Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

ActualidadRefugio de Aves Rapaces

Refugio de Aves Rapaces

Centro de Rehabilitación de Aves Rapaces San Isidro, Cerritos, Pereira

Por: FERLEY HENAO OSPINA

ferleyhenao@gmail.com

El Centro de Rehabilitación de Aves Rapaces San Isidro, consagrada misión de Alex Ospina desde hace 27 años como parte de la Fundación Águilas de los Andes, en la finca San Isidro de Diego Franco Botero, situada en Cerritos, Pereira, vecindario del club Campestre, cumple una función vital en la conservación del ecosistema.

La protección de la fauna en general, y de modo particular, el auxilio de especies a las que pocas personas se animan a amparar o salvaguardar, las aves rapaces, reviste una importancia capital en el conjunto de actividades encaminadas a la preservación del medio ambiente.

Como “ecosistema” es el sistema biológico constituido por una comunidad de seres vivos y el medio natural en que viven, además de los bosques, forman parte integral de él toda la flora, toda la fauna y no solamente la flora y la fauna que emerge en la superficie, sino también toda la vida que está inmersa en el aire y en el suelo. Por esas razones tenemos que proteger el planeta en todos sus aspectos: la vida en la superficie, la vida en el aire y particularmente las fuentes de agua tanto subterráneas como los páramos, y la vida microbiana que trabaja por nosotros y para nosotros en el suelo desempeñando una función vital para pueda existir todo lo que es vida. Conscientes de ello, en la semana que celebramos el día Universal de la Tierra, consideramos apropiado reconocer la labor que realiza Alex Ospina en este centro de Rehabilitación de Aves Rapaces

Alex nos invitó a entrar al refugio donde observamos una a una las aves rapaces que están siendo protegidas y escuchamos las observaciones sobre cada una de ellas. Allí están las aves que vuelan diariamente, unas que  están en rehabilitación y otras que ya son residentes y están siempre allí.

Hay una cosa muy grave que pasa con el tráfico ilegal de fauna, dice Alex Ospina, que los traficantes, para vender estos animales o cualquier tipo de fauna, los improntan. ¿Qué es improntar un animal? Es amansarlo o acostumbrarlo y que no le dé miedo de los seres humanos. El traficante lo que hace es amansarlo para venderlo fácilmente. Pichoncito lo alimentan a mano causándole daño y queda perdido para el ecosistema. Estas aves se comen al mes 900 codornices, en un programa que no tiene ninguna vinculación de organismos públicos o privados para su financiación. Lo único de apoyo con que cuenta este refugio es la veterinaria que está a cargo del Parque Ucumarí.

La naturaleza nos necesita a todos aportando, cada uno en su campo, para salvar nuestra casa común: ¡La Tierra!

¿En qué programa para la protección del medio ambiente estás tú?

VIDEO-COLUMNA

REFUGIO DE AVES RAPACES

Centro de Rehabilitación de Aves Rapaces San Isidro, Cerritos, Pereira

https://youtu.be/KuAAiqEvYR0   

3 COMENTARIOS

  1. Señor Columnista: excepcional defensa de la Naturaleza, desde la narrativa hasta el video majestuoso.

  2. El Documental mas precioso que inspira cuidar igual proteger estas hermosas aves que circundan por el horizonte y pertenecen también en nuestro destino .gracias a la Fundación y a quienes grabaron esta hermosura.Nuestro Deber Es La Protección. Colaboremos a esta bella causa.Un abrazote.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos