¡Qué pena, madrugar hoy!

0
14

Por ALBARO BALLESTEROS (Poeta colombiano)*

Qué pena, madrugar hoy a traerte a mis sueños,

obligarte a deambular por mis recuerdos.

Qué pena, si hoy madrugaron los oprimidos hacer reyertas, ya vendrán los gendarmes a disolverla, el gobierno tiene el poder y con él pega.

Oiste a los perros ladrar a la madrugada?.

Sí, ellos vieron a los hombres de negro que se llevaron al líder de las reyertas, ya estará de Dios que aparezca a la orilla de un río, o de una vereda, eso sí, calladito con las manos atadas y reventada toda su osamenta.

Es que ese canijo se atrevió a gritarle al gobierno lo corrupto que era.

Quia pulvis es, et in pulverem reverteris, dirá el sacerdote en latín en su santa homilía.

Y el gobierno saldrá prontito a decir, los gendarmes vestidos de negro investigan y llegaremos hasta las últimas consecuencias.

Qué pena decirte que aquí todos tenemos miedo, sobre todo los que sólo tenemos por cobija el sol y por techo el cielo.

Qué pena, contarte todo esto que sucede en mi pueblo, es que aquí el solo ladrido de un perro en la noche, lo pone a uno a rezar todo lo que sepa.

Eso sí, estamos en país donde sus libertades no se le atropellan, usted podrá hablar bien del gobierno y dormir tranquilo la noche entera.

Ay…Dios si llegas a decir algo que lo hiera, tenlo por seguro que esa noche llegarán hombres vestidos de negro a tu puerta, y habrá otra misa y en latín dirá el cura lo que todos esperan.

Copyright.

Nota. La ortografía de Álbaro ballesteros, poeta colombiano, es la escogida por el autor en su libre albedrío para su pseudónimo.

D.R.A.

Deja tu comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí