Los juegos del hambre

0
79

POR: Carlos Alberto Cardona Montoya

CONTRACRITICA: Con amor, humor y.. ardor

Los movimientos sociales, a lo largo de la historia, han tenido manifestaciones bruscas súbitas, espontáneas, como las ocurridas en solo unas cuantas semanas de diferencia y miles de kilómetros de distancia, los casos de George Floyd, en Mineapolis USA, y el abogado bogotano Javier Ordoñez; ambos  en circunstancia iguales, en estado de indefensión, sometidos a la majestad  de representantes de la ley, con uso desmedido de fuerza y una exuberante demostración de cobardía, estupidez y villanía. Eso produjo un levantamiento colectivo por la indignación producida, que fue el detonante para manifestar colectivamente el rechazo a condiciones gubernamentales inaceptables.

Otros movimientos sociales se explican en apuestas ideológicas, que en principio y antes de los años sesenta del siglo pasado se clasificaban en dos grandes enfoques: el marxista y el funcionalista, y éstos a su vez, superados por otros  movimientos que privilegian aspectos determinados, asimilables a las conductas de las multitudes en la generación de revoluciones al estado de cosas, principalmente gubernamentales que, en los modelos económicos capitalistas neo-liberales, son generadores de malestares sociales, distanciamiento de las clases sociales, pugnacidad por el control de los recursos y el sometimiento indiscutido de los grupos humanos cada vez más empobrecidos; los mismos grupos que desencadenan identificaciones filosóficas para luchar por la igualdad, o mínimamente, por disminuir el abuso de los que detentan el poder; eso produce enfrentamientos, muchas veces armados, y se manifiestan por el uso de la fuerza bruta para ser reprimidos.

Ambas explicaciones están asociadas a lo que desprevenidamente podríamos esperar en el pos-covid y la acumulación de los abusos de poder de los gobiernos nacional y locales, de manera preparada y organizada la protesta social se hará sonar como en noviembre del año pasado, sin coronavirus  y sin medidas que han dejado sin trabajo a 5 millones de colombianos; el hambre integra a los hambrientos para romper paradigmas; son muchos los sociólogos que en los periódicos de mundo advierten que sobrevendrán conductas colectivas bruscas, que podrían ser violentas.. serán violentas.

Los romanos nos enseñaron una locución latina peyorativa que hoy nos sirve para hacer una propuesta que calza perfectamente en la mediocridad de los recientes gobiernos de la que se autodenomina capital del eje, “Panem Et Circenses” “Pan y circo” que es una formidable manera para que gobiernos mediocres, como los nuestros, mantengan tranquila a la población, para ocultar hechos de evidente malestar,  como la nulidad de la elección del más pispo del gallinero, la pérdida de los recursos de la tercera edad, por ejemplo

Como nadie está libre de decir disparates creo que es posible que la capital del eje sea la sede de UN NUEVO MOVIMIENTO SOCIAL: LOS PRIMEROS JUEGOS DEL HAMBRE, que a diferencia de la película  de ciencia ficción basada en la novela de Sisan Collins, ésta es una versión original en la que toda la población puede participar con sus mejores habilidades, es una especie de olimpiada por categorías:

CARRERAS DE CARRETAS POR RELEVOS: Como escenario se necesita una vía publica principal, debe haber sido pavimentada por lo menos tres o cuatro veces en un mismo gobierno, los grupos participantes se relevan cada dos cuadras, Primero las carretas de aguacates “Maduritos a dos por mil”, primer relevo carretas con tomates y cebolla “pal almuerzo”, luego las carretas de plátano y papita criolla, luego las carretas de mago dulce barato, y así, desde ciudad victoria hasta La  Villa Olímpica; el ultimo relevo lo hacen solo venezolanos con “repuestos pal celular”.-  Es muy probable que se ahorren los premios porque con el hambre que hay en ésta ciudad, los carretilleros sufrirán una  pálida como la de Egan, y probablemente no lleguen a la meta.

LANZAMIENTO DE ESCUPA SIN TAPABOCAS: Esta es una simpática competencia en la que podrían participar más de cincuenta mil deportistas. Consiste en lanzar desde el balcón del tercer piso de la alcaldía una “escupa” o un “Salivazo” (Ojalá sin coronavirus), el reto consiste en que dicho salivazo debe hacer KONTACTO con una de varias urnas. Los que hagan CONTACTO serán finamente recompensados con una o varias promesas.

PERSECUCIÓN EN VELOCIDAD PURA (A toda mecha): Esta modalidad puede resultar muy reñida por el fuerte entrenamiento diario que tienen los participantes. Consiste en que de sorpresa hay que arrebatarle el celular, ojalá, a una señora gordita. El competidor debe salir “emberracao” con rumbo desconocido, mientras que el público emocionado le anima a grito abierto “”Atájelo, Atájelo, Atájelo”. Es posible que un policía se sume a la fiesta persiguiendo en una moto, sin saber por donde.

TIRO Y RE- TIRO: Pa´Dios bendito, que si ésta modalidad la incluyeran en los Olímpicos, nos traemos las medallas (“Raponiadas”, pero nos las traemos).- El escenario es muy sencillo, sirve cualquiera calle de la ciudad, pavimentada, O NO, con o sin huecos.- El participante puede ir en moto o a pie.- Debe disparar a alguien en un carro de media o alta gama, y retirarse de inmediato mientras las autoridades hacen las investigaciones exhaustivas.-

TIRO AL AIRE: Otra modalidad que puede resultar muy disputada por que en esta ciudad se practica con mucha frecuencia: La bala podría terminar en los pulmones de algún imprudente que está descuidado; lo normal es que se dispare a las nubes; lo peligroso de este juego es que de pronto, a esa hora, a uno le dé por pasar volando por ahí.

SALTOS DE ALTURA SIN MALLA (¿o sin Maya?:  Bueno, da igual, aquí los que gobiernan definitivamente son trapecistas y suelen mirar la gente desde las alturas. Esta competencia generalmente es por equipos; están invitados los equipos de la Fiscalía, el Tribunal Superior, El Consejo de Estado.  El juego consiste en NO tener  KONTACTO CON ELLOS.

CARRERA DE GALLOS CON OBSTÁCULOS: Como en las olimpiadas, es una competencia de alto nivel y de corto vuelo, El comité de reglamentos estudia la posibilidad de aceptar o no los gallos que fueron sancionados y no pudieron terminar su última carrera; aunque aquí la variedad de gallos va desde los ornamentales, los inútiles, los atrevidos, y… los que no tienen futuro porque, tienen carreras pendientes con la justicia del gallinero.- Esta competencia es como la del atletismo solo que los obstáculos aquí, en lugar de “testimonio”, tienen rejas.

ESCONDITE CONTRARELOJ: Una muy divertida competencia en la que solo toman la partida políticos pura sangre, es decir que tengan curul, o credencial de gobernador, ó de alcalde (Incluye a los que les han declarado nula su elección). No ha sido posible diligenciar sus inscripciones porque todos están escondidos desde las pasadas elecciones de octubre.

Seguiremos preparando estos juegos del HAMBRE, como propuesta contra-revolucionaria, para que la gente salga a la calle a jugar y no a protestar; mientras tanto nosotros, los del estrato maldito, seguimos entrenando en las pruebas de fuerza. Haciendo fuerza para pagar servicios, impuestos, seguridad social, el gota gota, la payola pa´l concejal y si se puede, también hacer fuerza para lleva algo para que la gente de la casa coma arroz con huevito.

Deja tu comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí