Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

ActualidadLo fundamental

Lo fundamental

Pensando en voz alta.

*En el altar de la perversidad, se sacrificaron millones de personas a lo largo de la historia humana. No es asunto del capitalismo, versus comunismo. Todos los imperios mataron gente por defender la supremacía del estado, sus gobernantes y sus dioses. Durante el imperio romano, centenares de personas cayeron en los territorios ocupados alzados contra los invasores; miles de cristianos fueron sacrificados porque se oponían a los llamados dioses “paganos”. Las cruzadas y la conquista de América son ejemplos  lacerantes de ese terrible delirio de la iglesia católica por imponer la fe, aún con los métodos condenables por su Dios. Ni se diga de la guerra de conquista. Al aterrizar en la actualidad, el tema lo circunscribimos a la lucha del capitalismo contra el socialismo que, francamente, nos deja perplejos. Las humillaciones a la dignidad humana cometidas por el capitalismo salvaje eran de tal dimensión que, alguna vez le escuché decir al filósofo y sacerdote jesuita, Jaime Vélez Correa: “Si Marx no aparece, tenía que llegar otro”. Infortunadamente tergiversaron a Marx, porque él mismo afirmó que sus teorías estaban sujetas a las condiciones propias de cada pueblo. El socialismo logró instaurarse en varios países del mundo, empezando por la Rusia y terminando en China. Y, a pesar de su avance social, sacrificó los valores propios de la persona humana, con tal de imponerse a toda costa y eso invalida la fuerza moral del supuesto desarrollo. Ya ese esperpento cayó en casi todas las naciones. Se fortalece en China y agoniza en Cuba. Muchos fuimos deslumbrados por sus aparentes logros. Me decepcioné de Cuba, con el juicio breve, sumario y amañado al general Arnaldo Ochoa, procedimiento contra lo cual luchábamos en Colombia, pero a los comunistas les parecía muy correcto allá. Doble moral, me dije y sin abandonar mi militancia política de izquierda, me prometí que jamás lucharía por instaurar un régimen totalitario en mi país; por lo mismo, no voté por las FARC. Busco con entusiasmo el socialismo liberal nórdico, que es lo que encarna nuestra izquierda progresista calumniada con el esperpento de castro-chavista. La derecha nunca condena el extremismo fascista de Trump, Bolsonaro, Pinochet y Videla. Para mí son la misma “miércoles” con Chávez, Castro, Maduro, Ortega, Stalin, Mao, Pol Pot, Jojoy y Reyes, de origenes distintos, con resultados iguales.

**

Gracias y felicitaciones a El Diario, por tan bella celebración en sus 40 años.

***Hoy tenemos resultados electores que serán materia de mucho análisis.

Jaime Bedoya Medina.

Artículo anterior¿Cambio Real o Cambio Cosmético?
Artículo siguienteIgnorancia Emocional

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos