Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

ActualidadLos pecados incofesables en Colombia

Los pecados incofesables en Colombia

Confesar los pecados en  un confesionario ante un sacerdote es la regla que rige para la religión católica y es conocer de la  propia voz del pecador dichos hechos. Para poder redimirlos se deben cumplir las  penitencias  que, según el oidor crea, se merece quien ha osado incumplir las normas o leyes establecidas por dicha religión;  es así la dinámica de una confesión como también es la misma que se hace cuando un ciudadano confiesa que ha violado las leyes establecidas para esta sociedad y que en un país como el nuestro, es paisaje ver que violarlas  es lo normal, volviéndose la  cultura del todo vale o la ley del vivo por encima del respeto a  la misma  educación o de la realidad social que ha sido permeada a través del ejecutivo, legislativo y judicial, mientras ciudadanos denuncian  diferentes aspectos, como lo dijo Aida Merlano en la financiación de la campaña de Duque al manifestar que se recibieron seis mil millones ($6.000 millones) por debajo de la mesa para comprar los votos necesarios que permitieran dicha elección y que los amigos del gobierno niegan, como hizo Pedro al negar a Jesús  ante el riesgo de ser ejecutado. 

Así sucede con muchos de quienes manejan este Estado, que no se sonrojan al negar todo lo que se denuncia, pretendiendo descalificar; no es solo ésta , son muchas otras,  como la dicha por  alias Otoniel, miembro del clan del Golfo, ante la JEP sobre la participación de sesenta y tres actores de alto rango involucrados de manera directa en el desarrollo de esas actividades ilegales para la  sociedad, pero normales  para quienes las ejecutan y que el Gobierno, en cabeza de su Presidente, busca a como dé lugar que no se conozcan, hiriendo de muerte a las víctimas de esa estructura criminal y a la Justicia en general.

Poco importa para los medios esclarecer esas denuncias , no les merece ni un ápice de tiempo  conocer  la  verdad de  una realidad que todos sabemos, pero que muchos callan o callamos para no perder los privilegios que se  gozan desde hace muchos años por  quienes pretenden que el país siga sumido en lo mismo de siempre: inequidad, injusticia, corrupción y violencia generalizada variables  utilizadas  mediante las mentiras que pregonan a diario para que aquellos que no leen o analizan la realidad, tomen decisiones basados en esas mentiras.

En fin deberíamos conocer las confesiones del Ministro de Defensa sobre lo ocurrido en Putumayo donde se actúa, según el, de manera diligente, pero que hoy ante los hechos del Paro Armado en el Norte del país ni murmuran una sílaba o será que dicho pecado es considerado como cobarde si se denuncia, y para terminar, como ciudadano, quisiera escuchar de los Congresistas el motivo que los llevó a violar la Constitución en lo referente a la Ley de Garantías, fallo que la la Corte Constitucional declara como un pecado de un estado gobernando por quienes, en cada acto, cometen toda diversidad de actos  con el único fin de mantenerse en el poder y conservar lo que durante los últimos veinte años han logrado, gobernar para los  privilegiados sin que les importe el ciudadano que camina a diario en busca de un mejor país.

Oscar Cruz Ramírez

Artículo anteriorERA UN MEDIO, HOY NO ES NADA
Artículo siguienteEl vuelo de los gansos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos