Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

ActualidadLa salmuera de estos días

La salmuera de estos días

Por GABRIEL ÁNGEL ARDILA

Decía mamá: las obras se parecen al que las hace. Ya resueltos los nudos gordos de aquella coyuntura, es artística la foto de ciudades convertidas en escombreras o empalizadas de comercios tugurizados, para proteger vidrieras o tapar troneras traspasadas por la piedra popular que hizo marcas al paso de sus más íntimas pasiones. Carrocerías y edificaciones chamuscadas, monumentos mochos, descabezados o simplemente huecos de inmenso simbolismo de la demencia … ¿colectiva?

Es el sumun de la inteligencia «progresista», que ahí pagarán todos, entre todos, sin costos que no puedan asumirse.

El tema de lucha de clases y quejas de pobreza lanzadas por panzones sindicalizados en trincheras ideologizadas y quienes finalmente no aguantaron presión y mejor fueron a sus fincas o balnearios en el exterior, alegando amenazas contra su seguridad… Y todo mientras vuelve la calma,  y pinta bien el oleaje del inhóspito paisaje coloreado con tintes de sangre, fogonazos de botellas llenas de gasolina subsidiadas por gordos de mesadas enloquecedoras, con las cuales financian sus recreos, mientras enfurecen marionetas que forman en la primera línea para calentar campañas de próximas candidaturas. ¡Fuerza social de su coherencia!

Cuando vuelva la calma … Puede que todos lloren. Pero no compartirán la misma felicidad.

Tu vida es una moneda: sales a la calle a ponerle cara al viento … ¡pero el sello está dentro! Eres lo que eres, aunque en la calle sonrían o lloren; por mucho que gesticules y bestialices haciendo las musarañas para sobrevivir. Siempre es la misma moneda. La cara es lo de menos, dirían algunos. Lo esencial es el sello… Pero alguien dice que el tiempo te va cambiando por fuera y las personas son las culpables de que cambies por dentro. El tostado de la piel y las arrugas, ocultan los ímpetus que te animan.

Es la libertad eternamente discutida y fallida: De cualquier modo, nos siguen esclavizando…

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos