Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

ActualidadLo que me trajo el Niño Dios.

Lo que me trajo el Niño Dios.

Por JOHN JAIRO ARIAS HENAO

Está mañana, cuando desperté y revisé, me di cuenta de que, en el rincón de mi casa, estaba absolutamente todo lo que le pedí en mis oraciones al Niño Jesús.

Mi familia está toda, después de tantos días de zozobra en medio de la pandemia que ha generado el coronavirus, muchos han pasado por los síntomas y han logrado en casa salir avante, otros en cambio, y aún, están recibiendo atención médica en centro hospitalario, pero a Dios gracias en recuperación, Gracias, Niño Dios.

Me trajo la felicidad que da poder ver a los niños miembros de mi familia, destapar sus regalos de Navidad, y saber que llegaron alegres y sonrientes a mirar al pie del árbol, que los regalos correspondían a cada uno, gracias, Niño Dios.

Me trajo salud, mucha salud, que es el mayor regalo que toda persona anhela y requiere en estas dificultades, entendiendo que no solo es implorándolas en las oraciones, sino ayudándonos en el acatamiento de las medidas.

Me trajo una Navidad más al lado de los seres que amo; Con una madre que nos enseña cada día el valor de la vida y el servicio a los más necesitados, al lado de mis hermanas que han sido por siempre mi compañía en este peregrinaje de la vida, de mis hijos, inspiración permanente de mí actuar, de familiares que se convierten en cómplices del camino, para que la vida tenga más sentido.

Me trajo amigas y amigos en mi lugar de trabajo que valoró constantemente y que trato de ser digno de la acogida que me han brindado, para que al final podamos decir que la tarea sentimiento de todos, haya cumplido sus primeras metas y logros.

Me trajo un año lleno de aprendizaje, donde me mostró una vez más, que todos tenemos una misión que cumplir en la tierra y que para cumplirla no se necesitan dignidades, solo dignidad.

Niño Dios, gracias por traerme a mi vida lo que tú has considerado que yo merezco y te manifiesto que todo, absolutamente todo lo que me has dado, lo recibo con cariño, aceptación y humildad.

Te Amo Niño Dios y gracias por llegar a mi Corazón, todos los días necesito de ti y sé que en muchos rincones del mundo, también.

John Jairo Arias Henao

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos