PENSANDO EN VOZ ALTA.

1
21

Por JAIME BEDOYA MEDINA

*El presidente arremetió contra el populismo que aviva la lucha de clases y conduce a la pobreza, como observamos en la vecindad. Vamos por partes: En el contorno hay de todo. Los populistas de derecha, como Bolsonaro, Fujimori, Moreno, Macri y Uribe que han prometido el oro y el moro; el resultado, más pobreza y compromiso con la ley penal, por graves violaciones a los derechos humanos. Populistas de extrema izquierda como Chávez, Maduro y Ortega, que se han poposeado en la población y sus países son un estercolero donde la miseria campea y los mandatarios denunciados, merecidamente, ante la CPI. Y los socialistas liberales, como Morales, Arce, Fernández, López, Mujica y Lula que ofrecieron paz y progreso y los resultados los respaldan. El presidente olvida que, en Colombia, durante los 200 años que van de independencia, han gobernado los mismos con las mismas, salvo honrosas excepciones que caben en los dedos de una mano: José María Melo, en el siglo 19; el gran López Pumarejo, a quien las oligarquías y la iglesia católica, le hicieron la vida imposible y Juan Manuel Santos, al que la historia puso en el más alto pedestal. Al lado pueden estar Belisario, porque nos mostró un camino diferente para solucionar el conflicto social al de las balas y el general Rojas, al que desacreditan con la muerte de unos estudiantes, que no justificaré, pero que no fue ni la mínima parte de lo que han hecho muchos de los llamados gobiernos “democráticos”.

Para estos mequetrefes del establecimiento, hablar justicia social y distribución equitativa de la riqueza, con respeto por la iniciativa privada, es azuzar la lucha de clases. ¡No entienden nada!

En Colombia las derechas sí han aplicado perfectamente el ideario marxista de “combinar todas las formas de lucha”: Roban elecciones, dan golpes de estado, avivan el bipartidismo en el que sin importar quién gane, los dos partidos se reparten el Estado como un botín y cooptan las instituciones. Si esas estrategias no les funcionan, recurren a la violencia generalizada o selectiva, sin reato de conciencia. 

De manera que, presidente, a otro perro con ese hueso. No pele el cobre ni se desespere ante la inminente llegada de fuerzas democráticas alternativas. Es la hora de un gobierno que piense en el bien común y el interés colectivo. 

**Rechazo contundente las amenazas contra el presidente, periodistas y dirigentes del régimen. A la derecha se la vence en las urnas, no en los hornos.

Jaime Bedoya Medina

1 COMENTARIO

  1. Señor Columnista: que gusto encontrar una posición argumentada: ejemplos s{olidos y válidos para sustentar que nos encontramos en una Democracia de papel :
    _ El poder en manos de dinastías por : apellidos, por ser hijos de exmandatarios , por herencia política.
    _ El poder en manos de ineptos ( Duque).
    _ el poder en manos de amigos de universidad (i también ineptos)._
    _ e poder en manos del eterno guerrerista y su centro demoníaco,
    _ El sistema político : instalado desde hace doscientos años o más:: hegemonía económica y financiera para la misma clase social.( empresarios que sustentan las campañas políticas, grupos económicos y terratenientes )
    Desconocimiento de lo que es un sistema alternativo serio y manejo de los medios de comunicación que atemorizan a un pueblo que no lee, ( cadenas de desinformación )
    Una política manejada temerariamente .

Deja tu comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí