Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

Opinadero JuniorNo seamos de los que señalan.

No seamos de los que señalan.

Por: NATALIA CARDONA – OPINADERO JUNIOR.

¿No les parece muy humillante la idea de que vamos por la vida subestimando y minimizando la tristeza y el dolor de las personas? Les voy a dar un dato que es posible leer en diferentes artículos: para el año 2016 el suicidio fue la segunda causa de muerte en jóvenes entre los 15 y 29 años a nivel mundial, para ser muy sincera me parece que no hay un mínimo porcentaje de empatía en la sociedad, teniendo en cuenta que el suicidio es completamente evitable; en Colombia el estimado de muertes por suicidio es de aproximadamente 3.486 personas por año. La verdad no vengo a hablar sobre las cifras y números de muertes, solo se los dejo como dato para lo que les plantearé el día de hoy en la columna.

Estoy segura que a lo largo de su vida, por lo menos ha escuchado a una persona a su alrededor manifestar la intención de terminar con su vida, y sí, dando un poco de respuesta a la pregunta inicial solo se nos ocurre decir “Esa no es la solución, no exagere” entre muchas otras afirmaciones que nos hacen creer capaces de enfrentar todo en la vida como unos dioses, porque creemos que tenemos la capacidad de juzgar las situaciones por las cuales están pasando los demás. No sé si le han dicho en algún momento de su vida, pero cada persona asume las situaciones de una manera distinta a usted, y puede que si hay algo para usted demasiado insignificante exista una persona a su lado que siente que después de esa misma situación o una similar no va a salir adelante y no está mal, lo que está mal es que en algún momento pensemos y nos creamos con el poder de minimizar el dolor de quien lo está sintiendo.

Hoy quisiera hacer una invitación en general, y es que empecemos a darle la importancia que requiere la salud mental, no está mal asistir al psicólogo, no está mal educarnos emocionalmente de la mano de un profesional para que nos guíe en diferentes situaciones, que no nos de pena decir que asistimos a consulta porque nos preocupa nuestro bienestar mental, y dejemos de tomar de mala manera cuando alguien nos recomienda visitar un psicólogo; por el contrario, debemos agradecer que tenemos personas a nuestro alrededor que les importa lo que sentimos, y cómo estamos desde adentro.

Para finalizar, también me gustaría que de ser posible, prestemos un poco de atención al cambio en los comportamientos de las personas que están a nuestro lado, muchas veces nos dan señales y no las sabemos identificar; construyamos una sociedad empática, hagamos de este valor el que nos destaca como sujetos de una sociedad indiferente, el día de mañana si alguien se acerca a usted y le manifiesta sus nulas ganas de vivir que no sea  usted quien lo trate como un exagerado sino que, sin tabú logre, sentarse a su lado y hablarle de la importancia del acompañamiento psicológico, y que esa persona sepa que no está sola y que hay alguien en quien verdaderamente puede confiar.

Recordemos que la vida no nos da una misma persona dos veces, cuidémonos entre todos, escuchémonos y no nos permitamos perder alguien más cuando es posible evitarlo.

2 COMENTARIOS

  1. Qué oportuna columna, la salud mental es tan importante como la salud física y debemos prestarle la misma atención o hasta más acudiendo a especialistas que sabrán guiarnos en momentos oscuros!

  2. Importante columna, claridad , para aterrizarnos en el hecho de encontrarnos en esas señales que minimizamos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos

 HAZ TU DONACIÓN