Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

ActualidadParque Natural Nacional Chiribiquete: patrimonio de la humanidad.

Parque Natural Nacional Chiribiquete: patrimonio de la humanidad.

En artículo titulado “Un misterio arqueológico.  Las pinturas rupestres del guayabero”  de Francisco Correra Gregory,  publicado por Lecturas Domincales  “El  Tiempo” , (cuya fecha  desconozco,  pero  escrito  antes de 1985) páginas  15 y 16,  el autor inicia preguntando si desde tiempos precolombinos  existió una ruta comercial, llamada la “caravana de oro”  que comunicaba al altiplano colombiano con  el Perú atravesando parte de la Amazonia por territorios del Guaviare (Comisaría en la  época del escrito reseñado) ,y si por ella los incas  transportaban en sus llamas,  productos para negociar por  esmeraldas y oro de  Chibchas y Quimbayas.  Asegura que en la región subsisten leyendas de esos intercambios,  de lagunas encantadas y  tesoros escondidos cuyos orígenes pudieron ser alucinaciones febriles de los perdidos por largos periodos en  la jungla, o  por causa  de  debilidad o malaria.

Éstas leyendas reaparecieron en épocas de caucherías, pero  los  perdidos  al regresar de la manigua  hablaban, además de tribus desconocidas,  de pinturas de animales y hombres (petroglifos). El autor  destaca que en el Guaviare cerca al raudal del Guayabero están  las monumentales pinturas rupestres; según el escrito “Son así mismo rarezas naturales maravillosas las formaciones que ofrece la serranía  de San José,  la sierra del Chiribiquete,  el raudal del Guayabero. Otros sitios de especial interés arqueológico, naturalístico y arqueológico se  explorarán en el año 1985. Dentro de una expedición que se organiza, conmemorativa de la  II Expedición Botánica, dirigida por una de las personas que mejor conocen nuestros territorios nacionales, el profesor Luis Carlos Ríos”. El citado señor Ríos era secretario de Educación de Guaviare y descubridor de  una pintura rupestre monumental en una mole de cuarzo blanco y rosado con 1.600 metros cuadrados de área,  que  estudiaban  el Instituto de Arqueología y  Colcultura.

Según el artículo a mediados del siglo pasado,  un viajero francés  Alaín  Gheerbrandt, en su  libro “La expedición Orinoco-Amazonas”   aseguró  haber oído  rumores sobre  vestigios de un gran camino  que se creía salía de Perú, pasaba por el alto Ariari  y cruzaba la cordillera oriental  para llegar al altiplano de Bogotá;  entre las pinturas rupestres se ven  figuras  humanas y algunos animales  como: tortugas, caimanes y pecaríes, sin embargo aparecen  otras  figuras animales que no parecen ser  de la fauna habitual de la región, que se identifican como llamas y que podrían ser una prueba del famoso camino precolombino.

La serranía de Chiribiquete  es una meseta rocosa  en la región  de la amazonia colombiana originada a partir del escudo guayanés, con la sierra de Naquén,  y la serranía de  la Macarena, forman el sistema montañoso de la zona (www.uniamazonia.edu.co).“El escudo Guayanés es una de las formaciones geológicas más antiguas de la tierra, con sus 2,5 millones de kilómetros cuadrados-aproximadamente el 13% de Suramérica – constituye  con la cuenca del Amazonas, una de las tres principales áreas vírgenes tropicales del mundo, además de la cuenca del Congo y delas islas Nueva Guinea y Melanesia” (Wikipedia,org).

“Las rocas que constituyen el escudo Guayanés se formaron o  solidificaron  hace entre  2.400 y 570  millones de años, pero la mayoría de ellas, incluyendo las  que se encuentran en la porción colombiana del escudo: Guainía, Vaupés, Vichada se formaron  hace 1.800 millones de años, son por tanto las más antiguas existentes en el país” (Wikipedia.org).  El escudo es una región geográfica ubicada al noreste de América del sur, comprende  las repúblicas de Guyana, Surinam y la Guayana Francesa, parte de Venezuela,  de Brasil y de Colombia.

Desde el punto de vista geológico,  el escudo  Guayanés  está constituido por un macizo o escudo antiguo de la era precámbrica, con una cobertura sedimentaria también muy antigua, formada por areniscas y cuarcitas resistentes a la erosión, dicha cobertura sufrió un levantamiento y plegamiento casi desde el mismo tiempo de la  formación del planeta, que dio origen a mesetas elevadas de pendientes  verticales, denominadas Tepuyes, palabra que en idioma indígena Pemón significa montaña. La zona está cobijada por un bosque húmedo tropical tupido,  bañado  por caños de aguas cristalinas  y ríos caudalosos.  Los vocablos Guayana, Guyana, Guaviare, entre otros, son palabras indígenas que significan: tierra de mucha  agua, eso  explica que gran parte  de esta región  permanezca  inundada buena parte del año; la región se divide en tres  sistemas de  drenaje, conformados por las cuencas  cuyos ríos vierten sus aguas: al Amazonas por el sur, al Orinoco por el norte, o  al Atlántico por el oriente.     

 ¿Cuáles son las características  que tiene la biodiversidad en este  ecosistema? : “Sobre los afloramientos rocosos  del escudo guayanés  se originaron y evolucionaron muchas especies de plantas y animales especializadas en el transcurso  de los últimos 500 millones de años. Estos afloramientos han permanecido aislados por periodos de tiempo muy prolongados  favoreciendo la desconexión genética y la diferenciación  de las especies de flora y fauna (Especialización geográfica),  eso se manifiesta  actualmente en la gran cantidad de endemismos (especies de plantas y animales que se encuentran exclusivamente en estos lugares). En cada una de estas  “islas”  hay una o más especies  que no existen en ningún otro lugar del mundo”(Wikipedia,org).

Según el artículo  “Chiribiquete: como es y cómo se descubrió la monumental  “Capilla Sixtina” de la arqueología de América”  de Alejandro Millán Valencia  (BBC.NEWS.mundo)  6 de Septiembre 2020, en lengua Karijuna  hablada por indígenas que habitaron  durante siglos  al sur de Colombia, Chiribiquete significa  “el cerro donde se dibuja”.   En 1986” Chiribiquete fue descubierto para el sistema de  Parques Naturales de Colombia,  por el arqueólogo y antropólogo colombiano  Carlos Castaño,  obligado a desviarse  en un viaje hacia el Amazonas  se encontró  con una maravilla: más de 75.000 pinturas rupestres, donde el jaguar es protagonista, en medio  de un hábitat de riqueza  biológica casi intacta.  En 1989 se declaró  como zona protegida del país con un área aproximada de 1.298.955 hectáreas, posteriormente en 2013 fue ampliado  a  2.280.000 hectáreas, más recientemente su área fue reajustada a  4.268.095 hectáreas en 2018, año en que también fue declarada  patrimonio Cultural y Biológico de la humanidad por la UNESCO.

En las paredes de sus mesetas o Tepuyes  se han encontrado  miles de petroglifos, más de 200.000 pintados por siglos por indígenas,  que no tienen nada que envidiar a los encontrados en Lascaux y Altamira,  los más antiguos datados del 19.500  antes de la era actual, revelando que esa zona del sur oriente de Colombia tuvo la presencia humana  más antigua de América, considerándose un punto neurálgico  del  poblamiento de  América del sur,  a finales del pleistoceno.

El domingo 15 de Mayo 2022, “El Espectador”  páginas 38 y 39, publicó el artículo ”El colombiano que liderará la protección  de la naturaleza en el grupo de Jeff  Bezos”, su autor Sergio Silva Numa, cuenta que el biólogo colombiano Cristian Samper fue nombrado gerente de la organización “Bezos earth  found” que invertirá US $10.000 millones  para solucionar los problemas de cambio climático  y protección de la naturaleza. Según el artículo: ”además, será el  líder  del programa soluciones de la naturaleza (Nature  Solutions), un camino para  proteger, restaurar y gestionar mejor  los ecosistemas”.  En la agenda de naturaleza  dice el señor Samper hay tres iniciativas concretas anunciadas en Glasgow escocia  el 2021: primero, proteger lo que queda: identificar y proteger  los sitios más importantes del mundo a través de parques naturales. Segundo, una agenda de restauración de lo perdido. Tercero, transformar los sistemas de alimentación, la agricultura es uno de los grandes factores de cambio y deforestación, debemos cambiar la forma en que producimos y consumimos alimentos.

El señor Samper acompaño al magnate Bezos al PNN Chiribiquete  en su visita de Marzo 2022, no solo admiraron la maravilla natural sino la frontera de deforestación; hablando de la pérdida de biodiversidad, destaca  el señor Samper  que una extinción es para siempre,  debemos conservar  nuestra  biodiversidad  y  nuestro  planeta, el único que tenemos. Sobre el nuevo gobierno dijo: “Necesitamos a alguien que ponga el tema ambiental como una de las prioridades del gobierno y del estado. Este no es un problema del Ministerio del Medio Ambiente; es un problema  de  todos los sectores. Así que las políticas que pueda diseñar el siguiente gobierno son importantes  y tienen  que trascender  al siguiente”.

El documental de  Nacional Geographic, sobre  la visita de dos días a Chiribiquete de la bióloga Blanca Huertas  y el fotógrafo de naturaleza  Francisco Forero, divulgó esta maravilla, y tal vez sensibilizó al mundo entero sobre ese tesoro natural que debemos proteger y conservar para la humanidad.  

Desconfío  de la versión del encuentro de esta maravilla  mundial, me  preocupan   informes como el de Caracol tv del 21 de Diciembre de 2021, denunciando que hacía 10 días había un incendio que no había podido apagarse en el Guainía  y  había  consumido 31.000 hectáreas.  Que desidia: ¡Así vamos a proteger nuestras riquezas!    

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos