Ojo con el cine – ¨Serenamente”

0
97

Por: Germán Ossa-Geross

Me gusta mucho saber que el amor por la imagen en movimiento, es decir, por el video, la televisión y el cine y la exploración por contar historias con imágenes “vivas”  diferentes tipos de historias en nuestra ciudad, crece de manera vertiginosa, casi que como ese virus que inventaron los chinos.

Las universidades, Telecafé, los cineclubes, los eventos que tienen que ver con el cine, los concursos de cortometrajes, los Encuentros de críticos de cine, los relacionados con el “Comic”, etc. etc. son factores determinantes en ello.

Conozco desde hace mucho rato a Juan Pablo González y sé de su amor por el cine, por la imagen, por la actuación y por todo lo que tiene que ver con contar historias con imágenes en movimiento y esa pasión lo ha llevado a querer aportarle al mundo fantástico de la creación audiovisual, cosas muy interesantes.

Esta semana, por ejemplo, en un espacio importante de la parrilla de programación de Telecafé, tuvimos la oportunidad de ver un mediometraje, en tres pequeños períodos de tiempo, un documental ficcionado con un tema relacionado al momento histórico que nos está tocando vivir, gracias a la pandemia y al encerramiento.

“Serenamente” se  tituló ese trabajo que Juan Pablo González produjo y que dirigiera nuestro también amigo Didier Arenas (otro gomoso, afiebrado y eterno amante del cine nuestro) y a decir verdad, qué grata sorpresa nos dió, pues se nota que ya hay más compromise por parte de nuestros contadores de historias por contar de una major manera cualquiera historia que se nos atraviese.

Hay en esta pequeña película un destacado interés por hacer las cosas bien. Buena dirección de actríces (Carolina  Duque y Claudia Gutiérrez), respeto al sonido, a la composición de la imagen, a la fotografía (Harrison Henao); buena escogencia de las locaciones, respeto con el manejo de la cámara, inteligencia en la selección de los primeros planos, usados con legalidad narrativa, pulcra edición y un guion (del mismo Juan Pablo) que permitió contar una historia concreta, con un sentido perfectamente legible.

No hay necesidad de recurrir a pretextos de superproducción para ser llamativos o descrestadores, con la sencillez y la claridad hay suficiente para entablar un perfecto diálogo entre una historia puesta en una pantalla de un teatro (o un despachador de imágenes como lo es un televisor) y el espectador o consumidor de un producto determinado.

Agradable la actuación de la experta en joyas Carolina Duque, pues su aporte a la construcción del personaje (si bien es su profesión, debe actuar para hacerlo aparecer como real ) le da a la historia una verosimilitud innegable, por la forma como desempeña el papel de la angustiada trabajadora que pasa por más de un estado de ánimo y felicitaciones a la CASA PRODUCTORA Fundación Cinematográfica Pereira de Película, por este premio, con el cual la historia pudo ser contada y mostrada y circulará por mucho rato.

PREMIOS:

Uno de los 21 proyectos ganadores de la convocatoria «Desde casa para el Eje» del canal regional Telecafé

ESTRENO:

26 de Julio de 2020 por el canal regional Telecafé.

SINOPSIS:

Carolina. Una reconocida diseñadora de joyas de la ciudad de Pereira se ve obligada a confinarse en su casa debido a la pandemia Covid-19.

Sus clientes, proveedores y familia la asedian constantemente con llamadas y peticiones por las que no puede responder, hasta llevarla a una situación extrema donde se ven comprometidos su trabajo de joyería, su estudio, sus relaciones familiares y su salud.

A Claudia, la mejor amiga de Carolina, le adelantaron las vacaciones en su trabajo y pacientemente se dispone a ayudar, encuentra en las terapias alternativas, la meditación y en el yoga unas herramientas que le permiten a Carolina liberar su ansiedad y su estrés y encontrar su paz interior.

Deja tu comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí