Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

ActualidadLecciones que me ha obsequidado la vida  (Parte 2)

Lecciones que me ha obsequidado la vida  (Parte 2)

(Copyright) fergo14@gmail.com

Estos son algunos principios de comportamiento que me ha enseñado la vida. Aunque suelo incumplirlos por culpa de mi perverso ego, sigo esforzándome por hacer de su práctica una rutina. Cada error cuesta demasiado y carece de reversa:

CONTINUACIÓN:

Si el apocalipsis está agendado para mañana entonces viviré intensamente hoy.

*   *   *

Mis méritos hablarán por sí solos. Al verme forzado a anunciarlos y promocionarlos pongo en evidencia que sobrevaloro mis logros. Y hago el ridículo.

*   *   *

Escucharé y pensaré antes de hablar. Muchas veces es preferible callar la verdad o abstenerse de contra-argumentar, incluso ante un error evidente del interlocutor. El silencio es la reacción más estratégica. Una boca cerrada es demasiado poderosa. En particular, los influyentes y adinerados solo quieren oír lo que les interesa y conviene, o lo que infla su ego; odian que los cuestionen y nunca perdonan a sus contradictores.

*   *   *

Si alguien de quien espero amistad por el trato prolongado, cercano y/o habitual ignora mi nombre, no es amigo.

*   *   *

Evitaré que el miedo me conduzca a la agresividad.

*   *   *

Estudiaré y racionalizaré previamente cada una de mis decisiones, acciones, omisiones y comentarios, por insignificantes que parezcan. Los grandes problemas derivan de las pequeñas imprecisiones.

*   *   *

Por ningún motivo me inmiscuiré en la vida privada de los demás.

*   *   *

Jamás iré a donde no he sido invitado.

*   *   *

Me asemejo a mis compañías. Por lo tanto, rechazaré las malas compañías; son el origen de todos los males.

*   *   *

Recordaré y pronunciaré el nombre de quien dialoga conmigo.

*   *   *

Quien solo me busca cuando necesita algo… no me ve como amigo.

*   *   *

Me abstendré de conductas u omisiones que puedan causarme arrepentimiento y vergüenza.

*   *   *

Mis gastos serán inferiores a mis ingresos.

*   *   *

No haré bromas ni comparaciones, aunque parezcan inofensivas; ni siquiera en la intimidad del hogar. Lastiman y generan equívocos.

*   *   *

Si algún «chistoso» me insulta o irrita, lo ignoraré.

*   *   *

El sentimentalismo irracional es un guía traicionero.

*   *   *

Procuraré que mis interlocutores me antecedan en la palabra. Analizaré cada gesto y expresión. Así ganaré ventaja en cualquier debate.

*   *   *

No tendré opinión «personal». ¿Para qué? Tampoco sacaré conclusiones sin terminar de escuchar lo que debo escuchar o de leer lo que debo leer.

*   *   *

Sólo expresaré lo que esté en capacidad de sustentar en público y convenga a mis intereses.

(CONTINUARÁ…)

Artículo anterior
Artículo siguiente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos