Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

Política¿Que el ser humano es inteligente?

¿Que el ser humano es inteligente?

Por Ernesto Zuluaga Ramírez

Los pensamientos que expongo en esta columna son especialmente para el público que no es científico ni filósofo o sea para seres “comunes y corrientes”.

Cuando hablamos del ser humano es fundamental precisar y destacar su valor más trascendente, incluso por encima de su existencia misma: la conciencia o su inteligente capacidad de pensar y razonar.

Sin embargo y a pesar de los grandes avances tecnológicos y científicos hay dos misterios complejos que están aún sin resolver: el origen de esa conciencia y el de la vida misma.

Nadie sabe cómo empezaron ambas, de dónde salieron; existen dos teorías sobre la aparición de la vida en el planeta: la primera defiende la hipótesis de la “panspermia” y sugiere que la materia orgánica pudo haber llegado a la Tierra desde el espacio, mientras la segunda argumenta que tuvo origen terrestre. En esta última los científicos dicen que la vida surgió hace unos 4000 millones de años —aunque la cifra es bastante especulativa— cuando apareció una molécula con la capacidad de hacer copias similares de sí misma generada quizás por la energía química del naciente planeta: el “primer replicador”.

En ese instante nació la vida. A partir de allí vino la evolución y esa “vida” se convirtió en miles y millones de seres diferentes hasta la aparición del ser humano. Con él surge entonces el otro misterio sin resolver. ¿Cómo apareció la conciencia?, ¿evolucionó?, ¿de dónde salió?. Para muchos la explicación es metafísica: un “don” de Dios (el alma) y para otros simplemente la realización de un proceso físico y químico que se da en el cerebro.

Durante su curso evolutivo el “hombre” descubre o crea el concepto de Dios. Lo interpreta como la esencia originaria de todo cuando existe y sucede en el Universo y lo hace parte de su conciencia. Dios y hombre se hacen inseparables. Es difícil, o quizás imposible, entender al uno sin el otro. Sin la vida y peor aún sin la conciencia humana (¿una redundancia?), ¿qué es Dios? No alcanzo a imaginar un cosmos sin el hombre y su inteligencia. O lo que es lo mismo, un Dios solitario, observando eternamente millones de millones de objetos dando vueltas y en viaje por siempre al infinito. El universo y Dios cobran sentido al existir el ser humano (u otros extraterrestres con conciencia, si los hay).

¿Será capaz el ser humano de suicidarse y de destruir la vida en el planeta Tierra? Todo apunta a que sí.

En los últimos cien años hemos alterado el medio ambiente de tal manera que ya se percibe la debacle. Hemos sido capaces de causar la extinción de cientos de especies que evolucionaron por millones de años, estamos destruyendo la capa de ozono que nos protege y sin la cual toda forma de vida desaparecerá, explotamos irracionalmente los recursos naturales no renovables y contaminamos las aguas en forma abusiva. No pongo en duda el que algún día pasado los seres humanos adquirimos la “conciencia”, pero no me es claro si realmente puede llamarse “inteligencia”. Que la vida surgiera necesitó de un milagro quizás o de millones de años de años de evolución y no pareciera estar lejos el punto de no retorno o aquel en el que la vida inicie un acelerado proceso de extinción.

¿Acaso ustedes no han pensado que esta pandemia que padecemos es una manera de expresarse de la naturaleza?. Y algunos añadirán, ¿y mientras el hombre acaba con todo, qué hace Dios?. Siempre hemos dicho y aceptado que Él sabe como hace sus cosas, ¿se acuerdan de Sodoma y Gomorra?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos

 HAZ TU DONACIÓN