Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

ActualidadPopeye el sicario preferido de Pablo Escobar

Popeye el sicario preferido de Pablo Escobar

El pasado 2 de diciembre se cumplieron 30 años de la muerte a manos de la Policía Nacional del máximo narcotraficante, criminal, terrorista y político colombiano Pablo Escobar Gaviria. Uno de sus más cercanos sicarios fue John Jairo Velásquez (“Popeye”).

De la misma manera en que parte de la sociedad colombiana lamentó la muerte de Pablo Escobar, hasta convertirlo en una deidad con atributos para hacer milagros desde su tumba en Medellín, hay quienes ven la muerte de Popeye desde diferentes lecturas. Es decir, que sin importar su posición en el manejo del Estado, o desde cualquier otro lugar de la sociedad colombiana, este delincuente inspira diferentes sentimientos y percepciones. Recordemos algunas posiciones de algunos personajes de la vida nacional:

“Lamentamos” mucho la partida de Popeye, somos seres humanos” general Eduardo Zapateiro. Vicky Dávila en Semana. 6 de febrero de 2020. Al ampliar este mensaje el general Zapateiro: “Hoy como comandante del Ejército, presento a la familia de Popeye nuestras sentidas condolencias. Hoy ha muerto un colombiano, haya en su vida lo que haya pasado. Estuve también comprometido en la lucha contra el narcotráfico e ese año 1993, decirle que lamentamos mucho la partida de Popeye, somos seres humanos, somos colombianos”.

Sobre este mensaje de pésame del general Zapateiro, se pronunció el general Rosso José Serrano: “Sentí gran alivio al saber que murió de cáncer y lo afectó bastante. Popeye asesinó a 527 policías, además de dirigentes políticos y civiles. Ya debe estar en el infierno”. Sobre las condolencias de Zapateiro dijo la exalcaldesa Clara López: “Muestra cercanías que no se acomodan a su posición”.

El senador de la Alianza Verde, Iván Marulanda, remitió una carta al presidente Duque, donde manifiesta indignación sobre las declaraciones del general Zapateiro: “En declaraciones recientes, (el general Zapateiro) agravió a personalidades que están en la cumbre de la historia de Colombia por su heroísmo y por los valores y el ejemplo que encarnan sus vidas”.

Considerando a Pablo Escobar y a Popeye, como los dos criminales más grandes de la historia de Colombia, el país no tiene ningún motivo para recordar y menos para celebrar su muerte. Uno puede preguntarse ¿Por qué hay gente que va a rezar a sus tumbas en Medellín, en solicitud de un milagro? Se podría pensar que nuestra sociedad es de contrastes y antagonismos, con posiciones culturales e ideológicas bien diversas, en la medida en que el narcotráfico ha permeado todos los estamentos del país.

La cultura traqueta ha sobrevivido a la desaparición de sus creadores, hasta tal punto en que ya no es un patrimonio exclusivo de lo que fue el cartel de Medellín. Hoy, esta cultura del crimen se encuentra en todos los grupos al margen de la ley, que se nutren de ríos de dinero de la actividad del narcotráfico, causando a su paso muerte y violencia como únicos legados, ha permeado la cultura de gran parte de la sociedad colombiana como una forma de vida. En consecuencia mientras haya dirigentes dentro del Estado como el ex general Zapateiro con fuego cruzado, alimentando seguidores con pensamientos nefastos, el propósito plausible de la Paz va a seguir teniendo palos en la rueda.

JAIRO ARANGO GAVIRIA

Diciembre 2023

Artículo anterior
Artículo siguiente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos