Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

Actualidad“La voluntad de poder"

“La voluntad de poder»

 

El concepto de la «voluntad de poder» es uno de los pilares fundamentales en la filosofía de Friedrich Nietzsche. Esta idea no solo atraviesa su obra, sino que también representa un desafío profundo a las convenciones morales, metafísicas y epistemológicas de su tiempo.

En su esencia, la voluntad de poder no es simplemente una búsqueda de dominación o control externo, como a menudo se malinterpreta, sino una fuerza vital inherente a todo ser, una dinámica fundamental que impulsa la vida y la existencia. Para Nietzsche, esta voluntad no se reduce a la lucha por la supervivencia o la adaptación, como plantean teorías darwinianas, sino que es una manifestación de un impulso creativo y afirmativo.

Nietzsche concibe la voluntad de poder como una expresión de creatividad y autosuperación. No es una simple búsqueda de poder sobre otros, sino una fuerza que impulsa al individuo a trascender sus propias limitaciones, a reinventarse continuamente y a afirmar su existencia de manera plena y auténtica.

La voluntad de poder desafía las nociones tradicionales de moralidad, especialmente aquellas basadas en el resentimiento y la negación de la vida. Nietzsche critica la moralidad judeocristiana por su enfoque en la sumisión y el autosacrificio, argumentando que estas enseñanzas surgen de una voluntad de debilidad. En contraste, la verdadera moralidad, según Nietzsche, es aquella que emana de la voluntad de poder, que celebra la vida, el vigor y la capacidad de crear nuevos valores.

Nietzsche criticó la moralidad cristiana, particularmente su enfoque en la sumisión y el autosacrificio, como una manifestación de lo que él denominó «moral de esclavos». Según Nietzsche, esta moralidad promueve valores que, en su visión, sofocan la vitalidad y la creatividad inherentes a la naturaleza humana.

 

Nietzsche distingue entre dos tipos de moral: la moral de señores y la moral de esclavos. La moral de señores, que él asocia con la voluntad de poder, es una moralidad afirmativa, que celebra la vida, la fuerza, la creatividad y la afirmación de sí mismo. Por otro lado, la moral de esclavos, que él asocia con el cristianismo y otras religiones y filosofías que promueven la humildad, la compasión y el autosacrificio, es reactiva y se basa en el resentimiento hacia aquellos que poseen poder y vitalidad.

La voluntad de poder de Nietzsche es una invitación a vivir de manera más plena y auténtica, a abrazar la vida en toda su complejidad y a convertirse en cocreadores de nuestro propio destino. Es una llamada a trascender la mediocridad y a celebrar la fuerza vital que nos impulsa a ser más de lo que somos. En última instancia, la voluntad de poder no es solo un concepto filosófico, sino una guía práctica para una vida de autoafirmación y creatividad continua.

 

Padre Pacho

Artículo anterior
Artículo siguiente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos