Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

Sin categoríaLevantando el escudo de la fe

Levantando el escudo de la fe

Por Sebastiàn Allan

Nunca en la historia de la humanidad se había vivido un momento como el que tenemos hoy en día, donde algunas personas lo han llamado confinamiento, aislamiento o cuarentena.

De hecho, este tiempo nos ha permitido reflexionar en aspectos de la vida familiar, social, financiera. Lamentablemente hay unos que no han entendido el propósito y se han sumido en tristeza y depresión; mientras otros (en los cuales me encuentro) decidimos hacerle frente a la situación a través de una reinvención del ser para hacer, siendo coherentes con lo que pensamos, decimos y hacemos.

Ahora, la ideología de moda pretende reducir la fe a un simple «artículo de consumo», lo que implica de entrada el desprecio total a la espiritualidad humana, independiente de la creencia que se tenga.

«Nos hacen creer que 40 personas en 15 metros cuadrados de un autobús no amenazan la salud pública, pero sí lo hacen 100 personas en 300 metros cuadrados de un templo. En ese sentido, declaran que el transporte público es un servicio esencial que no puede suspenderse; pero dejan sin atención alguna a una actividad no menos trascendental para los creyentes: el ejercicio de su fundamental libertad de culto».

En este tiempo entedemos que la vida ha cambiado para todos, lo cual debemos adoptar un estilo de vida diferente, cambiando nuestra manera de pensar y de actuar, sumándole nuestro sistema de creencias para fortalecernos espiritual y materialmente.

Finalmente, hay que levantar el escudo de la fe para que nuestros días sean sanos, con nuevos hábitos, cubriéndonos de las voces y palabras que nos quieren censurar y que van directamente a la mente, el principal campo de batalla.

La fe que se aborda en la biblia significa seguridad, convicción, fidelidad, evidencia, autoridad, obediencia, confianza, crédito (saldo a favor), creencia y dar. Por eso, no debemos condicionarla a las circunstancias que vivimos, sino que debe estar firme de acuerdo a la fuente de la que proviene.

Prefiero creer para ver y no ver para creer, porque por fe andamos, no por vista.

Artículo anterior
Artículo siguiente

4 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos

 HAZ TU DONACIÓN