Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

ActualidadLa nueva paradoja de la humanidad

La nueva paradoja de la humanidad

Mi generación ha sido testigo complaciente de una explosión demográfica aterradora que ha convertido la presencia humana sobre la tierra en una plaga. Nos acercamos a ocho mil millones de habitantes, más del triple de lo que éramos en 1950 y las proyecciones nos indican que seremos 10.000 millones en el 2050, un 25% más que hoy. El crecimiento poblacional no sería una tragedia si la afectación del planeta no hubiese llegado a los peligrosos extremos actuales.

El cambio climático, la pérdida de la biodiversidad, la degradación de la tierra y la escasez del agua son graves problemas que crecen de manera exponencial y que amenazan la tierra con la extinción de los seres humanos y la vida misma. Las agendas para el desarrollo sostenible que han surgido a raíz de estas crisis son apenas una utopía y decenas de países aún se niegan a participar y a hacer esfuerzos por controlar y reducir su contribución a este deterioro.

En su vertiginoso avance la humanidad ha tenido que lidiar en los últimos años con los desarrollos tecnológicos que en su momento amenazaron las estructuras sociales y sobre todo al empleo. Primero las calculadoras, después los computadores y luego el internet parecían arrollar todas las actividades laborales y desplazar a muchos humanos de sus oficios. No fue así y por el contrario las profesiones se adaptaron a esos cambios. Ahora nos llega la Inteligencia Artificial -IA-, máquinas capaces de albergar toda la información que existe en el universo y que intentan imitar la inteligencia humana. Stephen Hawking advirtió sobre los peligros de ella y la consideró una amenaza para la supervivencia del hombre. Su evolución y sus variantes nos trajeron recientemente a ChatGPT, un robot que todo lo sabe y con el que puedes conversar sobre cualquier tema. Lo más asombroso es que puede generar contenidos escritos coherentes, lógicos y muy parecidos a los creados por los humanos: hacer poesía, escribir libros, elaborar documentos, dar consejos, etc.. Cosas que siempre creímos solo podían nacer en el cerebro de los hombres. ChatGPT habla de una manera muy cercana a la de un humano, aprende día a día y se autocorrige. Los conflictos ya empezaron. En escasos dos meses cientos de millones de personas en todo el mundo están interactuando con este robot y los estudiantes de todos los países se dieron cuenta de que él (?) puede en un instante hacer sus tareas y resolver sus problemas. Nadie sabe hasta donde será capaz de llegar y si reemplazará algún día a la inteligencia humana.

Yuval Harari, el famoso antropólogo israelí, dice muy acertadamente que en los albores del tercer milenio la agenda humana ha cambiado y que los problemas que nos inquietan de cara al futuro son diferentes: la lucha contra el envejecimiento, la búsqueda de la inmortalidad y la conquista de la felicidad. La medicina y la salud pública están experimentando un cambio profundo en sus paradigmas impulsado por la misma revolución científica y tecnológica.

La inteligencia artificial (IA) está desarrollando sistemas de diagnóstico automatizado que pueden detectar enfermedades tempranas y que ayudan a tomar decisiones acertadas sobre el tratamiento. La genómica y la bioinformática permiten predecir una enfermedad incluso décadas antes de que aparezcan los síntomas. También la bioingeniería, la nanorrobótica, la edición genética, el big data y la computación cuántica, entre otras, hacen sentir al hombre «súperpoderoso».

Una contradicción aberrante. Estamos cada vez más cerca de la extinción pero también de la inmortalidad. ¿Cuál llegará primero?. ¿Acaso el mundo terminará como un planeta frío, sin seres humanos y dominado por una inteligencia artificial?

1 COMENTARIO

  1. Al paso que vamos no en vano han hecho películas como anticipando lo que puede suceder y con seguridad sucederá.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos

 HAZ TU DONACIÓN