Que Jesucristo resucitado nos proteja.

0
19

Por VICENTE ZULUAGA OSORIO

1.La ONU declaró que en el 2020 en Colombia se produjeron setenta y seis masacres y 292 asesinatos de líderes sociales, número superior a todos los años anteriores. Las muertes se registran en todo el país, pero especialmente en Nariño, Cauca, Santander, Antioquia.

Esa información obedece al sueño de álvaro uribe cuando creo con el padre de Mancuso las autodefensas para enfrentarlas a las guerrillas, pero especialmente a las Farc, autoras según él de la muerte de su padre, Alberto Uribe, en su hacienda Guacharacas, lo cual es desvirtuado por el profesor Ignacio Villegas Lozano, condiscípulo del expresidente en entrevista a Dana Alzate, quien aclaró que la muerte no es obra de los seguidores de tirofijo sino originada en que “el gitano” era conocido como falso y mentiroso, a tal extremo que ponía a circular  en las mañanas, en las ferias,  noticias falsas sobre la fiebre aftosa, para aprovechar en las  horas de la tarde la desesperación de los ganaderos que tenían que venderle sus reses  a precios ridículos. Para referirse al presidente eterno el profesor lo llamaba el camaleón porque para él no había partido político sino agrupaciones según su conveniencia y por eso apoyó a Belisario Betancur en su primera campaña y luego se pasó al partido liberal, al lado de Bernardo Guerra Serna, después a Firmes (izquierda) y finalmente a Colombia Democrática y hoy al Centro  Democrático. Todo dizque como una política de Estado.

2. Para que los generales comandantes del Ejército y la Policía no tengan que desplazarse a pie a contabilizar el número de muertos en la última masacre, a la espera de que el CTI de la Fiscalía les entregue la información recogida en el lugar de los hechos, el sub presidente Duque acaba de anunciar la compra de 24 aviones de combate, por 14 billones de pesos, para completar 83 con los cuales piensa enfrentar la delincuencia,  mientras la clase media enfrenta una reforma tributaria para elevar al 19% el impuesto del IVA a los más usuales implementos de la canasta familiar y los pensionados se preparan para un impuesto adicional al 12% y al $1.500.000.oo de contribución al fondo de solidaridad para la salud de quienes no tienen los recursos suficientes, dizque porque  una mesada superior a los 7 millones es una mega pensión.

3. Al lado de todo lo anterior sigue su curso el enfrentamiento entre uribe y Juan Manuel Santos porque el primero no quiere entender ni aceptar que los golpes dados a las Farc fueron obra de su ministro de Defensa quien luego fue presidente de la República, porque el pueblo no olvida la muerte de Raúl Reyes en El Ecuador ni la del mono Jojoy y Alfonso Cano en su campamento por obra del ministro, no del jefe del gobierno.

En ese enfrentamiento al presidente eterno le pareció que la paz, difícilmente negociada con los seguidores de Manuel Marulanda Vélez, había que atacarla por todos los rincones y por eso no dudó en ordenarle a su títere poner trabas a la Jep  y a los acuerdos de La Habana, desconocer la obligación de la implementación en las  zonas abandonadas  por la subversión, buscar una sala especial para el juzgamiento de los militares incursos en el conflicto armado para que tengan derecho a las irrisorias  penas por confesar la verdad sobre el conflicto armado, procurar la creación de zonas electorales en aquellas provincias afectadas por la violencia, todo lo cual ha sido cuestionado por el sub presidente para no disgustar a su mentor.

4. Esperemos si las denuncias de Mancuso logran motivar a la Justicia para imponer el castigo merecido al presidente eterno.

5. Nos queda la esperanza  de que una reforma a la justicia remedie por fin las falencias que se han originado en los enfrentamientos porque  mientras Santos se hizo acreedor al Premio Nobel de Paz uribe se dedicó a hacerse odiar de los colombianos, con propuestas tan descabelladas que fueron rechazadas de inmediato por los ciudadanos.

Deja tu comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí