Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

ActualidadLo prometido es deuda

Lo prometido es deuda

PENSANDO EN VOZ ALTA.

*Como “lo prometido es deuda”, aquí va la reflexión sobre otra falacia de la derecha que pontifica sobre la desaparición de las Ciencias Sociales. Veamos: una buena parte de los profesionales que así hablan se formaron en los libros de Bruño, un religioso lasallista autor de textos escolares que, durante años fueron la guía del maestro. Específicamente en Historia, traía una narrativa bien agradable, pero descontextualizada de la realidad. Feriaba nombres de lugares, personajes y fechas que, los alumnos debían memorizar. En Geografía, había una especie de agrimensura sobre la extensión de montañas, valles, ríos, los picos más elevados, las depresiones más profundas, los pisos térmicos y sus productos característicos, la extensión de las costas, los departamentos con sus capitales y número de habitantes, etc.

El gobierno de Belisario Betancur hizo una reforma con buen criterio, porque el presidente estaba preocupado por la tendencia a la memorización sin análisis e integró las CIENCIAS SOCIALES que, incluyen: historia, geografía, constitución y educación para la democracia, pero vistas de un modo holístico. Un plan de trabajo incluía, por ejemplo, el estudio del departamento de Cundinamarca, del cual se miraba:

Territorio, habitantes, clima, productos, hechos y personajes históricos.
El maestro tiene, entonces una muy buena oportunidad para desplegar un arsenal de conocimientos, siempre en contexto, con la realidad histórica y actual. Se pasó de una educación libresca que, sólo resaltaba la figura de los padres libertadores y sus hazañas, en abstracto, a un análisis del porqué del acontecimiento y surgimiento de los héroes. Ahí se comprende, por ejemplo, el discurso incendiario de José Acevedo y Gómez aquel 20 de julio, como el papel de José María Carbonell, llamado con desprecio, “el chispero”, gracias al cual, la advertencia de Acevedo no se consumó ese día; o, explicar que “la horrible noche” no ha cesado o que “El sol no alumbra a todos”. Debieron pasar años, para que la escuela adoptara textos del, para mí, mejor historiador de Colombia, Indalecio Liévano, como de Nieto Arteta, Tirado Mejía o Melo, para citar unos pocos. El discurso de la derecha es falaz; las ciencias sociales no han desaparecido, lo que añoran es que los alumnos, sin análisis, sigan recitando como papagayos los contenidos huecos de años idos, sin compararlos con la realidad actual para cambiarla. Los lineamientos curriculares de las Ciencias Sociales, son preciosos. Hay que leerlos.

*Si criticamos el derroche inescrupuloso de Duque; no me tragaré el de este gobierno, por quien voté. ¿gobelinos, camas, sábanas costosísimos y 150 millones de publicidad de tres meses? No me jodás, como decía Maradona.

**Vamos con la negociación y la paz total.

Jaime Bedoya Medina.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos