Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

ActualidadPost Elecciones

Post Elecciones

Los iluminados por la gracia de los electores, están de plácemes. Ojalá esa iluminación la proyecten a sus gobiernos y curules. Los demás, por el vértigo de la caída, y hasta incrédulos, rumian el amargo sabor de la derrota. Será otra la ocasión para los que persistan en la fe política, pues la verdad inmediata fue develada en el conteo constituyéndose éste en la única y auténtica encuesta. No hay más que decir ante un resultado ausente en apariencia de fraudes. Eso es indispensable para la tranquilidad ciudadana y la aceptación de la voluntad popular. Ahora, pasada la embriaguez de los triunfos, hay que cumplir con los planes y promesas anunciados en el fragor de las campañas. Los votantes deben estar en pie de lucha para que no se birlen los enunciados que inspiraron solidaridad y adhesión a nombres en la palestra. La rendición periódica de cuentas y el cómo vamos, son obligaciones medicionales, a la vez de propender por la vigilancia y de someter a veredicto si se ha honrado la palabra empeñada.

Vox Populi Vox Dei era sentencia promulgada para atemorizar a los que incumplían a las poblaciones. También la utilizaban los embaucadores para hacer creer que ellos no fallarían al pasar de candidatos a ocupar mando con mira a consolidar bienestar general, aunque la intención inconfesable era lograr riqueza, prestigio personal, veneración y de tener dotes milagreras frente al combate contra la miseria común.

Las elecciones regionales verificadas hace ocho días muestran claramente lo ocurrido para abundar comentarios, que no sólo son útiles en las distintas analíticas, sino en el sentido de darle rumbo al arte de gobernar, enfocando la lectura a determinar que está correcto, que hay que corregir, a dónde quedó el hechizo que se convirtió en desmedro de un mandato que no escucha, que apuesta pero no cumple y se pierde en laberintos que no llevan a ninguna parte; que distraen y embolatan, llenando de incertidumbre apocalíptica el ánimo de concertar con otros actores del país y buscar los senderos que conduzcan a erradicar la polarización y, entre todos, llegar a metas fértiles de equidad, crecimiento y oportunidades.  Lo que ha resultado en pedazos según el connotado dirigente Gustavo Bolívar, en referencia a su coalición gobiernista, es recomponerla para evitar más descrédito y castigo. La fórmula no es otra que la apertura seria del diálogo nacional bajo el entendido de satisfacer el clamor común de manera dialógica, pues en este caso y como tantas veces se ha expresado “si al Gobierno le va bien, a todos nos va bien”. El pueblo, entonces, ha hablado, y no es de respeto democrático que se taponen los oídos. Anunciar la necesidad de oír y de acordar su metodología, es asertivo y tranquilizador.  lo contrario es sepultar el anhelo de la nacionalidad. No es conveniente jugar a la psicosis dispersiva y despertar fantasmas que cabalgan en la oscuridad y el desasosiego.

En idéntica dirección, teniendo en vivo el certamen electoral, es apropiado para la salud de la República que el poder central avoque este reto con los mandatarios regionales, dispuestos a trabajar conjuntamente llenos de armonía y buen talante en beneficio de sus respectivas poblaciones.

En el fondo hay una cosa cierta que se traduce en la exigencia recíproca del Gobierno Nacional y los gobernadores y alcaldes, especialmente en materia presupuestal, ejecuciones del Plan de Desarrollo, hechos que pueden sobrepasar lo ideológico con lo cual se asegura la gobernabilidad y la determinación de negociación en provecho de las comarcas y sus gentes. La relación, necesariamente, es mutua.

***

En próxima oportunidad se hará referencia a las prospectivas de Risaralda y su capital Pereira; los inmensos retos que asumen las administraciones de acuerdo con proyectos y programas en curso, asimismo con las innovaciones prometidas, son compromisos insoslayables.

Artículo anterior
Artículo siguiente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos