Responsabilidad empresarial en tiempos difíciles

0
18

Por MAURICIO VEGA LEMUS.

La actualidad en la que vive nuestro país, en medio de una pandemia, problemas económicos, sociales, ambientales, supone grandes retos para cualquier ser humano, mucho más para las empresas que se enfrentan a una realidad llena de incertidumbres. Cuando todo se vuelve un reto, la mejor estrategia es trabajar muy bien. Resulta fundamental crear conciencia sobre la importancia de las pequeñas cosas, porque cada acción por muy simple que sea, siempre adquiere una gran importancia a corto, mediano y largo plazo.

Entre todos, y con acciones responsables desde lo personal pero también desde el trabajo empresarial, podemos entregar valiosos aportes que, con esperanza, pero sin dudas, nos llevarán a superar este momento que vivimos como humanidad. Hoy más que nunca se hace prioritario aportar responsablemente al desarrollo del país; hoy más que nunca necesitamos maximizar los recursos, cuidar los detalles, aportar a la sostenibilidad del ambiente y a una mejor calidad de vida de las comunidades menos favorecidas.

Es hora de pensar también en el planeta, en la calidad del aire que respiramos, en la importancia de reciclar, de utilizar el mínimo de papel, en preferir comercios que cuiden el planeta con materiales amigables, en llevar nuestras propias bolsas de tela al supermercado; los más pequeños miran y el ejemplo es la mejor referencia.

Cada empresa debe procurar procesos ejemplares con personas comprometidas, que se destaquen por su desempeño y liderazgo. El uso eficiente de los recursos para una estabilidad financiera y la excelencia en los procesos para entregar productos o servicios de alta calidad, debe ser el objetivo, ahora más que nunca. Estas prácticas aplicadas en el sector empresarial, se convierten en un verdadero manual de lo que debe hacerse siempre.

Trabajar con amor y excelencia, es la única salida para crear un futuro cierto y mejor para todos. Día a día, paso a paso, con pequeñas acciones que se vuelven inmensas cuando se trabaja bien, nos permiten, por ejemplo, ver obras que afectan positivamente a una comunidad. Obras como el Puente elevado Industriales que además de unir a un territorio y contribuir al crecimiento de la región, será entregado por Autopistas del Café tres meses antes de lo estipulado en el contrato, sin sobrecostos, haciendo las cosas bien, una muestra de que podemos lograr un desarrollo haciendo correcto uso de los recursos, cumplimiento las normas, tiempos y aportando a la sostenibilidad del ambiente y las comunidades. Así las empresas y cada persona pueden aportar al desarrollo responsable del país, siendo una contribución que ayudará a salir de la crisis en la que nos encontramos actualmente.

La situación actual no es fácil, pero todos debemos poner nuestro grano de arena para que ¡el país salga adelante! eso se logra siendo buenos ciudadanos, actuando con respeto por el otro, por el ambiente, ayudando a construir no a destruir.

Desde los gremios han surgido grandes iniciativas como la de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia, quienes le formularon al gobierno una propuesta teniendo en cuenta las necesidades fiscales, pero también el bolsillo de la gente, duramente golpeado tras la pandemia y es que los empresarios harán un esfuerzo económico y le piden al gobierno que suspenda la medida de descuento del Impuesto de Industria y Comercio y el Impuesto sobre la Renta durante el período necesario, una acción solidaria que podría permitir aportar los recursos que requiere el país con urgencia, minimizando el efecto sobre las personas y las familias.

La grandeza del trabajo bien hecho, de las obras bien ejecutadas, de empresas que trabajan desde la sostenibilidad del territorio, de las propuestas y las acciones que piensen en el bien de la mayoría, se ven reflejadas en bienestar para todos, y reactivan en medio de la crisis, ¡la esperanza en un futuro lleno de oportunidades!

Deja tu comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí