DeportesORO Eje Cafetero 23 a París 24

ORO Eje Cafetero 23 a París 24

  • Adiós Tokio 2020  memorable recuerdo de los Juegos imposibles que devolvieron la confianza colectiva  a la gente en medio de la incertidumbre. 
  • Cuidar el paralimpísmo más que nunca un propósito de todos en el derecho al deporte. Lo mejor del deporte colombiano 2021.

Por HERNANDO AYALA MELGAREJO

Los juegos de la diversidad e inclusión con la ciudadanía en el Eje Cafetero 2023 pueden potenciar un salto cualitativo para un legado regional clave en el desarrollo sostenible desde la participación de todos los actores en el territorio.

De ese tamaño debe ser el propósito de esta gesta con lecciones y aprendizajes alcanzados en la experiencia única de nuestros atletas, dirigentes y gestores gubernamentales del deporte en lo realizado por Tokio 2020 que cumplió impecable con la élite mundial del rendimiento deportivo. 

En el contexto histórico de la época para los juegos diferentes  en 125 años, no podía haber perdedores, fue la la oportunidad de recuperar confianza y liderazgo colectivo espejo reflejo para todos los seres humanos arrinconados por la endemia irreversible. Tal el alcance de la experiencia Tokio 2020 que ocho semanas antes de su clausura estuvo en duda por más de quince meses con el pedido de cancelación definitiva por muchas voces incluidos siete de cada diez tokiotas. Podio dorado para la megalópolis del imperio nipón que no ahorró gasto en cumplir su propósito de certificar ante el mundo que la vida no se puede detener y que el movimiento constante es su motor.  

Latinoamérica es continente ganador en los Juegos Olímpicos y Paralímpicos con los grandes avances alcanzados en especial en los del deporte inclusivo y accesible para los atletas en la diversidad de la discapacidad. Brasil incrementó su rendimiento reflejado en 50% más de podios oro frente a los alcanzados como anfitrión en Rio 2016. Pasó de 14 medallas a  23 de oro  y pasó lejos por su podio dorado número 100 en la historia de los juegos paralímpicos. Colombia incrementó sus logros  y subió su número de podios de  17 cinco años atrás en Río  a   24  en Tokio, tres oros, sietes platas y catorce bronces más cuarenta diplomas para sus 62 atletas en competencia.

Toda esa legión de Campeones en su diversidad estará dentro de 26 meses en el Eje Cafetero en los sextos Juegos Deportivos Paranacionales.  Deben ser los Juegos del Café con toda la gente para dar el paso adelante después de la ausencia del respetable público en las graderías de olímpicos y paralímpicos que se quedaron solas por la crisis sanitaria. Ahora vienen citas internacionales en Cali con los Juegos Panamericanos Junior en noviembre próximo y los Juegos Bolivarianos inicio de ciclo olímpico a Paris 24 en junio próximo en Valledupar y Chimichagua, Cesar.  De ahí vendrán los campeones colombianos que disputarán el podio nacional en tierra cafetera.

Por lo pronto el reporte de tranquilidad del ministro del deporte el profesional caldense Guillermo Herrera Castaño en su inspección de esta semana al avance de los Juegos Deportivos Nacionales del Eje Cafetero 2023, permite afianzar la convicción de la realización del más importante evento de competencia para los 32 departamentos del país que no tienen otra oportunidad cada cuatro años dentro del ciclo olímpico y paralímpico para reunir a los más importantes atletas en rendimiento por cada uno de los territorios. 

El periodismo deportivo del Eje Cafetero de marcada incidencia en la industria mediática nacional y territorial, debe hacer causa propia constante para convertirse en actor relevante de primer orden en el propósito de impulsar, verificar y divulgar para sintonizar al país con una gesta deportiva que no sea improvisada, invisible o de segundo plano, como aconteció con los Juegos Deportivos Nacionales cumplidos durante el presente siglo y  décadas finales del siglo pasado.  Los juegos fueron perdiendo relevancia y el rescate de su importancia para sintonizar el país tiene alta responsabilidad en el periodismo que no puede distraer su compromiso en esta tarea. Las lecciones de los Juegos olímpicos y paralímpicos de Tokio 21 enseñan que es crucial un periodismo más inclusivo con pensamiento universal sintonizado en  la diversidad para abrir un horizonte con mayor amplitud de oportunidades.

El periodismo no tiene opción y debe reconocer en sus distintas exaltaciones de los mejores del año 21 en el deporte élite  al  deporte paralímpico como mejor deporte, mejor equipo Colombia, mejor atleta del año, lo mejor de este tiempo de resiliencia por la demostración dada en  Tokio 2020.  Sin restar ningún mérito a las demás expresiones deportivas, por mérito propio y realidad como deporte de élite competitiva es el paralimpísmo lo mejor en el deporte colombiano 2021.  El 15% de los colombianos, entre ellos los habitantes de la región cafetera, viven la realidad de la discapacidad y deben tener inclusión real como postula la iniciativa global de comunicación We The 15 a partir de la memorable Tokio 2020.  

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Más articulos