Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

ActualidadNegociar entre opuestos

Negociar entre opuestos

PENSANDO EN VOZ ALTA.

*Si los grandes dirigentes del país y del mundo pensaran como estos tontazos que nos dirigen, los avances de la civilización serían pírricos. Unos cuantos ejemplos bastan:

Nada más enemigos y opuestos que el capitalismo y el comunismo. Sin embargo, Churchill y Roosvelt se sentaron a manteles con uno de los más despreciables carniceros de la humanidad, Josef Stalin, para definir la suerte de Europa al terminar la Segunda Guerra Mundial. Nuestro Libertador, se reunió con su peor enemigo, el Pacificador Pablo Morillo. Si los liberales, con Alberto Lleras Camargo a la cabeza, se hubieran hecho remisos a hablar con el matarife de la época, el conservador, Laureano Gómez Castro, el Frente Nacional, que aportó tanto a la pacificación del país, aunque generó otros males, como la exclusión, causa eficiente de otra guerra, se habría aplazado con sartal de muertos inocentes, desplazamiento, orfandad. Los liberales que estaban heridos por la muerte de su líder- o, quizás eran también culpables por la división en el 46 y tenían reatos de conciencia- hubieran podido alegar que con asesinos no dialogaban. Pero, se dieron cuenta que, por el camino de la bala, no habría nunca luz al final del túnel y haciendo de tripas corazón, se encontraron con el bandido en el plácido balneario de Sitges, España.

Hoy oímos la rabiosa babosada del presidente y sus secuaces sobre la imposibilidad de abrir diálogos con los criminales de todos los pelambres.

No me gustan los elenos, tampoco la nueva marquetalia-ni mayúsculas merece-, menos los grupos narcotraficantes. Pero, bueno, señor presidente, acábelos, pues. Es lo que estamos esperando desde hace años. Ya sé su respuesta: los tenemos cercados, los estamos siguiendo y si no se entregan, les caerá todo el peso del Estado. Pero nada. De vez en cuando cae uno y surgen miles. Mientras tanto, qué. Esta guerra es inútil y el Estado nunca la ganará. Pero, como el combustible es muy poderoso-la droga que alimenta muchos intereses-acuden a bravuconadas con las que cazan incautos. Hace mucho tiempo se percibe la necesidad de negociar con todos los actores armados.

Qué les responde a las familias destrozadas esta semana por la caída de sus hijitos soldados.

Ahí estuvo la grandeza de Juan Manuel Santos, entender que nadie es capaz de ganar y negoció. Los guerreristas, la pelean, pero con hijos ajenos. Vaya, Vaya lo guapos.

Dos ideas finales: “Nosotros hagamos la historia y que otros la escriban en un mundo mejor”. Alí Primera, artista venezolano.

“Bolívar es menos peligroso vencedor que vencido”. Pablo Morillo.

Jaime Bedoya Medina

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos