Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

Actualidad¿Qué va a pasar?

¿Qué va a pasar?

Como lo mostraban las encuestas, Gustavo Petro ganó las elecciones con un estrecho margen de aproximadamente 700.000 votos, los mismos que obtuvo su fórmula a la Vicepresidencia, Francia Márquez, en la consulta del mes de marzo.

El resultado despertó diferentes reacciones por la polarización del país y por la incertidumbre que genera un primer gobierno de izquierda. La comunidad internacional reconoció la democracia colombiana. Se valoró la tranquilidad con la que se desarrolló la jornada electoral y la aceptación de los resultados de la Registraduría por parte de Rodolfo Hernández, como lo había anunciado previamente.

Los petristas que acompañaron el Pacto Histórico celebraron el triunfo y creen firmemente en el nuevo presidente, los no petristas que acompañaron el pacto, lo consideraron mejor opción que Rodolfo para respetar las instituciones, curiosamente Petro terminó siendo el candidato del establecimiento.

Los que votaron por Rodolfo sienten indignación, rabia o incertidumbre y desde el domingo están preguntando ¿qué va a pasar? Este grupo y los que votaron en blanco tienen dos opciones: continuar escépticos con el nuevo gobierno o esperar para ir evaluando en el camino sus propuestas y sus decisiones.

Hasta ahora el presidente electo ha moderado el discurso, ha reiterado que no se va a reelegir, que respetará la Constitución y, por lo tanto, la propiedad privada. En el discurso del pasado domingo afirmó que va a desarrollar el capitalismo e invitó a la unión de todos los colombianos.

A pesar de lo anterior algunas de sus propuestas económicas y fiscales son preocupantes. Colombia no debe suspender las exploraciones de petróleo porque pierde una de sus principales fuentes de ingresos y terminaría en 7 años importando petróleo más costoso. El camino a la transición energética, que es necesario, es más largo de lo que proyecta Petro y la transformación productiva para impulsar nuevas fuentes de ingresos requiere décadas.  

Otras propuestas de campaña no son tan preocupantes porque tendrán que pasar por el Congreso de la República y moverán la opinión pública como la ambiciosa reforma tributaria que busca recaudar 50 billones de pesos, el doble de lo que aspiraba el exministro de hacienda Carrasquilla.

Por ahora, hay que esperar que el proceso de transición energética sea viable y producto de un acuerdo nacional y que se designe pronto una ministra o un ministro de hacienda que le dé tranquilidad y confianza a los mercados y a los empresarios.

Artículo anteriorUna revolución moderna
Artículo siguienteDibujando mis pasos

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos