Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

ActualidadPolítica: ¿casi nada será como antes?

Política: ¿casi nada será como antes?

Solo falta que el cambio sea para bien, que logre unir al país y que se haga realidad tangible. Es el camino, mientras no se tuerza.

Es muy probable que el cambio que se anuncia no sea como otros, en los que quienes lo proponen manejan un doble estándar anunciando el cambio para que las cosas sigan lo mismo que antes.

Luego de esta final presidencial es muy probable que el propósito de unir al país no sea solo un discurso. Se espera que esta fastidiosa polarización haya tocado fondo. La unión y la paz política no aguantan más retórica hueca. Hasta las familias se están peleando por posturas exacerbadas por la desinformación de las redes y el cotorreo electoral.

¿Estamos al borde del abismo o en el umbral de una nueva era de la política colombiana? Esa es la pregunta del millón. Las cartas están echadas. Petro, Rodolfo, voto en blanco y abstención. No hay más.

El voto en blanco es la opción respetable de los insatisfechos con las dos candidaturas. La abstención es la indiferencia de la que Luther King decía que, es peor que la maldad de los malos. Así funciona la democracia -que según Churchill- es el peor de los sistemas, exceptuando todos los demás.

Las cosas están cambiando al ritmo de la cuarta revolución industrial (la era digital), en la que algunos dirigentes públicos y privados no parecen encajar todavía.

Bien lo anotó el empresario y político Iván Naranjo Salazar en mi programa periodístico Enfoques UnoA, al señalar que en cada revolución industrial (del vapor a la electricidad, a la computadora y a la era digital), la sociedad ha experimentado cambios reales a los cuales terminamos adaptándonos. O sea, quien no se adapte, se extingue.

Que a la economía le vaya bien y al país también. Que los corruptos vayan a la cárcel; todos, los de cuello blanco del sector público (políticos de oficio), y los del sector privado (empresarios sobornadores). Desde los años 1600 lo dijo Sor Juana Inés de la Cruz: ¿Quién peca más: quien paga por pecar; o el que peca por la paga?

Que la justicia -ahora sí, como parece y da señales- está metiendo a la cárcel e incautando bienes a los Mario Castaño cuya inmoral codicia y riqueza ostentosa e impúdica no son ejemplo social, excepto para regodearse en pernicioso espíritu mafioso dañino para la sociedad.

A Pereira venía el senador Castaño con ínfulas napoleónicas “a conquistar a Risaralda”. Ya sabemos cómo.

Que la sostenibilidad ambiental no solo sea poesía y pasemos de vivir de la naturaleza, a vivir con la naturaleza, como pide en su obra “Antropoceno: la huella humana” el Dr. Ernesto Guhl Nannetti.

El mundo está cambiando. Y después de ponerlo en alto riesgo político, climático, económico y con una enorme brecha social, lo menos que podemos hacer por las generaciones futuras es asumir la decisión de adoptar y adaptarnos al cambio.

No hay que temerle al cambio. Lo menos que puede hacer por nosotros es ponernos en movimiento. Nunca deberíamos olvidar la sentencia gaitanista: “El pueblo es superior a sus dirigentes”.

1 COMENTARIO

  1. GRACIAS DR.GARCÍA QUIROGA POR SER LA VOZ DEL SENTIR DE TANTOS QUE COMO YO ESTAMOS EN STOP. CON EL TEMOR NATURAL ,ANTES DE INICIAR UN LANZAMIENTO EN MONTAÑA RUSA.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos