Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

ActualidadQue los divide: ¿la tierra o la religión?

Que los divide: ¿la tierra o la religión?

Se calcula que los primeros habitantes en esta región del oriente próximo de la costa del mar mediterráneo, llegaron de las migraciones del norte de África por el año 90. 000 A.C. En el año 4.000 A.C. ya había ciudades muy pobladas como Jericó, Gezar, Meguidó. Muchos de estos habitantes procedían de Mesopotamia lo que hoy se conoce como Iraq.

En el año 3.000 A.C. lo que, en la actualidad, ocupan el estado de Israel, la franja de Gaza y Cisjordania, se llamaba Canaán, situada entre el mar mediterráneo y el rio Jordán y que abarcaba parte de la franja siro fenicia, conocida también como el creciente fértil.

En el año 1850 A.C. aparece una figura predominante, “el Padre de la Fe”, su nombre: Abraham.  Viajo desde Ur de Caldea, hasta Siquem, a una tierra, que, con descendencia innumerable, ese Dios a quien acababa de conocer le prometía.  Su esposa Sarai era estéril, y el derecho caldeo le permitía concebir un hijo con una esclava; Agar una bella mujer árabe, fue tomada por Abraham con quien concibió a Ismael, quien según la legislación mesopotámica se convertía en el heredero legal de su padre. Pero Dios quiso recompensar la fidelidad del patriarca, dándole un hijo con Sarai a quien llamo Isaac, quien sería el heredero de la promesa. Luego Dios le pide una prueba a Abraham de su fe pidiéndole que le sacrifique a Isaac, en la región de Moriah, donde se evidencia la obediencia de su elegido, perpetuando con él, su alianza.

Aunque el Corán guarda silencio con respecto al hijo que se iba a sacrificar, considera la iniquidad de la descendencia de Isaac, colocando a Ismael como el hijo de la promesa. Aquí radican fundamentalmente las diferencias entre árabes (palestinos), descendientes de Ismael y los hebreos, los Israelitas (judíos) descendientes de Jacob, hijo de Isaac.

En el monte Moriah, Salomón construyo el templo, del cual hoy solo queda el muro de las lamentaciones; allí mismo los musulmanes construyeron la mezquita de Omar, con su cúpula de la roca, donde según la tradición sunní, Mahoma se elevó a los cielos, donde se supone Abraham no ofreció a Isaac, sino a Ismael en sacrificio a Alá.

Los judíos reclaman que descienden del hijo legítimo, señalando a los árabes y con ellos a los palestinos de ser hijos de una prostituta; los palestinos señalan a los judíos, de no ser propietarios de la tierra porque ellos tienen la progenitura y con ella la bendición de Dios.  Un conflicto de hermanos medios, donde está de por medio el prestigio y la dignidad y la lucha por una promesa, un problema de siglos casi que imposible de solucionar.   

Padre Pacho

Artículo anterior22 de Abril
Artículo siguienteEl aroma de la muerte

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos