Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

ActualidadLa pesadilla nunca se acaba

La pesadilla nunca se acaba

«Cesó la horrible noche» diremos al fin de esta semana envueltos en la bandera del mismo Nuñez que nos legó cosas buenas y esa mísera heredad de nuestro patriotismo doloroso. Habremos cerrado otra página. Dejaremos atrás el desafío horrible y oscuro de optar por la peor opción, porque ese tarjetón no trae ninguna que sea mejor…

Y como paisanos heridos de esa funesta historia, seguiremos escribiendo la propia. Bajo las toldas de ese miserabilismo que apenas da consuelos de la candidez de una Historia Sagrada llena de inmundos personajes que pretenden ser elegidos y tomar las riendas de tantas vidas como se acumulan en un país sobreviviente a los ríos de sangre, de dolor y de todas las sevicias imposibles de escribir o describir en esta pasión de ciudadanos huérfanos de Dios y de todo.

Pero … Oh, sorpresa: ¡Todo sigue y nada cambia! Gane quien gane, aquí todos perdemos…

Por muchos años equivocábamos postura, riendo de todo eso y hasta le propusimos a un editor «Las Fórmulas para Sonreirle al Hambre», que junto con VJ Romero consignamos en los boletines de notas del colegio y de la Universidad, con rimas que llamaban a la frase chispuda con filos zahirientes. Burlamos toda norma y reíamos de nosotros mismos con la dulzura de quien canta su tonada punzando, entre tono cáustico y burlón. Y así, pudimos decir unas cuantas verdades que hasta los más rigurosos críticos admitían con cierta simpatía, solo por celebrar nuestra travesura de publicar ese formulario con Dinamarca Ltda. y distribución de la Librería Nacional.

«Adoro compartir el bus con el hambre del mendigo/ con el ansia de la prostituta de dos pm… Adoro a mi país, hijo de nadie»…

Escribíamos. Y hasta a nuestros calificadores pusimos en aprietos para interpretar el verso según el cual sus tutoriales nos ardían en la piel y resonaban en el crujir de nuestras tripas. Viviendo aquí… «donde unos raquíticos /y otros opulentos luchan / por subvertir … digo, por subsistir… Donde unos asaltan para comer/ y otros comen y comen y comen / para seguir … ASALTANDO!

Finalmente el decano de nuestra facultad dijo que todo eso tan curioso, o tan inocente, era apenas expresión o manifestación de «sed de coca-cola»… (Escribió David Mejía Velilla, decano de Comunicación de la Universidad de la Sabana).

Y este de hoy nos «inspira» para decir que en este combate sin ideas, lo falso es lo más cierto y lo mediocre, la consigna. Bajamos del pedestal de los líderes a ganarse el primer puesto administrativo de una Nación, a púgiles de lengua y bravatas, encapsulados en los ardides de sus cómplices marrulleros para destruir al oponente: Todo, menos construir algo para los ciudadanos.

Pero esta tristeza es mía, ¡y nada más!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos