Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

SaludPENSANDO EN VOZ ALTA - “Bueno es culantro, pero no tanto

PENSANDO EN VOZ ALTA – “Bueno es culantro, pero no tanto

JAIME BEDOYA MEDINA. 

*Como es posible que la hoja de ruta, para resolver futuros y aplazados problemas sociales, será la movilización popular, conviene que los dirigentes tengan en cuenta que un paro no puede ser indefinido pues desgasta el movimiento ante la ciudadanía que en principio apoya, pero cuando el fenómeno se desborda en el tiempo, reduce las libertades en grado crítico y comienza la escasez, aplica el famoso refrán: “bueno es culantro, pero no tanto”.

Los líderes deberán aprobar un protocolo para que no se bloqueen las vías y si lo hacen, cada tanto tiempo permitir el paso de vehículos. En todo caso, siempre dejar transitar alimentos, combustible, insumos para el campo, industria, hospitales y las ambulancias, previa verificación de la misión que cumplen, porque casos se han dado en que prevalidos del respeto que per se merecen, las aprovechan para otros menesteres.

Este movimiento ha castigado sin compasión a los campesinos que pierden sus productos con las consecuencias nefastas del desabastecimiento para todos y que le quita fuerza moral al reclamo. Olvidamos que comemos por ellos, y que, aún en esta pandemia, todos los días se levantan a seguir el brete para garantizar que nunca nos falte el pan en la mesa. No hay derecho a golpear tan vilmente a éstos sí, verdaderos héroes de la patria.

Una vieja y hermosa canción de Ángel Parra nos dice: “América del sur, va a arder en llamas, si los que todo tienen no dan nada”. Este paro, como los recientes en Chile y Ecuador, nos están recordando el bello poema musicalizado, que hace más de 40 años se coreaba a lo largo y ancho del continente y que proféticamente se va realizando. El paro es una consecuencia de tantos años de marginación y violencia que pocos han ejercido contra la mayoría de los pueblos americanos; pero la solución es facilísima: compasión y misericordia, como tantas veces lo ha repetido el papa Francisco. Pero los dirigentes, tan católicos o cristianos, no le hacen caso. ¿Por qué hay gente con tanta riqueza que ni resucitando mil veces, la gastaría? ¿Cómo no puede conmovernos más de 20 millones de colombianos pobres, que apenas sobreviven?

Sí, que la industria crezca y los inversores ganen mucho dinero porque lo merecen. Pero que paguen impuestos sagradamente y en proporción a sus ganancias. Nadie está pidiendo que “pelen” a los ricos. Esa desafortunada consigna marxista, ya fue superada.

Condena al exceso de fuerza y al vandalismo criminal. Sobre los protagonistas, todo el peso de la ley porque no hay crímenes buenos y malos. Todos son malos.

**Creo que no hay condiciones para realizar la Copa América en Colombia.

Jaime Bedoya Medina. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos