Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

PolíticaNUEVA NORMALIDAD O ARRANCAR DE NUEVO

NUEVA NORMALIDAD O ARRANCAR DE NUEVO

Desde el comienzo del confinamiento por los primeros brotes del virus de la COVID-19, surgieron muchas preguntas, inquietudes y especulaciones, sobre cómo debería manejarse esta pandemia en todos los campos y la respuesta fue clara, “No sabemos, estamos aprendiendo”. 

Inmediatamente se generó la gran controversia, si primero es la salud o la economía, esta pregunta nos recordó “Si primero fue el huevo o la gallina”. La respuesta hoy es absolutamente clara, las dos van de la mano, por supuesto la salud o la vida de un ser humano, está por encima de cualquier discusión, pero en igual forma, la salud de la economía debe estar en primer orden, porque sin élla no solo se haría imposible tener los recursos y la capacidad logística para atender este virus, sino que también a un país con una economía en crisis, se le complica enormemente cumplir todas las responsabilidades que tiene en salud , infraestructura, comercio, educación, defensa, calidad de vida de sus habitantes, entre otras.

Ahora bien, si ya hay respuestas claras, ¿entonces qué debemos hacer? Sentido común es lo que debemos aplicar en todas nuestras actuaciones como ciudadanos, está probado que las medidas de contención del virus funcionan, por ejemplo en el Japón, un país que ha sido modelo a nivel mundial, en el buen manejo de la pandemia, Establecieron una estrategia que llamaron “San Mitsu”, que consiste en usar tapabocas, lavarse las manos, no gritar, no besar, no dar las manos, evitar lugares con poca ventilación, evitar lugares donde haya multitud, evitar lugares donde la gente hable en voz alta y la más importante, la presión social, que ha sido fundamental ,ya que a nadie le gusta ser señalado como responsable de la transmisión del virus. 

Al día de hoy, en el mundo son 43.1 millones los contagiados, 1.1 millones fallecidos y 31 millones 995 mil 557 los recuperados. En Colombia ya pasamos del millón de contagiados, 915 son los recuperados y 30 mil 154 los fallecidos. Estas cifras demuestran que el virus sigue ahí, y que mientras no exista una vacuna que nos proteja de esta enfermedad mortal, tenemos que desarrollar un nuevo estilo de vida.

Los colombianos, somos querendones, tocadores, folclóricos o relajados en muchos casos, pero al mismo tiempo, nos ha correspondido convivir con situaciones adversas, que otros países  no han enfrentado y donde hemos salido adelante . Nuestra capacidad de trabajo, ingenio y resiliencia, ha sido valorada y respetada en todo el mundo. Todo esto, tenemos que ponerlo al servicio de nuestro país, trabajar más, acostarse más tarde, levantarse más temprano, ayudarnos entre nosotros mismos, apoyar el producto colombiano, ser más tolerantes y en los procesos políticos que se han venido convirtiendo en el principal deporte nacional, definir nuestras diferencias ideológicas o la forma de ver el país en otros escenarios, distintos a un momento coyuntural como este. 

A todos, sin distingo de clase social, credo o ideología, nos debe unir una sola cosa, Colombia, esa palabra que cuando la pronunciamos se nos llena el pecho de orgullo y nos levantamos decididos a tragarnos el mundo entero. Que esos deportistas, científicos, empresarios, académicos, artistas y colombianos que llenan los titulares de los medios de comunicación de Colombia y el mundo con noticias positivas, nos sirvan de inspiración y ejemplo, para salir fortalecidos de esta nueva prueba a la que nos enfrentamos y podamos arrancar con fuerza de nuevo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos