Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

ActualidadNuevo colonialismo con lacayos aventajados

Nuevo colonialismo con lacayos aventajados

 “El término LACAYO se utiliza para designar a un hombre  sin dignidad, servil, que se rebaja, y se humilla por simple especulación”.

Concepto diccionario

Actualmente el término lacayo se encuentra relacionado con los empleados públicos, los cuales son sometidos a todo tipo de trabajos con la finalidad de ganar el favor de sus superiores. Su fin principal es obedecer órdenes de quien le garantice su continuidad en el puesto de trabajo.

El colonialismo tradicional es un sistema en el cual un país de forma presencial, ejerce mediante la fuerza militar la ocupación del país, la imposición de gobernantes procedentes de metrópolis invasoras sujeto a la dominación, y a la instauración de políticas económicas, sociales y culturales al servicio del país colonizador. La invasión presencial de diferentes territorios en todos los continentes ha sido transversal en diferentes épocas de la historia. Ejemplos de colonialismo abundan en el mundo. El Imperio Británico, invadió y sometió a India y a Sudáfrica, durante varios siglos, hasta que estos, producto de su rebeldía y rechazo, lograron independizarse en el pasado siglo XX. Francia invadió a España, a comienzos del siglo XIX, cuando Napoleón quiso convertirse en emperador de toda Europa. A su vez España colonizó a América, hasta mediados del siglo XIX, cuando a través de varias revoluciones fueron expulsados del territorio americano.

El siglo XXI está marcado por un colonialismo más discreto, sin presencia física de armas, sin gobernantes extranjeros, pero con igual propósito de saqueo. Esta nueva modalidad innovadora de colonialismo, es la que los investigadores sociales denominan “Nuevo Colonialismo”.

EL Nuevo Colonialismo se abstiene de enviar gobernantes extranjeros porque ya no son necesarios. Lo hace a través de funcionarios y mandatarios criollos, y a través de normas, préstamos y convenios onerosos para los países tercermundistas. Colombia es un buen ejemplo, de la manera como el nuevo colonialismo continua su expansión en lo tecnológico, económico, político y cultural; lo innovador es ser discreto, no es presencial, ni utiliza en el país la fuerza armada. Lo hace a través de lacayos criollos que producen confianza a los organismos internacionales, generalmente imponiendo normas y reglas económicas y políticas que les den tranquilidad en sus inversiones.

Todo el atraso tecnológico, educativo, cultural y de las fuerzas productivas, obedecen a la falta de un modelo que dentro del concepto del capitalismo, sea capaz de adaptarse a las condiciones de la modernidad. Para esto, por supuesto, requiere de transformaciones en el campo, utilizando tecnologías que permitan hacer de Colombia una gran despensa alimentaria, y la industria produciendo los insumos y materias primas que se requieren para que los productos puedan ser más accesibles para toda la población.

JAIRO ARANGO GAVIRIA

Agosto 2022

Artículo anteriorPasos indelicados
Artículo siguiente¿En riesgo fama de café colombiano?

1 COMENTARIO

  1. Muy ilustrativo su comentario, somos lacayos de los gobernantes yanquis,por decisión de nuestros gobernantes, con la rodilla en tierra, en T.L.C no negociados:firmados para complacerlos a ellos, extradición que no es recíproca, y en dejarnos imponer sus destinos, el imbécil de Duque celebrando que los gringos nos quieren volver a meter en sus peleas para dominar al mundo ,al ofrecernos dónde sacrificar colombianos ingresando a la OTAN, para pelear contra Rusia y sus satélites .

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos