando partido y justificando la violencia de un lado o del otro, lo cual es tan horroroso como los actos de quienes participan en esta masacre. Toda guerra es injustificable.

Deberíamos estar en las calles protestando, o rezando, o en una huelga de hambre o una velatón, pero no viendo televisión como si nada estuviera pasando. Es una masacre con toda la tecnología del mundo y ¡no hacemos nada!

Definitivamente seguimos en la prehistoria de la humanidad. Somos una especie que mata sin compasión en forma masiva a seres de otras especies y peor aún ¡de la misma especie!: hombres, mujeres y niños. Por tener tecnología creemos que somos gente civilizada. Simplemente somos una especie con más capacidad de matar. Siempre justificamos alguna acción de guerra y casi nunca las iniciativas de paz y nos sentimos orgullosos de eso. En Colombia eso ya ocurrió, y sin embargo, creo que tú, yo, nosotros, vosotros y ellos, es decir todos, somos parte de esta historia primitiva de la humanidad que no hemos superado, a pesar que todos los días debieran ser de paz en todo el mundo.

César Augusto Muñoz Echeverry

cesarm@cmconsultorias.com

317 4310806

2 COMENTARIOS

  1. Excelente reflexión Carlos H. y puede que haya más precisión en algunos puntos, pero siento que coincidimos en lo central del tema.

  2. Solo una precisión: Hamas, como la perversa creación de la CIA y el Mossad que es, está haciendo exactamente las cosas para las que fue creada; o sea que no me creo ni por un segundo que esto sea una «casualidad» sino, simplemente, un deliberado y criminal plan del sionismo , la CIA, el MI5 y la OTAN como respuesta al vergonzoso, estruendoso y patético fracaso de sus planes en Ucrania.
    Por lo demás, siempre lo he dicho: nuestras «indiferencia», silencio y hasta complacencia (generalizadas) y consuetudinarias ante los horrores de Israel, no solo desde que fue inventado al final de los años 40 sino a través de toda la historia, tienen un nombre claro y concreto: COMPLICIDAD.
    A riesgo de sonar fascista, recuerdo lo que alguna vez le escuché a alguien: «Lo peor de Hitler no fue haber matado a 6 millones de judíos…fue no haberlos matado a TODOS»; a pesar de tener a los más insignes representantes del ingenio, la creatividad y la inteligencia humanas el rasgo más significativo y determinante de la etnia judía es el ancestral desprecio por TODOS los demás, seguramente obnubilados por su convicción de «ser los hijos de dios» (siendo ese tal dios la más nauseabunda, despreciable, criminal y falaz de las invenciones humanas)algo que los ha llevado históricamente a cometer los peores horrores contra el género humano: no existe raza o etnia más peligrosa contra la humanidad que esa…aunque los gringos y la mayoría de los europeos hacen todo lo posible por, al menos, igualarlos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos