Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

Sin categoríaMilagro en la celda 7, una buena película pero…

Milagro en la celda 7, una buena película pero…

Por: Miguel Ángel Rubio

@rubio_miguel

La película turca Milagro en la celda 7 un fenómeno cinematográfico de los últimos días y que se ha viralizado aún más por causa de la cuarentena, es sin embargo, una buena película. Y pongo el sin embargo, porque aunque no merece Óscar, como lo piden algunos apresurados fans y seguidores, ignorantes, por supuesto, sin culpa, pues no podemos pedirles que todos sean cinéfilos; de las razones que la harían una película excepcional  (merecedora del galardón de la academia), si merece un lugar especial en la historia de la cinematografía turca y mundial.

Estrenada por NETFLIX  el pasado 13 de marzo, sin muchas expectativas de éxito y compitiendo con una temporada más de la serie La casa de Papel, la cinta dirigida por Mehmet Ada Oztekin, logró encaramarse a los primeros lugares de audiencia de la famosa plataforma  en muy poco tiempo.

Entre las principales razones que explican su éxito  con el público, pueden estar las relacionadas con los sentimientos y conceptos sobre el mundo, que la cuarentena mundial actual  despierta en los espectadores; pues la película, transmite desde que inicia hasta que finaliza, un mensaje permanente de esperanza, de  amistad, de resiliencia y de resistencia, necesario en estos tiempos de incertidumbre, aislamiento social, autocuidado y crisis económica mundial.  El personaje principal, Memo, un pastor de ovejas con una discapacidad intelectual y cognitiva, ve el mundo siempre de modo simple, sencillo, fascinándose con cosas tan mínimas como el vuelo de los pájaros, hablando con las ovejas, o cantando libremente en el campo por el solo hecho de querer hacerlo, El mundo en la cabeza de Memo, es el mundo de un niño de 7 años en el cuerpo de un hombre de treinta y pico,  inocente, alegre, feliz,… de inmediato, el público genera una empatía profunda con Memo, interpretado magistralmente  por Aras Bulut İynemli  y es este  personaje, sobre el que gira toda la trama argumental del filme , los mensajes centrales de la película están construidos a partir de él y se potencian cuando llega a la celda siete, la más peligrosa de la cárcel, y con su personalidad logra granjearse el afecto, la consideración y el cariño de todos.

Memo es un poco el Zorba de Anthony Quinn (esta generación no sabe de qué hablo), pues su vida campesina y el lugar donde sucede la historia, rememora un poco los campos donde el minero griego  pasa sus días simple y sin mucho lujo. Pero Memo es también y sin duda, una referencia directa al personaje de Sam de la película del mismo nombre I am Sam, (Yo soy Sam)  del año 2001 dirigida por Jessie Nelson, cuya interpretación le valió una nominación al  premio de la academia a Sean Penn y catapultó  la carrera en el cine de Dakota Faning; pues del mismo modo que en el filme turco lleno de  referencias directas a la novela infantil y animé japonés Heidi, en I am Sam las hay a los Beatles, Lucy, el personaje de Dakota Faning,  es llamada así, por la canción Lucy in the sky with diamonds de la banda inglesa e incluso hay una escena en la película de Sam, que rememora la portada del album de Abbey Road de 1969.

En la historia de I am Sam, el argumento gira en torno al dilema legal que supone que una persona con discapcidad intelectual y cognitiva en este caso Sam, pueda hacerse cargo de su hija, Lucy; así pues el sistema judicial norteamericano le quita a su hija y Sam debe empezar una batalla jurídica para demostrar que está en la capacidad de responder, amar y vivir con ella. 

Hay una escena en especial casi idéntica entre la película turca y el filme estadounidense; Ova lee con su padre, (a quién de entrada suponemos analfabeta y lo comprobamos después), las aventuras de Heidi, a la media luz, en la noche, en la cama donde duerme la niña, ella lee a tientas y él sigue ensimismado la lectura. En I am Sam, Lucy lee con su padre, acostados  padre e hija en su cama, un libro titulado, Huevos verdes con jamón del doctor Seuss, libro que siempre leen, noche a noche… cuando Lucy le propone cambiar de libro, Sam se siente incapaz de leerlo y regresan al de siempre.

En la estructura argumental Ova, la niña del filme Turco y Lucy, del filme norteamericano, son huérfanas de madre; su figura materna se construye a partir de un tercero femenino indirecto que en el caso de Milagro en la celda 7 es la Abuela y en I am Sam es Annie, una vecina de Sam que le ayuda a cuidarla mientras él trabaja y que crea un vínculo casi materno con Lucy.

En la versión turca, es la maestra de Ova, interpretada por Deniz Baysalm, el personaje que se convierte en la intercesora y defensora de Ova y quien logra que el director de la prisión lleve hasta las últimas consecuencias la investigación judicial que da toda la argamasa argumental a la trama; del mismo modo en Sam, es la abogada Rita Harrison, interpretada por Michel Pfeiffer, la que representa a Sam en los juzgados, buscando restablecerle su derecho a cuidar de Lucy como su padre.

Sin embargo los finales son diferentes, y por supuesto también los contextos donde se evidencia el tema central, que no es otro que responder a las preguntas, ¿Puede un hombre con discapacidad intelectual y sin esposa, asumir la educación y el cuidado de su hija? ¿Reconocen los sistemas de justicia del mundo, igualdad de derechos a personas con este tipo de discapacidades, garantizándoles el pleno ejercicio de los mismos? En ambas visiones cinematográficas, tanto la turca, sociedad profundamente religiosa y moralista y en la norteamericana, más jurídica y legalista, la respuesta a esta pregunta subyace en el desarrollo del filme.

Otra referencia directa que podemos advertir en el filme turco, como ya lo habíamos dicho es a Heidi, novela infantil escrita en el siglo XIX por la escritora suiza Johanna Spyri, que se convirtió en los 70 y 80s del siglo pasado en un animé muy popular en la televisión mundial. La referencia es directa, debido a que en  la historia de la campesina suiza, Heidi es  huérfana y  vive con su tía y su abuelo en una casa de campo, lo que se ve claramente en la película cuando muestran la vida de la niña; pues al igual que Heidi,  Ova  vive con su bisabuela (directa alusión al abuelo ermitaño de la novela Suiza) y con su padre criador de Ovejas (directa alusión a Pedro el mejor amigo de Heidi, quién es pastor en los Alpes suizos) todo de manera muy inteligente se nos anticipa, cuando camino de la escuela de Ova a su cabaña ven en un almacén del pueblo una mochila roja de Heidi de la cual la niña se antoja, pero que su padre no puede comprarle al no poseer el dinero para pagar su costo. Este elemento será  el que detone todo el conflicto en el filme

Milagro en la celda 7 es una película buena, quizá no la mejor en su género, su importancia está en saber dialogar con Filmes como el ya referenciado I am Sam y con  el popular dibujo animado de los 70 Heidi, y diferenciarse de la película coreana del mismo nombre del año 2013;  pero ahí también  radica su debilidad, ser un refrito o remake, de otro remake, de otro remake….

Artículo anteriorA repartir condones
Artículo siguiente¿Nos vemos y jugamos parqués?

3 COMENTARIOS

  1. Después de ser considerado ignorante,le hago un apunte sobre la película en cuestión, que debe ser importante:
    El nudo o trama de se desarrolla, es un ambiente mas tosco, puesto que Memo cae en las garras del ejercito,tema muy sensible en Colombia por la muerte de mas de 10 mil jóvenes en los falsos positivos, en esta ocasión , una persona con problemas por ser especial, es acusada de asesinar a una niña, en el resto de las escenas se comprueba que el ejercito tiene los mismos métodos y el mismo centímetro de inteligencia desde películas como la noche de los lapices que retrata la dictadura argentina o como se perciben en las obras de Isabel Allende, frente al golpe de estado en Chile al mandatario Allende y sus consecuencias mundialmente conocidas, como la persecución , captura, tortura y homicidio de Víctor Jara, quien siendo artista era discapacitado para la guerra,además la burda cabeza de los militares le cortaron las dos manos ante los ojos de todo el estadio, quienes vieron después morir al artista.

    En milagro de la celda 7,hay un final feliz, como no lo hubo en la dictadura chilena, que mientras los helicópteros tiraban a los estudiantes al frio océano, encapuchados y atados de pies y manos,ni en Chile que desde el mismo presidente que fue traicionado por su asesor de defensa, (el criminal Pinochet) murió, como miles de poetas y artistas, no sobra decir que los jóvenes colombianos murieron disfrazados de guerrilleros, mientras a los cabezahuecas les daban dias libres y ascensos en sus carreras militares.

  2. La película cae de perlas en la cultura occidental donde lo lastimero o lo que conmociona es propio de nuestros gustos. Temas que mueven pasiones y azuzan los valores de juicio. Ahora, no se puede negar que la fotografía es simplemente exquisita, la actuación de Aras Bulut İynemli es sorprendente, al igual que los diálogos y el desenlace es netamente inesperado.
    Sea como sea, una obra que se escapa al efecto del encierro y sobresale en los efectos del cinevidente. Pocos saben de las referencias a las que alude en su crítica, sin embargo desde Homero y la Odisea, toda narrativa es una tautología y aún no hemos alcanzado la época posépica de la creación en occidente.

  3. La película tiene otros méritos. Sus giros narrativos. Para ser predecible, nos sorprende. Luego Ova es un personaje tan significativo como Memo. Y en la construcción de esa pareja recae el argumento central. Me encanta lo que sucede con los presos.

    También si bien es una película hecha para manipular nuestros sentidos, goza de muchas empatías con nosotros.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos