Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

ActualidadLa lenta y segura desaparición de La Dulcera

La lenta y segura desaparición de La Dulcera

Por: CARLOS ALFREDO CROSTHWAITE FERRO

El pasado 20 de mayo el Tribunal Administrativo de Risaralda ratificó en segunda instancia una Acción Popular que ordenó al municipio de Pereira y la empresa Aguas y Aguas, iniciar en el término de un año las gestiones necesarias para ejecutar las obras de reconstrucción y rehabilitación del colector de canalización de la quebrada La Dulcera en el sector La Julita, entre el edificio Alquitrabe y la Clínica Pinares Médica. Los trabajos serán financiados con cargo al presupuesto municipal y las tarifas de la empresa, esperamos la restitución de su cauce natural.

Esta acción pública fue impetrada por la Procuraduría Ambiental y Agraria ante la vulneración de los derechos colectivos, a la calidad de vida de los habitantes, a la seguridad y prevención de desastres técnicamente previsibles por parte de esas instituciones y la CARDER, por el alto riesgo que muestra este colector construido por particulares, que se encuentra fracturado, con filtraciones, con llenos antrópicos compuestos de escombros y material de mala calidad, siendo el tramo más crítico el que rodea la Clínica Pinares Médica.

Esta bomba de tiempo fue causada por la complicidad del municipio y la CARDER con los urbanizadores de Pinares de San Martín, pues consintieron canalizar la quebrada sin permiso, con obras de pésima calidad, y entre 1995 y el 2002 lo llenaron con los escombros de los sismos y materiales sobrantes de obras en ejecución. Este perjuicio se toleró a pesar que el Código Nacional de Recursos Naturales establece que son bienes inalienables e imprescriptibles del Estado: “una faja paralela a la línea de mareas máximas o a la del cauce permanente de ríos y lagos, hasta de treinta metros de ancho”, norma que se vulnera de manera permanente, pues no obstante las lecciones aprendidas con la vulnerabilidad que existe a lo largo de la Quebrada Egoya, canalizada a mediados del pasado siglo, seguimos permitiendo este irreparable daño a nuestras fuentes hídricas.

Además la CARDER ha venido modificando y buscándole esguinces a la norma del código, los treinta metros de retiro fueron reducidos a 6 metros, todo para permitirle a urbanizadores irresponsables canalizar cauces permanentes o intermitentes, humedales y quebradas a lo largo y ancho de nuestro territorio. Todo a sabiendas de los daños que se causan a nuestros bienes ambientales, el deber de proteger y conservar el recurso hídrico, y el riesgo latente sobre los ocupantes de los inmuebles construidos y a la ciudadanía en general. A esto se suma la casi desaparecida quebrada La Arenosa, los últimos estertores se están dando por el sector de Pinares, exactamente detrás del Club del Comercio. En los últimos meses vimos como vecinos de este sector indignados con los daños a la naturaleza han tratado de defender el derecho a preservar áreas de bosque natural con árboles, guadua, caña brava y bambú, siendo derrotados por los intereses de ciertos constructores.

Si no lo impedimos la Dulcera desaparecerá en poco tiempo, no solo por los daños causados en el sector de La Julita, sino por los planes parciales que se vienen ejecutando en el cerro de Canceles donde desaparece el bosque que se encuentra contiguo a cuatro drenajes naturales, tres son afluentes fluviales de ésta. Recordemos que el tramo entre las calles 17 y 27 a la altura del Deogracias Cardona, esta canalizado en la urbanización Verona, construida sobre este cauce. También está invadido de bodegas y parqueaderos el tramo localizado entre calles 23 y 26, frente a los Profesionales. Me parece que se hace necesario una Acción Popular para evitar su lenta y segura desaparición. Manos a la obra.    

4 COMENTARIOS

  1. Excelente radiografía, pero está no es la única microcuenca hidrográfica que se encuentra en esas condiciones , la situación caótica está a nivel del departamento de risaralda dónde estos afluentes hídricos con sus respectivos tributarios hoy son cloacas de vertimientos y residuos sólidos, sería importante que la CARDER, respondiera penal y civilmente por los impactos causados , adicional ha esto explicara el estricto cumplimiento de los mal llamados planes de compensación forestal y que demuestren si verdaderamente se cumple , o como denuncian son letra muerta y peor aún la misma entidad les proporciona el material vegetal , no hay derecho , hoy es toda una vergüenza está corporación , es recomendable continuar unidos con las acciones populares de la mano de la procuraduría judicial ambiental y agraria, la fiscalía 11 de unidad de delitos contra el medio y la defensoría del pueblo, debemos desvertebralos en derecho , buen día .

  2. Muy preocupante la situacion creada por constructores irresponsables, segun la infirmacion de este artículo. Que otras acciones se estan programando?

  3. Plan parcial La Julia agotó la conectividad ecosistemica del Chichi, Canceles y Jardín Botánico. Esa era la estrella hidrica de la Villa de Cañarte. Tampoco se ha cumplido la compensación forestal derivada de los aprovechamientos que van casi desde Delight hasta las Franciscanas. Como se aporta a esa acción propuesta?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos

 HAZ TU DONACIÓN