Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

Actualidad“Obras sí, pero así no”

“Obras sí, pero así no”

ESCAMPAVIA.

         En los ideogramas chinos, en su forma de poner sobre el papel las palabras y las ideas, la crisis es dibujada como una ventana, un cuadrado por donde se entra y se sale, lo que significa un oportunidad.

         La desproporcionada propuesta que hace Autopistas del Café, vestida con otro ropaje, en alianza con un banco australiano, de entregar en monopolio las principales carreteras por treinta años más, es una oportunidad para retomar lo que habíamos perdido; dijimos, cuando nos separamos, que generaríamos las simbiosis que nos permitieran asomarnos al panorama nacional como lo que somos, una región con similitudes no solo   geográficas, sino también humanas, lo que nos hace no solo diferentes sino también una sociedad emprendedora, trabajadora y llena de valores como el de la honestidad y laboriosidad, gente que ha construido un entorno maravilloso, en esta tierra arrugada por la mano de Dios.

 Es la oportunidad para que la sociedad civil y los gremios, dediquen sus esfuerzos para que Autopistas del Café y sus nuevos aliados presenten una nueva propuesta acorde con lo que la región necesita y además convocar a otros operadores de concesiones entre los cuales no se puede descartar alianzas entre el sector público y privado de la región; así nuestras autoridades y los empresarios de los tres departamentos ojalá logren acuerdos que les permita sumarse a los oferentes, en una versión mejorada de las Vías del Samán, alternativa que recuperó para nosotros lo que nuestro es.

         La integración del viejo Caldas se mueve por sus carreteras y por ello la veeduría de las Autopistas no solo objeta la IP que presenta el odioso monopolio, sino que tiene claro que necesitamos obras pero, como dijo el gobernador de Caldas, así no y por ello el contrato, a su vencimiento, obliga a la concesionaria regresar a su propietario, no solo las carreteras sino los estudios y diseños realizados y, en los años que le quedan de disfrute de los peajes, terminar lo que ha dejado a mitad de camino.

         En Autopistas del Café han trabajado y laboran profesionales muy competentes y conocedores de la región y sus problemas, a ellos debemos recurrir para que nos presten sus capacidades y experiencia.

         Caldas reclama obras acordes con sus proyecciones de crecimiento y desarrollo tales como su conexión con el occidente, con el acceso a Palestina y demás requerimientos expresados por sus autoridades y gremios. Por su parte El Quindío, que cuenta con la mejor infraestructura vial de la región, necesita terminar su doble calzada entre El Edén y Calarcá, proteger el espacio de expansión urbana de sus dos principales ciudades, y mantener un turismo que empieza a espantarse por la saturación vial.

         Risaralda necesita sacar del casco urbano de Pereira y Dosquebradas los automotores que saturaron sus avenidas; le urge definir la viabilidad de la variante oriente y una segunda calzada para la reciente vía que une al Punto Treinta con el nudo vial del sitio llamado El Pollo, obras que complementan el anillo vial que rodea a los cascos urbanos de sus dos principales ciudades así como, por lo menos, un tercer carril desde el mismo Punto Treinta hasta el Terminal de Transportes,  sin olvidar que es necesario multiplicar las alternativas de comunicación entre Pereira y Dosquebradas.

 En cuanto a la segunda calzada en el tramo que falta entre Buenaventura y Bogotá, estamos de acuerdo con que se haga, con el visto bueno del departamento del Quindío en cuanto a su trazado, financiándola con el producido del peaje Corozal y con el apoyo del gobierno central, tal como se hace en el resto de las concesiones.

         El tren de las oportunidades solo para una vez, no lo perdamos.

3 COMENTARIOS

  1. Los doce apóstoles, la firma que con toda la ilegalidad, recibió la concesión de “Autopistas del Café” no ha hecho sino poner al frente del proyecto, sin ninguna capacidad de decisión a dirigentes pereiranos que no pueden defender nuestros intereses, el fabuloso sueldo personal supera cualquier concepto personal, es imperativo derogar la concesión para rescatar la presencia de nuestros intereses

  2. Esa nieva perspectiva me gusta. PERO DEBEMOS ACTUAR YA. La Ani tiene eso cocinado ya. Detrás de 10 billones cae el que menos pensamos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos