Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

ActualidadPreocupación Empresarial

Preocupación Empresarial

El contacto del presidente Petro con empresarios a raíz del Congreso de la Andi en Cartagena, sirvió para ir comprendiendo el rumbo que puede asumir el gobierno en planes de inmediato y en especial el tratamiento al sector y el talante propenso a diálogos constructivos que lleven,  lo dijo Bruce Mac Master, a generar confianza y predisposición a incidir en causas comunes y  convergencias de gran aliento que encaucen las prioridades tendientes a mejorar con equidad las condiciones de la población más vulnerable. Si bien ese es el derrotero básico del accionar programático, el papel de modificación no es ajeno a las personas que crean fuentes con destino al bienestar y el empleo, siendo la intención indicada en dicha reunión, que ha sido la de participar en las prioridades anunciadas, claro está, dentro de un marco de escucha, respeto, análisis y decisión de quehaceres convenientes. El deseo de entendimiento debe ser claro y efectivo a fin que no se convierta en “diálogo de sordos”; de lo contrario, la tensión, la desconfianza y el autoritarismo, servirán para constituir el aislamiento institucional. Las manifestaciones de la mayoría del gabinete y del mismo mandatario, son las apuestas encaminadas a oír, ver y fijar un tejido de progreso para todos.

El presidente Petro en su alocución no tocó las inquietudes de Mac Master; entró directo en la teoría y conceptualización de lo que será el horizonte con miras al desarrollo del país en la acción que ha denominado “del cambio” en dirección a salir de la premodernidad, los rezagos feudales y llegar a un modelo de entrada capitalista, no socialista, de reindustrialización y de esta manera el tamaño productivo sea el núcleo del trabajo en la formación de riqueza, es decir, “el corazón de la generación de la riqueza es la producción”. Además de otras actividades, hay que crear una política industrial que hoy no existe, previa a la evolución del campo, como punto de partida de la nueva modalidad. El desiderátum gubernamental justifica la solidaridad social para lograr medios altísimos que la satisfaga y por eso inserta   incrementos progresivos en los pagos fiscales y poder así recaudar de entrada más de 25 billones de pesos y llegar hacia el final del cuatrienio a 50 billones, lo que significa una perspectiva en subienda; baste indicar que los contribuyentes no tendrán suficiente respiro. No se van a analizar aquí detalles, cuando apenas comienza la discusión en el Congreso, al cual se le ha demandado trámite urgente, esperando no se ahoguen las conversaciones directas ofrecidas a los gremios con el fin de proponer fórmulas que no hagan tan gravosa la situación. Aunque la reactivación es positiva, no está todavía consolidada por las amenazas de los vaivenes internacionales, recesiones en el mundo, dólar volátil y, sobre todo, el empleo que no ha tenido un paralelo correlativo. Súmese a lo anterior otros fenómenos tales los erogativo en recargos laborales prospectados por el ministerio del ramo que, vistos en la calculadora, los costos se agregan a la masa impositiva que llevan a los consumidores a recibir los traslados. Hoy se enfatiza el “marchitamiento” en la búsqueda y ampliación petrolífera, gasífera y demás extractivos, hasta acabarlos, lo que hace pensar a muchos que esto es primordial en el sustento económico, no tendrá en un tramo de vida presente, la posibilidad rápida de la transformación, pues apenas se prevé el reemplazo de energías no contaminantes para poder afincar el difundido robustecimiento industrial.

No se puede desperdiciar el crecimiento ascendente que se palpa de abril a junio en 12, 6 puntos. Esto se convierte en la banderola de salida del mandato iniciado; en adelante un juicioso manejo sería provechoso para los destinos de mejorar la calidad de vida prometida en campaña. Si los empresarios antes tenían incertidumbre, que de algún modo continúa, ahora aflora preocupación y eso no es recomendable para la salud financiera de Colombia. En editorial de El Tiempo se dice: “el crecimiento económico dinámico es un requisito para los avances en la agenda de reformas y una mejor equidad social”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos