Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

PolíticaLetanía del vago.

Letanía del vago.

Por JESÚS ALBEIRO ZULUAGA LÓPEZ.

Tras una deficiente administración del país por parte del Gobierno Nacional para el primer y segundo pico de la pandemia Covid-19, llega el tercer pico de la letal enfermedad, sumiéndonos en nuevas preocupaciones y dando continuidad a las dificultades económicas que están ligadas al toque de queda.

En suma a este tercer pico surge del Ministerio de Hacienda una reiteración de la pésima gestión de los gobernantes de Colombia, una nefasta reforma tributaria que con sus componentes no pretende menos que desangrar a los más débiles para seguir engordando a los vampíricos e insaciables compinches de la oligarquía elitista del país.

Esta Reforma Tributaria es el segundo golpe que nos pretenden asestar como parte de un contundente ataque interno. Y por ser segundo, claramente lo precede un primero, que ya fue acomodado entre nuestras familias más pobres: la actualización del SISBÉN, en dónde quedaron las familias vulnerables representando un esquema mentiroso que les define como hogares acaudalados. De esta forma el gobierno (que no merece la mayúscula) de Colombia (podrida en la corrupción; segundo país más desigual de América, sólo después de Haití, según el Banco Mundial) ejecutó su estratagema para cortar subsidios a beneficiarios verdaderamente necesitados.

Por esto, los colombianos nos hemos puesto de acuerdo para hacer un gran Paro Nacional en rechazo de esta decisión, que es determinante para la permanencia de la poca estabilidad que le queda al colombiano de a pie, y a las pequeñas y medianas empresas.

Sin embargo, ya salieron a flote Los patriotas que nunca faltan en cada paro, aquellos amigos del progresismo y decididos enemigos – como se desgañitan manifestando – de la vagancia. Entre nuestra indignada multitud encontramos desalentadores mensajes al margen de la realidad colombiana, como el merecedor de burlas “yo no paro, yo produzco” pronunciado por personas cuya frágil estabilidad se derrumbaría si no nos opusiéramos a las injusticias de los que están arriba y nos tienen por debajo.

Para no dejarnos pisotear relegamos a los incoherentes y revivimos el espíritu del 21N para que hoy, 28A, el país se detenga y busque las garantías para poder seguir siendo país.

¡Hoy nos revelamos! Y llegará a todos la letanía del vago.

Porque he de pagar renta

De pequeñeces que gano

Y porque comer marrano

me dejará alta la cuenta.

¡El 28 de abril yo paro!

Porque sacaran ración

del que ya pagó el impuesto

 e inventarán un supuesto

nuevo cobro a la pensión.

¡El 28 de abril yo paro!

Porque aquellos impúdicos,

fatales embaucadores,

embargarán sin dolores

también los servicios públicos.

¡El 28 de abril yo paro!

Porque ahora el combustible

 tendrá inaudita subida

 y el transporte la comida

se nos hará un imposible.

¡El 28 de abril yo paro!

Porque aquellos de traje

Y muertos en la corbata

A la ciudad sacan plata

Metiéndole el peaje.

¡El 28 de abril yo paro!

Porque en la predilección

 del canoso presidente

no se encuentra presente

 cultura ni educación.

¡El 28 de abril yo paro!

Porque seremos canarios

en las garras del fulano,

tendrá IVA el colombiano

 por servicios funerarios.

Porque Colombia no desaparezca

bajo el pegote lo corrupción:

¡El 28 de abril yo paro!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos