Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

ActualidadLos ángeles no hacen política

Los ángeles no hacen política

Por supuesto que resulta una ingenuidad pedirles a los candidatos a la Alcaldía de Pereira una campaña política diferente, más digna y, si se quiere, más justa. Dicho de otra forma, una campaña donde predomine el concepto de política como filosofía y no como ideología ni como mecánica electoral.

En teoría la petición aplicaría para los candidatos de todos los municipios y la gobernación. En nuestro caso regional, puntualicemos la Alcaldía de Pereira que, para efectos del poder político, es la joya de la corona.

La política es la guerra por otros medios, tal como se le atribuye a la teoría de Foucault. Y quienes en una democracia liberal estamos sometidos a las relaciones del poder político, de antemano sabemos que la política como ejercicio para alcanzar el poder no es un juego de ángeles y querubines.

Quizás siguiendo la añeja teoría del inglés Thomas Hobbes sobre el espíritu violento del ser humano, es que el pensador francés le da a la política ese alcance bélico según el cual, toda convocatoria a elecciones es una cita donde las trompetas llaman a la despiadada guerra por el poder. Así sea solo para elegir al presidente de la junta de acción comunal del vecindario.

Casi siempre en política las maniobras carecen de juego limpio y es ahí donde aparece el Leviatán de Hobbes, ese demonio monstruoso que nos pone en la lucha de todos contra todos.

Es ahí donde la política como actividad humana pone sobre la mesa el conflicto de intereses y conveniencias alimentadas por la pasión y la emoción, tan humanas y entendibles desde la ideología, pero incomprensibles desde el deber ser de la filosofía, contraria a la naturaleza violenta, agresiva y perversa del hombre.

Para evitar la guerra del espíritu tribal a sangre y fuego, la filosofía creó la democracia para que en las relaciones de poder, con ideologías o sin ellas, los ciudadanos, desde la libertad de su voluntad, elijan a sus representantes y les otorguen mandatos específicos.

Claro que en la carrera por ganar unas elecciones, surge el aforismo del piloto de fórmula 1 Ayrton Senna: “Después del primero, todos los demás son perdedores”.

La excepción del perdedor-ganador se da en el maniobrar político de quienes van a la contienda a perder y a cumplir el papel de dividir para que otro reine. Atomizar el voto que en la lucha política solo se amortigua con el poder ciudadano bien informado en el discurso público o en los medios.

Es por ello que es ingenuo pedir un proceso electoral donde, desde el deber ser, gane la mejor candidatura y el aspirante de mayor mérito. Quizás fue por eso mismo que el gran Maquiavelo sentenció que la política no es teocéntrica sino antropocéntrica. Los ángeles no hacen política. Los ciudadanos sí.

3 COMENTARIOS

  1. Cada ser expresa de manera diferente su accionar no solo en lo político, también lo hace en cada actividad que realiza desde lo social y económico, por ello es importante entender que lo público de la política la vuelve más visible en cada uno de sus actos y los cuales en su mayoría sólo muestran el interés individual y no colectivo de quienes pretenden llegar al poder solo como manifestación de egos individuales para su beneficio sin importar el como lo logren pero si con un fin determinado.

  2. Respetado Columnista:
    El ejercicio de la política está directamente relacionado con las acciones, entonces relacionadas con la ética: obrar y vivir correctamente .
    El ejercicio político requiere del conocimiento de región, país , desde los ámbitos económicos, culturales, sociales y demás..

  3. Muy cierto, lo peor es que los grandes apetitos de poder parecen sacar los peores defectos de los contrincantes, y si se dedican a sacarse los trapitos al sol, para desacreditar al opositor, peor la cosa.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos