Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

ActualidadPacientes sin Historia

Pacientes sin Historia

“El médico que no conoce la historia clínica del paciente está obligado a repetirla”: 

PARODIA DE UNA FAMOSA SENTENCIA.

Esta es la historia de un hombre afiliado a una EPS en calidad de trabajador independiente obligado a pagar mensualmente la cuarta parte del salario que él mismo puede proveerse con la venta de sus productos y servicios.  De no hacerlo, sus eventuales compradores le habrán cerrado en la cara las puertas de la contratación.

Cuando nuestro hombre acude a una cita médica se encuentra con que su médico ya no es su médico y la IPS tratante no le va a seguir atendiendo sus achaques.  Nadie pidió su consentimiento para trasladarlo de Coomeva a Famisanar.   Y desde entonces, sin derecho al pataleo, empezó a ser atendido primero en la IPS Sinergia; luego, también sin previo aviso, en la clínica Comfamiliar.  Y a pocos meses, en otra IPS llamada Meide S.A.S. donde nuevos médicos, nuevas enfermeras y nuevos laboratorios comienzan a atenderlo. 

Allí nuestro personaje descubre que algo tan delicado, y a la vez tan valioso como su Historia Clínica, ha desaparecido. 

El mismo médico lo corroboró.  «Le vamos a mandar exámenes de nuevo para determinar si debe hacer parte del programa de Hipertensos”.   – ¿Cómo así, doctor: ¿Y es que acaso toda esa información no está en mi Historia Clínica?  -Así es, señor, pero esa Historia Clínica quedó en manos de la anterior IPS.  “Ahora tenemos que hacer borrón y cuenta nueva”.

Como éste, son muchos los casos que salen a relucir en las filas matinales de pacientes que van a los laboratorios (recién tercerizados) a donde han sido enviados a hacerse tomar las muestras de sangre, fecales y de orina.

¿Qué va a pasar entonces con los pacientes de enfermedades catastróficas?, ¿a dónde irán a parar sus tratamientos y terapias?, y ¿quién va a atender las enfermedades huérfanas? Son las preguntas que se hacen los usuarios que pierden la paciencia, porque quienes están para ayudarlos a mejorar su salud, a veces terminan empeorándola.

Otro caso reciente fue el de una mujer en estado de gestación que entró en cólera cuando después de días de intentar recibir el servicio en la misma IPS del paciente antes referido, con voces destempladas la remitieron a otro laboratorio con el que supuestamente tienen el contrato por tercerización, haciéndola perder todo el día, además de su dinero y su paciencia.

https://fb.watch/joOltBnvfc/

Y como si lo anterior fuera poco, está el caso de una profesional de la Salud que prestó sus servicios por varios meses a otra IPS (San Sebastián) que cerró intempestivamente. No solamente no la liquidaron, sino que no tiene a quién reclamarle sus certificaciones laborales.  Por falta de ese documento no ha podido hallar trabajo en Australia a donde viajó en busca de mejores oportunidades.  La Historia, bien sea clínica o laboral es esencial.   Y nadie responde.

Las Empresas Prestadoras de Salud, EPS juegan con las necesidades de clínicas y hospitales a quienes les pagan como, cuando y lo que quieren, precipitándolas a la quiebra, como ha ocurrido con muchas de ellas a lo largo del territorio nacional. 

Los propietarios de las EPS nadan en lujos, que quedan al descubierto cuando ya los entes de control nada pueden hacer por evitarlo. Y a manera de ejemplo, de las 150 EPS que se crearon hace cerca de 30 años hoy quedan escasamente quince y no son las mejores.  A los afiliados nos llevan de Herodes a Pilatos.  Y lo único que avanza son nuestras enfermedades sin un tratamiento acertado, porque ya ni con la Historia Clínica podemos contar.

El sistema colapsa por la avaricia de los mercenarios de la salud y en la tribuna se oyen gritos de quienes como loros repiten que el sistema está así “por culpa de este gobierno que prometió acabar con la salud”.

Ojalá la Superintendencia, ponga las cosas en su lugar y las prestadoras de salud le respondan al paciente por su Historia Clínica, o se las sancione ejemplarmente cuando no respondan por ella   No sea que se trate de otra argucia de las muchas que emplean hoy día algunos avivatos para forzar decisiones del gobierno contrarias al derecho de los afiliados. 

Adenda.  En el río revuelto en que pesca la oposición al nuevo gobierno, son muchos los que culpan al presidente Petro del mal funcionamiento del sistema de salud, cuando es todo el contrario, pues fue él precisamente quien intentó devolverle al estado la responsabilidad por la salud pública en Colombia. Ojalá no haya sido infructuosamente.

1 COMENTARIO

  1. Respetado Columnista:
    Es una radiografía de los caminos inhumanos que recorren pacientes tanto aportantes cómo beneficiarios al desgastado sistema de salud.
    Y habla sobre el caso de una profesional de la salud a quien le niegan su derecho de recibir una carta laboral.
    Cabe anotar , que e el atropello laboral que ejercen las EPS, sobre las IPS al quedarse con el dinero que les pasa el ministerio de salud, para sustentar tanto procedimientos, cómo citas a usuarios y el salario a los profesionales de la salud..

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos